Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

sábado, 6 de agosto de 2016

Hello, My Name Is Doris. Michael Showalter, Laura Terruso.



Ficha técnica:


Título original: Hello, My Name Is Dory.
País: Estados Unidos.
Año: 2015
Duración: 90 minutos.

Dirección: Michael Showalter, Laura Terruso, basado en un corto de Laura Terruso, Doris  & Tje Intern.
Guión: Laura Terruso & Michael Showalter.
Casting: Sunday Boling, C.S.A. & Meg Morgan, C.S.A.
Dirección de fotografía: Bryan Burgoyne.
Música: Brian M.Kin; supervisor: Andy Gowan.
Edición: Robert Nassau.

Diseño de Vestuario: Rebecca Gregg.

Productores: Daniela Tanplir Lundberg, Riva Marker, Caniel Crown, Jordana Mollick, Kevin Mann.
Co.productores: Laura Terruso, Christopher Boyd, Dominic Ottersbach, Anhony Brandonisio.
Diseño de producción: Melainie Paizis.Jones.
Productores ejecutivos: Michael Showalter, Mauricio Betancur.

Intérpretes:


Sally Field:  Doris Miller,
Max Greenfield : John Fremont,
Beth Behrs : Brooklyn,
Elizabeth Reaser : Doctora Edwards,
Natasha Lyonne :Sally,
Stephen Root : Todd,
Wendi McLendon-Covey : Cynthia

Sinopsis:


'Hello, my name is Doris' es una película dramática dirigida por Michael Showalter y protagonizada por Sally Field, Max Greenfield y Beth Behrs. El argumento se centra en Doris Miller, una mujer de 60 años que tras la muerte de su madre y asistir a un seminario de auto-ayuda, intentar volver a encauzar su vida, centrándose sobretodo en su situación sentimental, intentando relacionarse amorosamente con un compañero de trabajo mucho más joven que ella. Doris, con su edad y su estilo retro, entra de lleno en un nuevo mundo desconocido para ella y se vuelve tendencia en los círculos hipster de Nueva York en los que se mueve su interés amoroso, provocando bastantes distanciamientos con sus familiares y amigos de toda la vida.


Críticas:


Esta película ha sido muy bien valorada por la prensa, quizá porque ha optado por un género, el indie, que en ciertos sectores, está muy valorado, aunque, como todas los géneros,no goza de una acepación general:

Jordi Costa lo deja entrever en su análisis: " (...) la sexagenaria oficinista Doris con un presente que camufla de amabilidad su médula hostil. acaba de enterrar a su madre, vive en una casa que es una trinchera de memoria levantada con la constancia de quien nunca ha querido afrontar su síndrome de Diógenes y, entre el deseo de reinvención y una cierta sensación de orfandad otoñal, experimentará algo tan inesperado a esas alturas de la vida como un flechazo. (...) la herencia del indie se pone al servicio de confeccionarle un traje a medida a una estrella veterana. Basada en el cortometraje de la co-guionista Laure Terruso Doris & The Intern (2011), Hello, My Name is Doris sigue el desarrollo, abocado al fracaso –pero también a una serena aceptación-, de la atracción romántica que siente la protagonista por un joven ejecutivo de la empresa en la que lleva años empleada. El modo en que Sally Field defiende la dignidad de su personaje en su extemporánea aceleración romántica ilustra la valiente honestidad de la película... (1)

Toni Vall se distancia de un film que presenta a una " sexagenaria oficinista Doris con un presente que camufla de amabilidad su médula hostil. Doris acaba de enterrar a su madre, vive en una casa que es una trinchera de memoria levantada con la constancia de quien nunca ha querido afrontar su síndrome de Diógenes y, entre el deseo de reinvención y una cierta sensación de orfandad otoñal, experimentará algo tan inesperado a esas alturas de la vida como un flechazo." (2)

Antonio Trashorras pone una condición para sentirse satisfecho con este film:" Efectiva en sus gags, formularia en su recurso al ternurismo como cebo generacional y hábil al teñir de simpatía lo autoconsciente de su bajonero doble fondo, con esta película, Michael Showalter demuestra ser un meritorio descendiente de ciertos colosos de la risa patética en el Hollywood clásico. Y es que esta se inscribe en esa tradición de la comedia dramática americana de frustrados sentimentales y sexuales, y, particularmente, de aquellos varados en algún punto entre la crisis de mediana edad y la senectud." (3)
Para John Defore :"Un intento confuso y a medias logrado, de empatizar con la soledad de la edad de la jubilación (...) No es suficientemente divertida para considerarla una comedia"(4)

(1) Un flechazo extemporáneo. Diario 'ElPaís', 4 de agosto de 2016:
(2) Hello,My Name Is Doris. Cinemanía.
(3) Hello, My Name Is Doris. Para quien disfrutes con comedias de perdedores,Fotoramas.
(4) Reseña de Hello,My Name is Doris. The Hollywood Reporter.




No hay comentarios:

Publicar un comentario