Páginas vistas en total

Adsense




jueves, 9 de junio de 2016

Phantasma. Don Coscarelli.







Ficha técnica:


Título original: Phantasma.
País: Estados Unidos.
Año: 1978.
Duración: 85 minutos aprox,

Dirección: Don Coscarelli.
Guión:  Don Coscarelli.
Dirección de Fotografía: Don Coscarelli.
Música:  Fred Mytrow & Malcolm Seagrave.
Edición: Don Coscarelli.
Director artístico: David Gavin Brown,
Willard Green: constructor esfera de plata.

Maquillaje: Shirley Mae.
Vestuario: Shirl Quinlan.

Productor: D.A.Coscarelli
Co-productor: Paul Pepperman.
Diseño de producción: S.Tyer.
Samuel Golwin Studios

Intérpretes:

Michael Baldwin: Mike,
Angus Scrimm:  hombre alto,
Bill Thornbury: Jody,
Reggie Bannister:.Reggie.
Kathy Lester: mujer en el cementerio,
Terrie Kalbus: abuela de la adivina,
Lynn Eastman: Sally,
David Arntzen: Toby,
Bill Cone: Tommy,


Sinopsis:


Un joven que acaba de perder a sus padres, observa a su hermano Jody mientras asiste al entierro de su mejor amigo. Mike ha seguido a su hermano sin que él lo sepa, obsesionado con la idea de que tras el funera, abandone la ciudad para siempre. A la salida del cementerio, Mike es testigo de una escena muy extraña. Un hombre alto alza el féretro, lo introduce en un coche fúnebre y desaparece. Mike describe la escena asu hermano, quien lo toma por loco. Molesto por la incredulidad de Jody, Mike vuelve al cementerio de Morningside, infiltrándose en la morgue, donde además de descubrir una serie de extrañas criaturas espectrales, se hace con una poderosa esfera de plata que pertenece al misterioso hombre alto.

Comentario:


Don Coscarelli es un realizador de culto de indiscutible valía, un alumno aventajado del cine italiano de terror, el giallo que hizo las  delicias del público en las décadas de los 60 y 70 , con Lucio Fulci, Mario y Lamberto Bava ó Darío Argento, y sus herederos al otro lado del Atlántico, coetáneos del cineasta,  como John Carpenter o Wes Craven, para quienes los idílicos lugares, el locus amoenus clásico constituido por los jardines que rodean las casas exentas de los suburbios norteamericanos (recordemos el árbol gigante y amenazador de Poltergeist que quita el sueño al hijo menor de los Freelings en la película de 1982, o los Bowen en la de 2015), a los que se añaden los lugares aislados a los que acuden los excursionistas buscando la paz (Las colinas tienen ojos, Wes Craven 1977, Viernes 13, saga iniciada por  Sean S. Cunningham en 1980...), se convierten en trampas mortales . Los bosques, los jardines, se ven, a través del ojo de la cámara,  en lugares en los que residen  los demonios, las brujas, los psicópatas, y cualquiera que esté dispuesto a quitar la paz a los plácidos residentes, especialmente durante su descanso nocturno.

Don Coscarelli transita de un género a otro con elegancia, coherencia, sin escandalizar a sus espectadores. Comienza  con lo que podría ser un film vampírico o de zombies y se va deslizando poco a poco hacia el cine fantástico que sitúa al público y a los personajes en los límites de la realidad, para acabar en una historia de ciencia ficción que todos aceptamos con la mayor naturalidad, terminando de una forma que deja abierta la posibilidad de continuar con los mismos u otros personajes. La historia comienza de una forma que, en contra de lo que pudiera parecer a un espectador del siglo XXI, acostumbrado a encontrar unos pocos metros de terreno no urbanizado, no debiera extrañarle: ¿Qué lugar más apropiado para que una pareja mantenga relaciones sexuales que un cementerio? ¿Quién va a molestarlos en ese lugar por la noche? Estos campos santos están muy cerca de los barrios o pequeñas poblaciones y se accede a ellos sin necesidad de usar un vehículo. Así comienza el film de Don Coscarelli, al que enriquece, además de una buena fotografía y  una magnífica edición, una música estremecedora, una protagonista más de la historia, que corre a cargo de  Fred Mytrow & Malcolm Seagrave.

Un film muy recomendable para aquellos que disfrutan pasando miedo de verdad, bien realizado y con actores muy creíbles; una película en la que la novedad, más que en las situaciones, algunas muy repetidas en este tipo de cine de exploitation de terror, radica en la portentosa imaginación de Don Coscarelli, plasmada en un magnífico guión. Menos apta para quienes temen a la soledad derivada del aislamiento que imponen las zonas residenciales ubicadas en campos alejados de las grandes conurbaciones. Un sentimiento que algunos convierten en temas de libros como "El bosque, la imaginación y el miedo" de F. Soto Roland, para quien el bosque es un "laboratorio propicio para la imaginación" y enmarcó en su ambiente extraño y poco accesible muchos de los sueños y miedos de Occidente, gestando la producción de cientos de testimonios escritos y plásticos..."


Podéis encontrar la película completa, en inglés subtitulada en Youtube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario