Páginas vistas en total

Adsense




domingo, 29 de mayo de 2016

Magallanes. Salvador del Solar.



Un relato de cómo apaciguar el sentimiento de culpa 'comprando'el agradecimiento de la víctima.


Ficha técnica:


Título original: Magallanes
País:Perú/Argentina/Colombia/España.
Año: 2015.
Duración: 109 minutos.

Dirección: Salvador del Solar..
Guión: Salvador del Solar, según la novela de Alonso Cueto.
Director de Fotografía: Diego Jimenes. Color.
Música: Federico Jusid.

Productores: Andrés Longanes Felicitas Raffo y Miguel Valladares.
Compañías. Productoras:  Péndulo Films,  Tondero Producciones, , CEPA Audiovisual, Proyectil, Nephilim Producciones.


Intérpretes:


Damián Alcázar: Harvey Magallanes,
Federico Luppi: el coronel.
Tatiana Espinoza: Hermelinda Magallanes,
Magaby Soler: Celina,
Bruno Octar:Milton.


Sinopsis:

El protagonista principal del film es un hombre, Magallanes, un ex soldado que continúa trabajando como acompañante del mismo coronel para el que sirvió durante las campañas contra Sendero Luminoso, a quien, ya anciano, el Alzheimer ha afectado gravemente. El conflicto de Magallanes, hasta entonces presente sólo en su conciencia, se manifiesta al llevar en su taxi a Celina, una joven campesina de etnia quechua, a quien durante su adolescencia el Coronel (interpretado por Federico Luppi) mantuvo cautiva en su habitación en aquel cuartel durante más de un mes. Con la potencia de lo reprimido, junto con Celina llegan los remordimientos y un deseo de venganza que Magallanes busca aliviar chantajeando al hijo del Coronel, un empresario exitoso, al que amenaza con revelar a la prensa una foto en la que se ve a su padre joven, sentado en un catre con Celina sobre sus rodillas, casi una niña, ambos semidesnudos...(Juan Pablo Cinelli, El relato de un trauma colectivo. pagina12.com.ar)


Premios:


2015: Premios Goya: Nominada a mejor película hispanoamericana
2015: Festival de San Sebastián: Sección oficial competitiva ("Horizontes Latinos")
2014: Festival de San Sebastián: Premio cine en construcción
2015: Festival de La Habana: Premio Coral Especial del Jurado (Ópera Prima)



Críticas:

Artículos de fondo:


De nuevo, uno de las pocas revistas que quedaba con cierto prestigio, Dirigido por..., no sabemos por qué razón confía la crítica de ciertas películas (para mesarse los cabellos) a articulistas divertidos por incomprensibles, relamidos y cursis. Veámoslo. Nicolás Ruiz (por segunda vez en el número de mayo), hace la crítica de un film, ahora Magallanes, bajo el siguiente título:" Magallanes. El olvido solitario", una elección sorprendente ya que la pérdida de la memoria, de lo que no resulta agradable de recordar, tiene pocos compañeros. En la introducción nos advierte que: "Recientemente hablaba en el texto sobre El secreto de una obsesión (Billy Ray, 2015) de ese olvido asimétrico entre personajes que asimilan el pasado de manera distinta, como si el tormento no resultara ser pasado sino amnesia en lo que creíamos espejo (¿?). Es decir, no nos atormenta el recuerdo, sino la soledad, la imposibilidad de una redención, la frustración de una respuesta huérfana y yerma, la inevitable muerte de parte de lo que somos a manos del olvido. ¿Acaso no es eso, en gran parte, el cine?" . Pues la verdad es que no sé si habla del cine, de la humanidad o de él mismo. Concluye de forma trascendente advirtiendo a sus lectores, de forma enigmática: " En eso acaba convertido su protagonista y el propio film, ahogado por esa necesidad de redención, por el desequilibrio entre el pasado escrito y que estamos por escribir, la búsqueda de una huella imborrable dejada sobre nuestros pecados, como las amantes lápidas sobre las tumbas de los malvados. (1)





Reseñas de prensa.

Un film  bien tratado por la prensa, con ciertos matices.

Jordi Costa parece hacer extensivo el axioma de Balzac, que afirma que: "Detrás de cualquier fortuna hay un gran crimen", haciendo extensible el origen de las naciones de que habla Tito Livio en el libro primero de 'Ab urbe condita', en el que convierte a los hermanos Rómulo y Remo en el símbolo de esa culpa colectiva más que individual, que los pueblos, alcanzado un simulacro de democracia, mas o menos sólida, prefieren olvidar, aplicando, algunos sectores, el nombre de guerracivilista a cualquier intento de recuperación de memoria histórica.Así pues, Costa comienza su artículo justificando la posición de Magallanes, un miembro del ejército que intenta compensar sus crímenes del pasado ayudando a una víctima: "Toda comunidad parece levantarse sobre el yacimiento de culpa que la hizo posible: una culpa colectiva cuyo borrado suele ser gestionado por los nuevos mecanismos del poder y que quizá sólo algunos miembros de dicha comunidad seguirán experimentando como carga traumática propia. Y como responsabilidad propia. De todo esto habla una película como Magallanes, opera prima como director del actor Salvador del Solar que adapta la novela breve del peruano Alonso Cueto La pasajera. En el sustrato de la historia está el trauma colectivo del enfrentamiento militar con Sendero Luminoso y los abundantes daños colaterales que dejó el conflicto entre quienes tuvieron la mala fortuna de encontrarse con su fuego cruzado. La película funciona, con una gran solvencia, tanto como puesta al día de los postulados de la serie negra y como insidiosa exploración de una memoria incómoda que, latiendo bajo los cimientos de la república democrática, suele ser acallada con frases como la que pronuncia un personaje hacia el final del metraje: “Aquí no ha pasado nada”.(2)






Otros prefieren centrarse en el análisis del estilo, la puesta en escena o la idoneidad y eficacia del lenguaje audiovisual, como Francisco Marinero que se aleja lo más posible del subtexto del film y nos cuenta que:"El debutante director, productor y guionista Salvador del Solar muestra un estilo clásico en todos los terrenos, dosificando una violencia que es convincente evitando la truculencia y manteniendo en secreto la clave de toda la intriga. Ese misterio no es suficiente para evitar la previsibilidad del desarrollo del guion, incluyendo las vueltas y revueltas sobre el chantaje, el pago y sus derivaciones." (3) Quim Casas muestra más ambigüedad en su texto, cuando afirma que: " El pasado tumultuoso, violento y represor de la reciente historia de Perú es el tema de 'Magallanes'. No se trata del conquistador, sino de un taxista que lleva una existencia anodina hasta que reencuentra a una mujer que conoció en sus tiempos militares, cuando luchaba, no por convicción, contra Sendero Luminoso. El filme de Salvador del Solar trata de la culpa y la redención, de la última posibilidad que se presenta para arreglar lo que se hizo mal en el pasado. Inconvenientes: el tono es demasiado pulcro y la acción tarda en arrancar." (4)

"Magallanes es el relato de un trauma colectivo y acerca de la conciencia con que el conjunto de la sociedad lo percibe a través de la historia. Una película sobre la memoria que, sin quitarle el peso a los culpables, se reserva una mirada piadosa para aquellos a quienes el destino les reservó un lugar ambiguo, mucho más amargo: el de ser a la vez víctimas y victimarios..." (Juan Pablo Cinelli. Opus cit.)






(1) Nicolás Ruíz.Magallanes. El olvido solitario.Dirigido por..., mayo 2016.
(2) La culpa en el retrovisor. Diario 'El País',  27 de mayo de 2016.
(3) Secuelas de guerra. Diario 'El Mundo', 26 de mayo de 2016.
(4) Magallanes: culpa y redención. El periódico, 26 de mayo de 2016.
(5) Juan Pablo Cinelli. El relato de un trauma colectivo. pagina12.com.ar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario