Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

miércoles, 27 de julio de 2016

Aeon Flux. Karyn Kusama.






Ficha técnica: 


Título original: Aeon Flux
País: Estado
Año: 2005.
Duración: 95 minutos.


Dirección: Karyn Kusama.
Guión: Phil Hay y Mat Manfredi, basado en los personajes del coreano Peter Chung, una serie de animación de la MTV.
Casting: Laura Rosenthal y Karen Lindsay Stewart.
Dirección de Fotografía: Stuart Dryburgh.
Música: Graeme Revell.
Edición: Peter Honess, A.C.E., Plummy Tucker, Jeff Gullo.

Vestuario: Beatrix Aruna Pasztor.

Producción: Gale Anne Hurd, David Gale. Gary Lucchesi, Greg Goodman, Martha Griffin. Productores ejecutivos: Tom Rosenberg, Van Toffler.
Diseño de producción: Andrew McAlpine .
Compañías productoras:Paramount, Lakeshorse Entertainment, Music Television Films; Valhalla Motion Pictures, MTV, Filmax.

Intérpretes:

Charlize Theron: Aeon Flux,
Marton Csokas: Trevor Goodchild,
Jonny Lee Miller: Oren Goodchild,
Sophie Okonedo: Sithandra,
Pete Postlethwaite: Keeper,
Amelia Warner: Una Flux,
Caroline Chikezie: Freya,
Paterson Joseph: Giroux,
Frances McDormand: Handler.


Sinopsis: 


En 2011, un virus arrasa el 99 % de la población mundial. Un científico, Trevor Goodchild, consigue una cura, y cuatrocientos años después, en el siglo XXV la humanidad se ha visto reducida a cinco millones de habitantes, que viven en Bregna, la última ciudad de la Tierra, en la que gobierna la Dinastía Goodchild, descendiente del científico, que se ha corrompido, y como consecuencia surge un movimiento rebelde que desafía al régimen, y que no acepta vivir constantemente vigilada por cámaras de seguridad y rodeada por un muro. Aunque nadie lo sabe, el único modo de reproducción es la clonación. Aeon Flux es una rebelde y es la encargada de proteger a la comunidad de innumerables amenazas externas.


Crítica:



Los extractos de críticas que en su día recogió la página Filmaffinity reflejaron una actitud muy negativa de esta película: Javier Cortijo del diario 'ABC' , es un desangelado espectáculo, a ratos mero spot de cosméticos ; Javier Cortijo, también del  Diario ABC  opina que  "a excepción de algunas pocas escenas de acción disfrutables (...) 'Aeon Flux' es sorprendentemente pesada";  Desson Thomson (The Washington Post ) afirma que es una cinta "espectacularmente tonta de ciencia-ficción que juega a ser un cruce entre 'Matrix' y 'La isla', pero reinterpretada como un video largo de Michael Jackson". Justin Chang: (Variety ) es también muy duro: "Si 'Aeon Flux' es lo que Charlize Theron tiene que hacer para pagarse sus facturas al tiempo que puede implicarse en 'Monster' o 'North Country'... entonces probablemente es un precio razonable a pagar. Para ella. ¿Para nosotros? No, no, no."

Comentario. 


Una distopía futurista con una puesta en escena entre clásica y vanguardista, realizada por una mujer, Karyn Kusama, graduada en la Universidad de Cine de New York y muy interesada en sus filmes por el cuerpo de la mujer (Girlfight, año 2000; Jennifer's Body (2009) y la posibilidad de usarlo en beneficio propio. En Aeon Flux Charlize Theron es una agente rebelde, dotada de un cuerpo perfecto, con mucho senso y una agilidad de movimientos que recuerda a los personajes de Zhang Yimou, a los de Matrix y que, en algunos aspectos coincide estéticamente con Naomi Kawase, cuyos personajes femeninos son mas humildes, modestos y solidarios y con menor potencia física. 

El film está realizado ad usum de la estrella,una guapísima Charlize Theron, cuyas formas y atributos sexuales sobresalen visutalmente y se acentúan con cualquier excusa, usando incluso la ortopedia para ello, como esa especie de cinturón con poderes que se cruza en su pecho; las luchas entre combatientes femeninos son un pretexto más para disfrutar de sus cuerpos y fomentar la pulsión escópica del espectador, sea hombre o mujer. El relato avanza con dificultad, hasta que se descubre que el tratamiento para la curación de la enfermedad industrial tuvo un efecto secundario, la infertilidad. El remedio para la supervivencia de la población fue la clonación, cuando uno moría se le tomaban muestras de su ADN que se almacenaban en un zeppelin, Relical, se implantaban en el útero de una falsa madre, a la que se engañaba, y a los nueve mese nacía una réplica de la persona muerta. 

Con el paso del tiempo la naturaleza se va regenerando y nace un niño producto de la relación de una pareja tras mantener relaciones sexuales auténticas, pero las fuerzas vivas temen perder sus privilegios, entre ellos la posibilidad de vivir eternamente, silencian el hecho y matan a Una, hermana de Aeon. El renacimiento continuado, siete veces en el caso de Trevor Goodchild (Marton Gsokas), explican los recuerdos, los dejá vu de los habitantes de Bregna. Aeon Flux es una metáfora del uso espurio de la ciencia para mantener los privilegios adquiridos tras someter a una población por medio del miedo y el terror, amedrentada por una pandemia industrial. Aeon y Vrenan habían renacido siete veces tras la destrucción de la población de la Tierra y representaban el futuro sin engaños ni restricciones, sin muros, que finalmente son derribados para que el hombre pueda vivir sólo una vez pero con ilusión. El film nos da una visión pesimista del futuro y la historia, con posibilidades, defrauda por una ejecución mediocre, a pesar de los magníficos referentes, y especialmente de THX de George Lucas 1138 (1971) de George Lucas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario