Páginas vistas en total

miércoles, 11 de mayo de 2016

La linea. James Cotten Film.







Ficha técnica.


Título original: The Line.
País: Méjico.
Año: 2008.
Duración: 95 minutos.

Dirección: James Cotten.
Guión: R. Ellis Frazier.
Casting: Ricki G.Maslar.
Dirección de Fotografia. Miguel Bunster.
Música: David Torn.
Editor: Miklos Wright.
Dirección artística: Hunter Brown, Derrick Hilnman
Decorador del set: Sofia Jimenez

Diseño de Vestuario: Nicole Korzenik.
Jefe de Departamento de maquillaje: Natalie Wood.
Responsable de peluquería: Samantha Wade.

Productores: R. Ellis Frazier, Geoffrey G.Ross Production., Project One Films.b Dziadkowiec, Dennis Cox, Ray Liotta.
Productores ejecutivos: Bo
Co-productor: Jacov Bresler.
Diseño fde producción: Derrick Hinman.
Compañías: Lightim Entertainment, Ronin Film and Media Group

Intérpretes:

Andy García: Javier Salazar,
Esai Morales: Pelon,
Ray Liotta:  Mark Shields.
Bruce Davidson; Anthony,
Valerie Cruz: Olivia,
Jordi Villasuso: Diablo,
Kevin Gage: Wire,
Danny Trejo: Mario,
Gary Daniels: Martin,
Michael DeLorenzo
Joe Morton: Hodges,
Armand Assante: Padre Antonio.


Sinopsis:

Una enfermedad obliga al líder del cartel de Tijuana, Salazar, interpretado por  Andy García a ceder su 'reinado'. Finalmente gana Pelón (Esay Morales) y, desobedeciendo a Salazar, decide hacer un trato que acabará con la mayor operación de contrabando realizada desde Pablo Escobar. Pero aparecerá Mark Shields (Ray Liotta), un asesino profesional que intenta matar a Pelón. Una película repleta de giros  inesperados: lealtad y traición.

Comentario:


James Cotten es uno de estos directores muy poco conocidos, que aparecen con un film de factura independiente, serie B, que nadie sabe de dónde ha salido y por qué aceptan trabajar con él Ray Liotta y Andy García, maestros en el thriler político, policial y de acción. Sus comienzos no parecen muy espectaculares,  Inició sus estudios en la Escuela Internacional de Londres, donde realizó su primer corto., pero acabó sus estudios en la Escuela de Cine de Los Ángeles en 2002, una institución en la que confraternizó con importantes cineastas: Rex Metz (Swat, I Spy), David Clain (Chasing Amy, Clercks II) y Michael Barrett (CSI, Kiss Kiss Bang Bang); más tarde estudió Diseño de Producción con Lawrence Paul (Blade Runner, Escape from LA...) y dirección con Paul Verhoeven (Robocop, Starship Troopers), Donald Petrie (Cómo perder a un chico en 10 días...), Danielle Suissa (Pocahontas....). Una vez graduado, En 2007, como hicieron, hacen y harán muchos hombres de cine, creó su propia compañía Highway Films, una empresa de cine independiente, que produjo su primer lanzamiento en vídeo en el año 2007: Sugar y Creek, nominada en el Festival de Cine de Bare Bones al mejor drama/suspense y en el Festival de Cine de Little Rock. (1)

En 2001 hizo este film, 'The Line',  en torno al Cartel de Salazar,  que negocia con los afganos a cambio de facilitarles el  acceso a 'la linea', la ruta de la droga hacia Estados Unidos. Los caminos del director son como los de Dios: que escribe recto pero con las líneas torcidas, de tal forma que todos hablan de alguien que no se descubre hasta el final, aunque está presente en toda la película. James Cotten resuelve su intriga al contrario que Hitchcock cuando hace Rebecca, de la que todos hablan, el nudo gordiano de la historia, a la que no vemos jamás, excepto en un cuadro. Aquí todos interactúan, sumando, con sus procedimientos sanguinarios, los sentimientos de culpa y los deseos de venganza, así como el temor de los Estados Unidos de que junto a la droga entre en su país no sólo la droga, para lo que confían en un hombre muy especial.

Es un film que no se ve con facilidad, que se empieza a entender en la segunda o tercera visión y que supongo que se olvida pronto, especialmente por la forma en que enrevesada, repleta de tramas y subtramas que se cruzan sin aparente sentido: corrupción policial, victimización de la población, lucha de narcos, intento de penetración de talibanes a través de la línea, aprovechando la decadencia de la población mundial que se hunde en medio del sexo y las drogas... ¿Edición que emula la de Tony Scott? Eso dicen algunos, que yo no creo. Un film que, tratando, de alguna forma, un tema similar al de Denis Villeneuve, Sicario, no consigue el impacto del canadiense, le falta fuerza, talento, a pesar de contar con estrellas del género como Ray Liotta y Andy García. Aunque no es un film tan malo como algunos afirman, desde luego no es una obra de arte.

Esta semana  se ofrece en una oferta de 2 por 1, junto con Declaradme culpable de  Sidney Lumet, más una revista, por un precio módico, que agradará a los amantes del género y a los cinéfilos por ser filmes muy poco conocidos.

(1) Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario