Páginas vistas en total

miércoles, 31 de agosto de 2016

Dioses de Egipto. Alex Proyas.





Ficha técnica:


Título original: Gods of Egypt.
País:  USA/Australia.
Año: 2016.
Año: 127  minutos.

Dirección: Alex Proyas.
Guión: Matt Sazama y Burk Sharpless.
Casting:
Dirección de Fotografía: Peter Menzles Jr. Color.
Música: Marco Beltrami.
Montaje: Richard Learoyd.

Productores:  Alex Proyas y Basil Iwanyk.
Diseño de producción: Owen Paterson.
Compañías: Thunder Road Pictures, Mystery Clock Cinema, Summit Entertainment.

Intérpretes:


Gerard Butler: Set,
Nicolaj  Coster-Waldau: Horus,
Brenton:  Thwaites: Bek,
Rufus Sevell Urshu )
Geoffrey Rush: Ra,
Bryan Brown: Osiris,
Chadwick Boseman: Toth,
Elodie Yung: Hathor,
Rachel Blake: Isis,
Emma Booth: Nephthys.


Sinopsis:


El enfrentamientos entre Horus (Nikolaj Coster-Waldau) y Seth (Gerard Butler) por el trono de Egipto, que remite al cine de superhéroes, pone en riesgo a la humanidad. Pero un humano, Bek (Brenton Thwaites) está dispuesto a salvar el mundo y su verdadero amor. Para conseguirlo busca la ayuda del poderoso dios Horus, con el que establecerá una alianza contra Set, el despiadado dios de la oscuridad que ha usurpado el trono de Egipto, sumiendo al país en el caos. Para ganar la batalla contra Set y sus secuaces tendrán que someterse a terribles pruebas de valentía y sacrificio.


Críticas:


Diego Salgado, frente al resto de la crítica, apuesta por el film de Alex Proyas., porque según el crítico "Dioses de Egipto" no se adscribe a ninguna codificación templada, familiar, que propicie una lectura complaciente en clave de pulp oficinesco o de camiseta. No permite satisfacer una cinefilia de prestigio en ningún  ámbito, ni el de meñique estirado y monóculo, ni el freak  (1)

Javier Ocaña le da fuerte en el terreno equivocado, que es el de atacar las nuevas tecnologías, un exceso similar al que comete Diego Salcedo cuando equipara este film con Moses und Aron (Danièle Huillet & Jean Marie Straub, 1975), posturas que, en el fondo, no se diferencian tanto: "La película de Alex Proyas, otrora esperanza de la ciencia ficción comercial con toques de trascendencia en trabajos como Dark city (1998), se toma demasiado en serio a sí misma: en el metraje, 127 minutos que caen como 127 mojones; en el presupuesto, unos 125 millones de euros; en la convicción de que los efectos digitales son el camino hacia la credibilidad y el espectáculo cuando en determinados planos son tan falsos como una columna jónica de cartón." (2)

Francisco Marinero comienza su artículo con una parodia: "Una voz en off pomposa divulga que en tiempos prefaraónicos en Egipto gobernaban los dioses, más poderosos que los mortales, pero no muy distintos de ello. Al producirse una sucesión en el trono, Set, dios del desierto, lo usurpa, provocando la rebelión de un joven pícaro enamorado de una esclava tan atractiva como cabe esperar." (3)

Esta valoración negativa es compartida con los críticos de Estados Unidos.


(1) Dioses de Egipto, Sueños de la razón cinematográfica. Dirigido por... julio/agosto, 2016.
(2) Simulacro aventurero, diario 'El País', 23 de junio de 2016.
(3) Epopeya carnavelesca. Diario 'El Mundo', 24 de juniode 2016.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada