Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

lunes, 19 de septiembre de 2016

Assassin's Creed. Justin Kurzel.




Ficha técnica:


Título original: Assasin's Creed-
País: Estados Unidos.
Año: 2016.
Duración:

Dirección: Justin Kurzel.
Guión: Bill Collage, Adam Cooper, Michael Leslie.
Casting: Jina Jay.
Director de Fotografía: Adam Arkapaw.
Música: Jed Kurzel.
Edición: Christopher Tellefsen.
Director artístico: Oliver  Carroll, David Doran.
Decoración del set: Tina Jones.

Diseño de Vestuario: Sammy Sheldon.
Maquillaje: Chantal Busuttil.
Peluquería: Kathryn Fa.


Productores: Jean-Julien Baronett, Patrick Crowley, Michael Fassbender, Gerard Guillemot, Frank Marshall, Cono McCaughan, Arnoon Milchan.
Productores ejecutivos: Markus Bartmettler, Christine-Burgess.Quémard, Jean de Riviered, Serge Hascoet, Arnon Milchard.
Diseño de producción: Andy Nicholson.
Compañías. Productoras:Regency Enterprises, Ubisoft, , New Regency Pictures, Ubisoft Motion Pictures...; distribución: 20th Century Fox.




Intérpretes;


Michael Fassbender : Callum Lynch / Aguilar,
Williams Michael :Moussa,
Cotillard :Dr. Sophia Rikkins,
Jeremy Irons : Alan Rikkin,
Brendan Gleeson : Joseph,
Ariane Labed :  Maria,
Callum Turner  : Nathan,
Denis Ménochet : Abstergo, Jefe de seguridad,
Matias Varela:   Emir,
Brian Gleeson : Joven Joseph,
Octavia Selena Alexandru :  Lara.
Imdb.







Sinopsis:



Gracias a una tecnología revolucionaria que permite el acceso a los recuerdos genéticos, Callum Lynch (Michael Fassbender) revive las aventuras de Aguilar, un antepasado suyo que vivió en la España del siglo XV. Así descubre que es descendiente de una misteriosa organización secreta, los Asesinos, y que posee las habilidades y los conocimientos necesarios para enfrentarse a la poderosa y temible organización de los Templarios en la época actual. Adaptación libre del videojuego homónimo.




Críticas:

De nuevo el tomatometer de la página Rotten Tomatoes se aleja de su público hasta extremos insospechados, ya que, consultadas 108 reseñas da un índice de aceptación de la prensa del 19%, frente a un 65% del público, pulsada la opinión, sin fufa alguna mediatizada por la crítica, de 46,893 usuarios.

En España, más anclados en la tradición, los críticos de los periódicos, hasta ahora, más leídos hacen unos comentarios más pomposos y fallidos que el texto fílmico que critican. Por ejemplo, Javier Ocaña, del diario 'El País', ignorando que estamos antela adaptación de un videojuego, del que ya se habían hecho películas de animación, se sirve de unos parámetros imposibles de aplicar a un producto  como Assassin's Creed: la tragedia griega, Shakespeare o Valle Inclán, dando la impresión de que no ha superado el estadio del modo de representación literario y de que vive al margen de la advertencia que hace Tubaut de cómo cada vez que surge un modo nuevo desplaza hacia arriba al  anterior: el triunfo del videojuego revaloriza el lenguaje televisivo (¿alguien ha leñido alguna alabranza de las series de televisión?), y del mismo modo el desarrollo de internet que aporta nuevas formas de hacer, revaloriza el carácter interactivo del videojuego...

Si  Javier Ocaña se queja de que el film no sea interactivo, lo que le resta capacidad de comunicación e intercambio con el público, ya que "con el salto a la pantalla y la ausencia de su principal baza, el poder del mando, el dominio y la decisión del jugador, pierde todo su sentido ", Luís  Martínez se queja de que " la laberíntica gratuidad de una trama de videojuego simplemente 'jugable' habite el cuerpo de las grandes tragedias clásicas, del propio Shakespeare quizá. Es decir, colocar al héroe (Michael Fassbender) a la altura misma de los ojos. Y así, narrada en dos tiempos, entre el siglo XXI y el XVI, entre unos masones dignos de la gran alianza Putin-Trump y la Santa Inquisición, entre la mitología bíblica de la manzana emponzoñada y la sociedad vigilada de Snowden, Kurzel se las arregla para componer el más extraño, desigual, a ratos enérgico, siempre pomposo y hasta fallido artefacto que ha visto el cine reciente. El descalabro es homérico. O esperpéntico. O, simplemente, isabelino." (2)

Lo mismo ocurre como Quim Casas, que, aunque en el cuerpo de su crítia se muestra más tolerante con el nuevo modo de representación basado en el videojuego, culmina con argumentos tan pedestres y peyorativos como los sus compañeros: " "Lo único positivo del filme es la relación entre esos dos tiempos a través de las luchas del personaje de Michael Fassbender (mejor como Magneto que como asesino medieval, en lo que a la carrera en el cine de gran producción del actor se refiere), quien acaba ejemplificando visualmente la relación entre el jugador y el juego. Lo demás es atropellado o reiterativo: los tres bloques de acción nacen y mueren igual, como repeticiones estériles de una misma idea." (3)  

Es obvio que todavía es muy pronto para que se haya asimilado esta forma frenética de  actuación, cuando sobreviven las reservas respecto a la aparición de la obra de George Lucas, que ha sobrepasado con muchos los treinta años que, según Tubaut, cuesta asimilar los nuevos medios de producción en cualquier sector y, en especial en el del entretenimiento. No cabe duda de que el público joven está más preparado para integrarse en las nuevas tecnologías.
(3) Assassinn's Creed ¿¿ 'El Periódico', 22 de diciembre de 2016.

(1) El poder del mando. Diario 'El País', 22 de diciembre de 2016.
(2) 'Assassin's Creed': la pomposidad como castigo. Diario 'El Mundo', 21 de diciembre de 2016.











 

No hay comentarios:

Publicar un comentario