Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

jueves, 11 de agosto de 2016

Phenomena. Dario Argento.





Ficha técnica, invitados especiales, sinopsis y trailer. (Pinchad aquí).


Comentario:


Es un hecho conocido por todos los que incorporan a sus posts las sinopsis 'más o menos oficiales', la escasa relación que en demasiados casos tienen con las películas que presentan, ya que, a medida que van rodando de blog en blog o página web, se van introduciendo modificaciones en su contenido que la van alejando del discurso que preside el film. En 'Cinelodeon.com' hemos optado por la que incorpora la carátula del DVD, directamente, lo cual aumenta la gravedad de lo mal que se trabaja en las traducciones, ya que parecen haber sido escritas por alguien que ni siquiera ha visto la película. Es lógico que, a causa de la importancia que se da al spoiler, en ocasiones haya muchas dificultades para hacer un buen análisis, pero hay que diferenciar la categoría de la anécdota para no introducir mayor confusión a quien se dispone a ver el film. La sinopsis escogida dice así: "Jennifer Corvino, hija de un famoso actor de Hollywood, ingresa en la Academia Richard Wagner, un internado situado en las montañas que rodean Zurich (Suiza). Muy pronto empiezan a producirse una serie de brutales asesinatos, obra de un psicópata, con una especial inclinación por las jovencitas del colegio. Jennifer que tiene los dones paranormales de la telequinesia y la telepatía, intentará no sólo desenmascarar al sádico que aterroriza a sus compañera, sino también averiguar qué terrible secreto encierran los muros del internado."

Jennifer es víctima del sonambulismo, un trastorno del sueño que ha adquirido tintes literarios, lo cual la debilita, y no tiene el poder de la telequinesis, sino el de comunicarse con los insectos, a los que ama profundamente, como Greta, una chica desaparecida; estos pequeños seres la protegen y la ayudan a descubrir y combatir al serial-Killer o asesino en serie,- un tipo de criminales de los que luego hablaremos -, gracias a los conocimientos que le transmite un profesor, impedido en mayor grado que la chica, ya que, como consecuencia de un accidente de tráfico quedó postrado en una silla. El profesor McGregor, interpretado por Donald Plaesance, es experto en insectos necrófilos, un hecho que ayudará a la chica, además de ponerla sobre aviso acerca de esa zona del país que la acoge tan especial, a la que llaman la 'Transilvania suiza', cuando busca una explicación al episodio de desorientación que la joven ha padecido. En esa zona se produce el efecto Foehn lo que el profesor llama viento muy 'articular', típico de esa región que,a algunas personas les produce dolor de cabeza ; viene de los Alpes y se caracteriza por una ráfaga de aire cálido que causa avalanchas de nieve, hace crecer las flores y ayuda a la incubación de larvas; Si dura mucho tiempo, lleva a la locura en esa parte del país tan extraña a la que llaman la Transilvania suiza. Una metáfora muy oscura de un país que durante años ha sido el refugio de los capitales del mundo desarrollado, que aloja a los más poderosos del planeta una vez al año en 'la montaña mágica' de Davos, y que ha sido el formador de las élites en colegios como el que protagoniza el film, llamado 'Richard Wagner', regentado por unas mujeres que evocan a los filo-nazis que abrieron de par en par las puertas de Suiza, generalmente cerradas para todos, para acoger a los nacionalsocialistas que huían de Alemania, terminada la guerra mundial. Vistos de cerca, con un microscopio, no son más que larvas necrófilas y carroñeras. No se puede ser más duro, desde el otro lado de la gran barrera alpina.

Una vez presentados los personajes y bien ubicados en un contexto malsano se confronta (terminología de Tubaut) al espectador con una historia de asesinatos, para la que se construye una diégesis inquietante y muy perturbadora que, de inmediato, nos sitúa en el terreno de Argento, constituido por algunas imágenes oníricas ambientadas con música de rock progresivo que les confiere un clima muy particular. Quim Casas y Desiré de Fez,  en un espacio televisivo  el que se intentaba relacionar el cine de Fincher y de Kubrick (un intento un tanto forzado), se establecía un nexo de unión entre ambos: la violencia, algo que se podría hacer extensivo a otros muchos directores y películas; señalaba Casas, al referirse, suponemos que al psicópata de Seven, que los asesinos en serie eran seres muy inteligentes, lo que los dotaba de cierto atractivo, del que también participaba el protagonista de 'La naranja mecánica',  interpretado por Malcom McDowell, un actor carismático que se convierte, por mor y gracia de Kubrick en un emblema de los 'indignados' de la sociedad del siglo pasado, que se toman la justicia por su mano, y cuya imagen celebra y engrandece cautivando a gran cantidad de jóvenes. Dario Argento parece empeñado en llevarles la contraria, pues, con frecuencia, sus asesinos no actúan movidos por su inteligencia, sino por traumas infantiles o por razones muy ajenas a su voluntad, como en este caso. El asesino es un auténtico psicópata.

No tardan en aparecer los doctores malignos que retiran de la circulación a quienes no se someten a las reglas, diagnosticados como esquizofrénicos, locos, epilépticos o drogados. La rebeldía es castigada incluso por las dóciles compañeras de clase, (a pesar de llevar provocadoras camisetas de los Bee Gees u otros grupos de rock del momento), que ven impasibles cómo sus filas son diezmadas cuando acuden a la llamada del sexo al anochecer, sin que la estricta institución a la que los más ricos confiaban sus hijos, ejercieran más control sobre su seguridad que en el shlaser americano, en el que los criminales atacaban a sus víctimas cuando estaban fuera del control de los adultos. Argento se aproxima al estilo de sus camaradas norteamericanos, no sólo porque la protagonista lo es, sino por esos autobuses amarillos, no escolares, y por la sobriedad de la puesta en escena y la frialdad del color de la fotografía de Roman Albani, que lo aleja de la brillantez colorista y la rica imaginaria de la trilogía de Suspiria, Inferno y Terza madre. La escatología que domina la última secuencia aproxima el estilo del realizador a otro maestro del giallo: Lucio Fulci.

El último acto, el de la resolución del conflicto y la conclusión eleva a un animal, un simio, a la categoría de un ser racional, porque los hombres, como afirmaba Shakespeare en 'Julio César', han perdido la razón. Inga 'enfermera y amiga' del profesor John McGregor, jugará un papel decisivo junto a quien tiene el poder demoníaco del 'señor las moscas', tras establecer por azar un feedback mano cerebro y ser capaz de coger un utensilio con sus manos y apoyarse en él para ejercer una acción. Moscas, abejas, larvas, simios y seres debilitados por una u otra razón, se enfrentarán al poder omnimodo y siniestro  de quienes dirigen instituciones  de la llamada 'República Helvética', en honor al pueblo que habitaba el lado occidental de los Alpes, aliados de los romanos, que esconden en sus sótanos auténticos monstruos, un hecho que denuncia el austriaco  Ulrich Seidl en su documental 'En el sótano'. (2014).



No hay comentarios:

Publicar un comentario