Páginas vistas en total

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Cerca de tu casa. Eduard Cortés.





Ficha técnica:


Título original: Cerca de tu casa.
País: España.
Año: 2016.
Duración: 93 minutos.

Dirección: Eduard Cortés.
Guión: Piti Español y Eduard Cortés.
Dirección de Fotografía: David Omedes.
Música. Silvia Pérez Cruz.
Edición: Koldo Idígoras.
Dirección artística: Isaac Racine.
Diseño de sonido y mezclas: Albert Manera.
Coreógrafo: Sol Picó.

Diseño de Vestuario:

Productor: Loris Omedes.
Director de producción: Enric Jorba.
Compañias: Bausan Films. Televisión de Catalunya. Distribuidora: A Contracorriente Films.



Intérpretes:


Silvia Pérez Cruz :Sonia,
Lluís Homar : Tomás ,
Adriana Ozores : Mercedes,
Iván Massagué : Dani,
Manuel Morón : Martín,
Iván Benet : Jaime,
Oriol Vila : Pablo.


Sinopsis:



Sonia tiene 30 años y tras perder su trabajo también es desahuciada por no poder pagar la hipoteca de su casa, por lo que tendrá que regresar a casa de sus padres con su hija de 10 años para poder vivir bajo un techo. Pero la vida en casa de sus padres tampoco es tranquila ya que la crisis, el sentimiento de fracaso y la frustración hacen que la casa esté llena de tensiones. Sonia llegará a una situación límite cuando el banco le reclama una importante suma de dinero debido a la deuda que Sonia continua teniendo con ellos, amenazándola con embargar los bienes de sus padres ya que éstos a ayudaron a que consiguiera la vivienda. La película no solo cuenta la historia de Sonia y su familia si no que refleja la vida de las personas que viven alrededor de los desahucios.


Críticas:


El film, muy español,está volcado en el gran problema de los desahucios, una consecuencia del pinchazo de una de las burbujas que hacen crecer el sistema capitalista,  en este caso la inmobiliaria, equiparable a la actual, la de una deuda impagable que genera pingües beneficios a los prestamistas y que volverá a provocar el desahucio de los más débiles económicamente. Los grupos activistas, que suelen concentrar la atención en cualquier problema que afecta a los más desfavorecidos (desapariciones, racismo, desahucio...) convirtieron el desalojo de sus casas de las familias que no podían pagar en el centro de la política del país. La cuestión reside ahora en saber hasta qué punto Eduard Cortés ha sido capaz de situar este problema en el marco de la crisis económica mundial (la pérdida de los hogares no se produjo sólo en España, recordemos la secuencia de 'La gran apuesta' de Adam McKay, en la que unos reporteros se ponen en contacto con un hombre negro que habita con su familia en una casa que los propietarios han dejado de pagar, aunque ellos pagan religiosamente su alquiler, una situación bastante extendida en  Estados Unidos)


Javier Ocaña señala la caída en algunos lugares comunes, algo inherente al tema que trata el film:" (...)  la valentísima apuesta del director de La vida de nadie, casi suicida, y eso es bueno entre tanto cine precocinado y predigerido, navega por aguas turbulentas. Las del autor que, por un lado, intenta evitar el maniqueísmo y, por otro, posee un compromiso social tan evidente que le hace caer en el lugar común y en el panfleto. El guion de Cortés y Piti Español está lleno de frases hechas, con la novedad de que algunas de ellas están puestas en boca de personajes insospechados, como un impostado requiebro a los principios absolutos, caso de esa "¡Que paguen su hipoteca, como todos! ¿Para qué la firmaron entonces?", pronunciada no por un banquero sino por la limpiadora del banco." (1) Si uno está atento y escucha a la 'gente' podrá encontrar con frecuencia este tipo de 'requiebros' inesperado, en cuestiones que derivan en los indeseados desahucios, que  proceden 



Luís Martínez se la toma a cachondeo, pero no se tira al degüello porque la cinta es española: " A su lado, y por eso del engaño de las apariencias, la sección oficial se destapó con la más anunciada sorpresa (y por ello quizá sólo excentricidad) de la programación: un musical sobre los desahucios. Tal cual. Eso es 'Cerca de tu casa', de Eduard Cortés. La familia que canta unida sufre unida. O al revés." (...) " Disgusta la simplicidad de un argumento que apenas alcanza a transcender la evidencia del lugar común, o la protesta encendida, o la emoción evidente. La sutileza no es la principal característica de una cinta que desde el primer fotograma se mueve en el estrecho margen del panfleto. Y pese a ello, la fuerza de algunas de las escenas aupadas por la voz incuestionable de su protagonista consiguen el favor de la disculpa. De otro modo, lástima de guión tan pedestre." (2). Sin palabras.

Cinemanía y Fotogramas le dan la mayor puntuación.


(1) Balada triste de un desahucio. Diario 'El País', 1 de septiembre de 2016.
(2) Festival de Málaga. Diario 'El Mundo', 29 de abril de 2016.



No hay comentarios:

Publicar un comentario