Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

sábado, 2 de julio de 2016

Todos queremos algo. Richard Linklater.




Ficha técnica.


Título original: Everybody Wants Some.
País: Estados Unidos.
Año: 2016.
Duración: 112 minutos.

Guión y dirección: Richard Linklater.
Casting: Justine Arteta, C.S.A. Kim Davis-Wagner, C.S.A.Vicky Boone.
Dirección de Fotografía: Shane F..Kelly.
Música. Varios. supervisor  musical: Randall. Poster y Meghan Currier.
Poster: Megan Currier.
Edición: Sandra Adair, ACE.
Coordinador de especialistas: Jeff Schwan.
Director artístico: Rodney Becker.
Decorador del set: Gabriela Villarreal.

Diseño de Vestuario: Kary Perkins.
Jefe de departamento de maquillaje: Carla Palmer.

Productores: Megan Ellison, Ginger Sledge, Richard Linklater.
Productores ejecutivos: Sean Daniel, John Sloss, Stephen Feder.
Diseño de producción: Brüce Curtis.
Compañías Productoras: Annapurna Productions, presentan una producción de Detour Filmproduction


Intérpretes:



Ryan Guzman: Roper,
Zoey Deutch : Beverly,
Glen Powell : Finnegan,
Wyatt Russell : Willoughby,
Adriene Mishler : Chica de campo,
Tyler Hoechlin : McReynolds,
Dora Madison : Val,
Blake Jenner : Jake.,
Juston Street, Jay,
Ryan Guzman: Roper,
Temple Baker: Plummer,
J.Quinton Johnson : Dale,
Will  Brittain: Beuter,
Zoy Deutch: Beverly,
Austin Amello; Nesbit,
Tanner Kalina: Brumley,
Forrest Vickery: Coma.


Sinopsis:



Richard Linklater vuelve tras el éxito de 'Boyhood', con una película que recuerda a 'Movida del 76', la cual contaba las aventuras de unos universitarios que terminaban sus estudios. Sin embargo, esta nueva película está situada en la década de los ochenta, y se centra en las vivencias de un grupo de jugadores de béisbol que empieza a estudiar en la universidad y se tienen que enfrentar a diferentes cambios, conocer gente nueva, relacionarse con chicas, y que también se dan cuenta de las responsabilidades que tiene el hecho de hacerse adulto. Esta comedia con toques dramáticos, está protagonizada por un amplio elenco de actores jóvenes como Blake Jenner, Ryan Guzman, Tyler Hoechlin, Wyat Russel y Zoey Deutch. Aunque aun no tiene fecha de estreno concreta en España, lo más seguro es que llegue para 2016.

Críticas:


Antes de dar una opinión sobre el fenómeno Linklater, recogemos alguna de las críticas, todas positivas, que se incluyen en revistas y periódicos de tirada nacional.

Un frío sudor corre mi espalda cuando siento que alguien me quiere introducir a la fuerza en sus experiencias sensoriales, ya sean literarias o musicales y se erige en mi guía espiritual. Todos tenemos cierta tendencia a hacer esto, pero no todos traspasamos la línea, esas fronteras que un profesor, dentro de la película, establece para cada alumno allá donde las encuentre.Muchos hemos disfrutado con los grupos musicales que constituyen el score musical de la BSO de Linklater, pero es precisamente una expresión tan penetrante, tan íntima y asociada  directamente a  nuestros recuerdos, que muchos saben que lo que es especial par ellos puede rozar el ridículo para los demás y se inhiben, se retraen y sienten el pudor de expresarse en público  para que otros los pisoteen. Algo de lo que tenemos sobradas muestras en los últimos tiempos, en los que demasiada gente que no ha entendido el activismo político como Kurt Vonnegut, un escritor al que el cineasta lleva gran parte de su vida leyendo, según el propio Javier Ocaña, se han expuestoen demasía. El crítico que nos habla de sinfonía hormonal, tras las pautas de Rapper's Delight y su The Sugar Hill Gang, nos invita a una reflexión: el por qué unos vibran con ciertas expresiones artísticas, ya corran a cargo de Richard Linklater, Paul Thomas Anderson, 'El club de los poetas muertos', 'Juego de tronos' o esta música, encontrándose en las puertas del cielo y siente un desprecio tribal a las preferencias del otro o viceversa.

No cabe la menor duda de que  Richard Linklater es uno de los directores preferidos de una clase media que, como sus películas, hablan más que hacen (yo me lo paso bien con ellas, pero no me inspiran tanta poesía). Luís Martínez es uno de los entregados, para quien " la cinta también se puede leer como un epílogo perfecto de Boyhood. Recuérdese, Mason (Ellar Coltrane) vivía en tiempo real la transformación, cerca de la metamorfosis, desde la infancia al umbral de la primera juventud. Un total de 12 años tardó el director en captar la esencia misma y más íntima de cada cambio tan diminuto como crucial. Y así hasta dejar al protagonista a las puertas mismas de sí mismo, al borde de, precisamente, esta película. En definitiva, Linklater no hace sino ofrecer una variación, la más carnal y abrasiva de todas ellas, sobre el mismo tema de siempre. La idea no es otra que dar con la frontera, con el lugar al cual todos, con Hardner, quisiéramos ir. Imposible no echar de menos a Jeanette, sea quien sea, se encuentre donde se encuentre. Sin el menor amago de duda, estamos ante una obra maestra furiosamente intemporal. Y gozosa." (1) El ciudadano Kane muere recordando su infancia, representada por su pequeño tríneo, 'Rosebud', y el crítico de Ratatouille el guiso de su madre; muchos prefieren olvidar a su Jeanette...

Javier Ocaña introduce algún matiz,al menos en el título de su escrito, quien considera que 'Todos queremos algo' supone una continuación de Movida del 76, que tiene un precedente claro en American Grafitti de George Lucas la historia de unos jóvenes que inician un camino de subida hacia la Universidad, una secuela inconfesa del film de Dazed and Confused /Movida del 76 (1993), una nueva cinta que entiende que está cerca de la obra maestra, aunque esté más cerca, en muchos momentos, de Porky's y Desmadre a la americana que de la exultante pretenciosidad de la saga Antes de...: " Linklater filma con una inaudita autenticidad su carta de amor a la música, a los futbolines y a las pinballs, al chiste basto de colegio mayor y a los marcianitos; como si el cine no hubiera evolucionado en casi 30 años, como si realmente estuviéramos ante una película de 1980, con su cámara lenta de chicas en fila de a cuatro, sus particiones de pantalla en las llamadas telefónicas y semejante fotografía. Un estilo al que hay que sumar el tratamiento de los personajes femeninos, que en una película repleta de testosterona simplemente pasan por allí... salvo uno, justo cuando en la parte final la película pincha el globo de Porky's para acariciar Boyhood, y acaba explicitando su subtexto sobre la formación del modo de vida americano, basado en la competitividad extrema, la pasión y el esfuerzo." (2) Es obvio que la sensibilidad de que hace gala Javier Ocaña es muy diferente de la de Luís Martínez.

El resto de críticas se mueven en este terreno, en el que aquellos que han pasado por la Universidad recuperan el pasado perdido, aunque sólo sea porque es en esta institución de enseñanza superior en la que se desarrolla la historia. La mirada nostálgica de un hombre que ya no es tan joven le hace sentir también que el legendario Rapper's delight de los Sugar Hill Gang a bordo de un coche (en el que probablemente sea el momento musical sobre ruedas más memorable de la historia del cine con permiso del Bohemian rapsody de Wayne's world) ya se pudo advertir que el auditorio iba a pasar uno de los mejores ratos que pueden vivirse en un festival de cine: el visionado de una comedia sin complejos. Porros, chicos sin camiseta, chicas sin camiseta, más chicos sin camiseta, algo de sexo y una inmensa banda sonora con Zappa, Van Halen, Kool and the gang, Blondie o The cars, el filme de Linklater es un homenaje sin excusas al ochentero que todos llevamos dentro." (3)

Hemos querido testar al público joven que pueda sentirse atraído por un film, en principio para adolescentes, y nos hemos encontrado esta opinión de un lector de Filmaffinity, Fearless, que, de alguna manera expresa algo de lo que queremos decir: " En esta película Linklater ha querido alejarse de complejas relaciones amorosas que perduran durante dos décadas o de dotar de inmensa complejidad al protagonista. Un chaval que va a la universidad a jugar al béisbol en un coche sumamente grande, con pantalones sumamente estrechos y el pelo sumamente largo. Para quien haya nacido en Estados Unidos en los años 60 y fuera a la uni en los 80 supongo yo que esta película será nostalgia pura. Para mí que nací un poco más tarde y un poco más lejos, sigue siendo una mirada al pasado muy satisfactoria, sin pretensiones, de manos de un grupo de actores desconocidos y de gran talento. No hay una historia compleja que contar, sólo los días previos al inicio de un curso universitario de una generación de chavales muy afortunados."

(1) Una sinfonía hormonal . Diario 'El País', Diario 'El Mundo', 30 de junio de 2016.
(2) La Universidad, trascendente e idiota. Diario 'El País', 1 de julio de 2016.
(3) Austin se enamora de Richard Linklater. Diario 'El Mundo',  14 de marzo de 2016.




No hay comentarios:

Publicar un comentario