Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

jueves, 28 de julio de 2016

Haz la loca...no la guerra. José Truchado,




RECUPERANDO LA MEMORIA HISTÓRICA.




Ficha técnica:


Título original: Haz la loca...no la guerra.
País: España.
Año: 1974.
Duración: 100 minutos. aprox.

Director: José Truchado.
Guión: Enrique González Macho.
Dirección de Fotografía: FranciscoSánchez.
Música: Cam Española Ediciones Musicales. La canción "Mi vida privada" interpretada por Paco España. Canciones de Lolita.
Edición: Maria Luisa Soriano.
Decoración del set: José Antonio de la Guerra.
Regidor (departamento artístico) : Fernando Marqueríe.
Atrezzo: Vázquez Hermanos.

Diseño de  Vestuario: Antonio Muñoz; colaboran  Péris Hermanos; figurinista: Antonio Nuñez.
Peluquero: Fernando Pérez.
Ayudante de maquillaje. Pedro Crespo.

Productor: Heinrich  Starhemberg.
Compañías.Productoras: Plata Films, S.A., Produciones Grégor, S.A.


Intérpretes:


Lolita Flores: Lola Reyes,
Máximo Valverde: Luís González,
Florinda Chico: Doña Lola,
Antonio Ozores: La Sorda,
Paco España: Cloriflor,
Paloma Cela: ,
Simon Gabido: Florindo,
Luís Barbero: comprador 1,
Tito García: Pepe.
Carmen Martínez Sierra,
Alfonso Gordón,
José Luís Manrique,
Carmen Lozano,


Sinopsis:


Lola es una joven cantante que sólo alterna con un grupo de homosexuales, las únicas compañías que le permite frecuentar su madre. Sin embargo la chica mantiene una relación secreta con un pintor; la pandilla de homosexuales le hace pasar por uno de ellos para que la madre no sospeche.


Comentario:



José Truchado venía del que fue llamado 'cine kinki ' (quinqui) o costumbrista español, que se hizo muy popular a finales de los 70 y principios de los 80,  debido a la inseguridad ciudadana que  vivía el país en aquella época. El cineasta contribuyó al desarrollo del género con películas como 'Juventud drogada' (1977). Este verano, el canal de pago 'Somos' está incluyendo una serie de títulos de finales de la década de los 70 que constituyen un buen ejemplo del estado del respeto de los derechos humanos y de la diferencia en unos momentos en los que, si las mujeres se iban de casa porque no podían soportar la convivencia con su marido, acababan con los huesos en la cárcel, condenadas por un delito que recibía el nombre de 'abandono de hogar'. Entre otras películas se incluye 'El calzonazos', dirigida por Mariano Ozores en 1974, u 'Operación Mantis (el exterminio del macho)', dirigida por Paul Naschy en 1984.

Los nombres que se atribuyen a los miembros de la pandilla de 'mariquitas', que celebran 'El Año Internacional de los Plumeros', -'La Sorda', Coliflor o Florindo ., son una buena muestra de lo acertado de la tesis del historiador francés Pierre Vilar, que espetó a un etnólogo que se quiso poner a su altura intelectual, que algunos creían que las cosas siempre habían sido igual. Hay quien está dispuesto a defender el cine español con el mismo empeño que las pinturas rupestres de Altamira y sacar conclusiones desde la perspectiva actual, pero las circunstancias han cambiado tanto que hoy nadie es denigrado ni objeto de burla por su orientación sexual, la homofobia  es un delito y los gays y lesbianas se pueden casar en los países más desarrollados del mundo. España fue precursora en el reconocimiento e estos derechos.

Hay quien pretende ver en este film, con un sentido del humor muy bizarro, un amago de reivindicación del 'orgullo gay', a través  del amaneramiento y las actitudes  afeminadas, pero creo que todos somos conscientes de que ésto no era así y de que aún hoy existe acritud contra estos colectivos en los sectores más conservadores de la sociedad. Se ha querido comparar esta película con la de Billy Wilder 'Con faldas y a lo loco', un título que no entra en la cuestión de la homosexualidad y  que trata con mucha dignidad el travestismo de los protagonistas. En cuanto a la puesta en escena y el tratamiento de la fotografía sólo se puede decir  que era cuestión de tan solo dos años el que George Lucas cambiara el cine para siempre con su trilogía de 'La Guerra de las Galaxias'; nadie ignora cuánto le costó encontrar un productor y cuando Alan Lad decidió dar su apoyo desde la compañía Fox, no supo ver lo que tenía delante y que hoy ridiculizan los Hermanos Coen en 'Hail, Caesar' (2015),  Muchos han querido ver al protagonista de 'El Mercader de Venecia' en la figura del hijo de un modesto vendedor de escritorios de oficinas de un pueblo que también se llamaba Modesto, Lucas, quien regaló un trabajo en el que nadie creía, excepto él mismo. Pero se quedó con los derechos sobre las secuelas, la música y el merchandising. Los dueños del dinero lo acabarían lamentando. Como se ve, en España estábamos en otro royo y todavía no nos hemos caído del guindo, de lo que dan buena muestra los 'Reality Show' de todo tipo que triunfan en las televisiones nacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario