Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

lunes, 27 de junio de 2016

Grandes familias. Jean-Paul Rappeneau.





Ficha técnica:


Título oiginal: Belles familles.
País: Francia.
Año: 2015.
Duración: 114 minutos.

Dirección: Jean-Paul  Rappenau.
Guión: Jean-Paul Rappeneau, Julien Rappeneau y Philippe Le Guay.
Dirección de Fotografía: Thierry Albogast.
Música: Martin Rappenau.





Intérpretes:


Mathieu Amalric :Jérôme Varenne,
Marine Vacth : Louise Deffe,
Gilles Lellouche : Grégoire Piaggi,
Nicole Garcia : Suzanne Varenne,
Karin Viard : Florence Deffe,
Guillaume de Tonquédec : Jean-Michel Varenne,
André Dussollier : Pierre Cotteret.


Sinopsis:



Dirigida por Jean-Paul Rappeneau (Cyrano de Bergerac) y protagonizada por Mathieu Amalric, Guillaume de Tonquédec, Nicole Garcia, Gilles Lellouche, André Dussollier, Karin Viard, Marine Vacth y Gemma Chan. Jerôme Varenne es un hombre que trabaja con lo relacionado a las finanzas. Tras muchos años de éxito, vive en Shanghái junto con su novia, Chen-Li, que también es su compañera laboral. El hombre debe volver a París para unos asuntos económicos. Aunque sea sólo un fin de semana, Jerôme se entera gracias a su madre y su hermano que la casa en la que vivió él toda su infancia, en el acogedor pueblo francés de Ambray, va a venderse. Invadido por la nostalgia, Jerôme decide cambiar todos los planes que tenía para su estancia en Francia, decide volver a su pueblo e intentar impedir la compra de la vivienda. Pero, primero, el hombre debe conocer de primera mano qué es lo que está pasando y qué puede hacer para evitar la venta. Han pasado ya muchos años y Jerôme ya no es el mismo que dejó su acogedor pueblo y Ambray tampoco es el mismo lugar de cuando él era pequeño. Lo que no sabía Jerôme es que volver a su pueblo cambiará el destino de su vida para siempre.



Javier Ocaña escribe una crítica sin la claridad expositiva y el interés que exige a Rappenau, aplicando criterios académicos a la libre creación, que difícilmente logran la unanimidad de los críticos. Tras denunciar que : "Pocas películas más decepcionantes que aquellas en las que ni siquiera se ha logrado adivinar adónde quería llegar el director, si al divertimento o a la reflexión, al drama o a la comedia, y no por exultante complejidad, inquietante ambigüedad o fascinante mezcla de géneros, sino por pura inconcreción. Si en una obra el tema no es lo suficientemente interesante, al menos deben serlo los personajes, o los subtextos, o las formas, o el contexto, ya sea histórico o social. Pero Grandes familias, octavo largometraje del francés Jean-Paul Rappeneau, el primero en más de una década, aparente comedia romántica con toques de drama familiar y de enredo crítico, se queda en mitad de la nada. Justo en ese lugar al que los productores clásicos aplicaban una frase lapidaria: "Aquí no hay película  " (...) concluye afirmando que : "La personalidad de Mathieu Amalric y, en otra trama paralela desperdiciada, los apuntes sociales contemporáneos sobre chanchullos inmobiliarios, casi al estilo de Claude Sautet, pero sin su clase, están a punto de enderezar el castillo. Sin embargo, Rappeneau parece más preocupado en filmar la belleza de Marine Vacth." (1)


Alberto Bermejo pone el acento en la dirección de actores: "El regreso del veterano Jean-Paul Rappeneau tras más de una década de ausencia deja constancia de un apreciable conocimiento del oficio, sobre todo en lo que se refiere a la dirección de actores y a orquestar amplios grupos de personajes como en una coreografía, aunque la apuesta argumental se quede un tanto corta por previsible y algo rancia. Así, parece justo destacar el trabajo del ya citado Mathieu Amalric y el de la bellísima Marine Vacth, pero también el de un reparto intergeneracional que aporta oficio y credibilidad..." (2)

El resto se divide de acuerdo con sus apreciaciones subjetivas, comolas de todos.



(1) Aquí no hay película..Diario 'El País', 16 de junio de 2016.
(2) Herencias y desacuerdos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario