Páginas vistas en total

jueves, 22 de septiembre de 2016

Berberian Sound Studio. Peter Strickland.




Ficha técnica:


Título original: Berberian Sound Studio.
País:  GB/Hungría.
Año: 2012.
Duración: 92 minutos.

Dirección y guión: Peter Strickland.
Director de Fotografía: Nicholas D.Knowland. Color.
Música: Broadcast.
Edición: Chris Dickens.

Productores: Mary Burke y Keith Griffiths.
Diseño de producción: Jennifer Kemke.
Compañías. Productoras: Warp X, Illumination Films.

Intérpretes:


Toby Jones: Gilderoy,
Cosimo Fusco: Francesco Coraggio,
Antonio Mancino: Giancarlo Santini,
Fatma Mohamed: Silvia,
Salvatore Li Causi: Fabio,
Chiara D'Anna: Elisa,
Tonia Sotiropoulou: Elena,
Eugenia Caruso: Claudia,
Guido Adorni: Lorenzo,
Susanna Cappellano: Veronica.


Sinopsis:



En la década de los setenta, el Berberian Sound Studio fue el estudio de postproducción de sonido más barato y sórdido de toda Italia; por él pasaron las películas más perturbadoras. Gilderoy, un tímido ingeniero inglés experto en sonido, viaja a Italia para encargarse de mezclar el último "giallo" de Santini, el gran maestro del cien de intriga, pero pronto se verá atrapado en un mundo prohibido poblado por actores maniáticos, donde los caprichos artísticos y la burocracia más absurda marcan el día a día.


Premios:


2012: Festival de Locarno: Sección oficial de largometrajes a concurso
2012: Festival de Sitges: Sección oficial largometrajes a concurso
2012: British Independent Film Awards: Mejor director y mejor actor (Toby Jones)
2013: BAFICI: Mejor película.


Críticas:


¿HOMENAJE O REVISIÓN DEL GIALLO?


Según Luís Martínez: " El último 'hype', la última posibilidad para escuchar el ruido que hacen las meninges cuando explotan. Peter Strickland rinde homenaje al 'giallo' en una de las más perturbadoras y excitantes propuesta del año pasado, de la década y del siglo, cualquiera de ellos."  (1)

Jordi Costa analiza el discurso audiovisual que experimenta Peter Strickland, afectado de manera muy especial por Dario Argento y una de sus obras cumbres, 'Suspiria':  "Berberian Sound Studio, en su apasionada reivindicación de lo que muchas historias oficiales del cine consideran poco menos que un subgénero, podría pertenecer a la misma familia que otros trabajos casi coetáneos como Amer (2009), de Hélène Cattet y Bruno Forzani, Cisne negro (2010), de Darren Aronofsky, y La piel que habito (2011), de Pedro Almodóvar, pero su radicalidad también la convierte en algo único: Strickland mantiene en perpetuo fuera de campo la película que sonoriza el personaje encarnado por Toby Jones, renunciando así –por lo menos en parte- al barroquismo visual de Bava y Argento con el fin de describir ese particular descenso a los infiernos a través de la abstracción. Hay en la película una constante fusión y confusión de espacios, excéntricas notas de humor al detallar la cocina sonora del giallo y un tenso pulso dramático entre ascetismo y lubricidad que culmina en un clímax conceptual sabiamente desquiciante." (2)

Antonio Weinrichter establece las conexiones con el giallo: " ¿Qué lleva a Mr. Strickland, inglés de Berkshire, a revisitar el cine europeo de subgéneros de los años 70? No caeremos en el psicoanálisis sobre todo cuando el resultado es tan estimulante como The Duke o Burgundy o como esta que nos ocupa, presunto homenaje al giallo, el tipo de thriller meticulosamente sádico de Dario Argento y compañía; de nuevo, el efecto Tarantino: el pastiche supera al original. Detalle importante: nunca vemos nada de esa película de brujas torturadas por la Inquisición (?por el Argento de turno) para buscar en sus cuerpos desnudos la marca del diablo. Todo el horror está en off porque nuestro protagonista es un técnico de sonido: oímos gritos y el gore se reduce a la técnica de evocar violencia física apuñalando lechugas y otras viandas vegetarianas." (3)

Nando Salvá da un aprobado holgado en esta ocasión a la película: "Situada tanto entre el homenaje al giallo -urdido, ojo, invocando más bien a Polanski y a Lynch- y la disección del proceso fílmico mismo como entre el cine de terror y el cine sobre el terror, 'Berberian Sound Studio' es ante todo una mirada única a la complejidad del diseño de sonido en la era del cine analógico. Mientras ningunea las convenciones del género, además, Peter Strickland emprende un viaje deliciosamente grotesco hacia los rincones más inhóspitos de nuestra mente, que también funciona como trastornada meditación sobre el poder hipnótico y destructor que el cine tiene sobre quienes lo crean." (4)

Pablo O.Scholz reivindica lo que aporta Peter Strickland en este film: " Así como Hollywood inventó sus géneros -el western y el musical- el cine italiano no se quedó atrás, hizo el spaghetti western y llamó péplum a las películas de historia romana. Pero el subgénero que no admite copias -porque las que hubo fueron horrendas, y esto no es un elogio- fue el giallo. Una combinación entre cine de terror y thriller, que tuvo a Darío Argento como su principal artífice, y a Mario Bava como creador. Varias décadas más tarde, cuando el giallo ya es un recuerdo, el inglés Peter Strickland lo homenajea a su manera con Berberian Sound Studio." (5)

Ramón Freixas y Joan Bassa consideran que "Entre los diversos nombres que marcan la renovación del cine británico, conviene retener a Peter Strickland . Sus tres largometrajes lo sitúan como uno de los cineastas más sorprendentes (para bien) y bizarros (para mejor) del panorama actual. Su obra, nada insular,  es un desafío creativo. Una firme cohesión atraviesa su filmografía, aunque sus trabajos adopten la estrategia de la inmutabilidad del género.  Se puede afirmar que ninguna de sus películas se asemeja a la anterior, pero todas tienen indelebles complementos de  su singular personalidad. Títulos donde no prevalece la intriga, donde la violencia y la sangre, de existir, aparecen casi siempre fuera de foco, mientras el sexo (su invocación, también su práctica) se plasma mediante perífrasis cerebrales o irónicas pinceladas. " (6)

Es evidente que la extrañeza se está instalando en especial en aquellos que han preferido ignoran a toda una generación que cambió el cine en la década de los 70 y que hoy están pasando la antorcha a sus descendientes que, metidos de lleno en la nueva era tecnológica, imponen nuevas formas de hacer, en algunos casos muy lights y minimalistas e influenciadas por el cine indie, y en otras heredadas de sus mayores, a los que han superado, después de haber asimilado.

(1) Para los que no saldrán hoy. Diario 'El Mundo', 22 de marzo de 2013.
(2) El  sonido de la locura, diario 'El País', 21 de julio de 2016.
(3) Crítica de «Berberian Sound Studio»: El horror fuera de campo. Diario 'ABC', 21 de julio de 2016.
(4)  'Berberian Sound Estudio': Un vivero de pesadillas. Diario 'El Periódico', 21 de julio de 2016.
(5)  El miedo más efectivo de todos. Diario Clarin, 27 de mrzo de 2014.
(6) Mundos extraños. Dirigido por.... julio y agosto de 2016.




No hay comentarios:

Publicar un comentario