Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

domingo, 11 de septiembre de 2016

Traidor. Jeffrey Nachmanoff.




DOS BUDDY MOVIES, DOS MUNDOS DIFERENTES EN UN MISMO FILM


Ficha técnica:


Título original: Traitor.
País Estados Unidos.
Año: 2008.
Duración:  110 minutos.

Dirección: Jeffrey Nachmanoff
Guión: Jeffrey Nachmanoff & Steve Martin, basado en una historia de ambos.
Casting: Deborah Aquila, c.s.a. y Tricia Wood. c.s.a.; casting U.K. Kate Dowd. Robin D. Cok, Nicole Hilliard-Forde.
Dirección de Fotografía: J. Michael Muro.
Música:Mark Killian.
Edición: Billy Fox, A.C.E.
Coordinador  de especialistas: Matt Birman.
Decorador del set: Jaro Dick.

Diseño de Vestuario: Gersha Phillips.
Responsable de maquillaje: Elizabeth Gruszka.
Estrilista de peluquería: Kelly Shanks.

Productores: David Hoberman, Todd Lieberman y Don Cheadle. JeffrSilver.ey
Productores ejecutivos: Ashok Amritraj, Steve Martin, Arlene Gibbs y Kay Liberman.
Co-productor: Richard Schlesinger.
Diseño de  producción: Laurence Bennett.
Compañías productoras: Paramount Vantage, Overture Films, Starz Company, Mandeville Films, Hyde Park Entertainment, Crescendo Production



Intérpretes:

Don Cheadle: Samir Horn,
Guy Pearce: Roy Clayton,
Saïd Taghmaoui: Omar,
Neal McDonough: Max Archer,
Alyy Khan: Fareed,
Archie Panjabi: Chandra Dawkin,
Raad Rawi: Nathir,
Hassam Ghancy: Bashir,
Mozhan Marno: Leyla,
Adeel Akhtar: Hamzi,
Jeff Daniels: Carter...

Sinopsis:


Sudán, 1978. Roy Clayton (Guy Pearce) es un agente del FBI, doctor en árabe, que dirige la investigación de una organización terrorista, cuyo jefe parece ser agente de la CIA. Samir Horn (Don Cheadle), un personaje misterioso y con una red compleja de conexiones internacionales. El agente Clayton deberá encontrar pruebas para demostrar si Samir es un traidor.


Críticas: 


La crítica ha sido muy positiva:Para Javier Ocaña "Quiere ser ligera y relevante al mismo tiempo, lo que no tiene que ser del todo negativo, dependiendo de lo que vaya buscando el espectador. El de 'Syriana' se sentirá con hambre; el de 'En el punto de mira' se sentirá saciado; para José Manuel Cuéllar  (diario ABC) es "un thriller convencional (...) Todo visto, todo previsto y sólo apuntalado por un final curioso e imprevisto, un toque de ingenio valioso que acompaña a la actuación de Cheadle en el botín de la película." Francisco Marinero ( diario 'El Mundo')"agradece " esta intriga que sólo y como prólogo y pretexto ofrece espectáculo de acción (y significativamente se revela como lo menos convincente del conjunto) y fugazmente una gran sorpresa" Sin embargo para A.O.Scott (The New York Times) es "un sombrío, fascinante y sólo moderadamente absurdo nuevo thriller." (críticas en Filmaffinity)


Comentario:


Jeffrey Nachmanoff en colaboración con Steve Martin elabora un guión de espías y contra-espías en el oscuro y enrevesado universo de la Yihad, que grupos de diferentes países pretenden llevar a suelo norteamericano, contando con la colaboración de musulmanes, de los cuales muy pocos son árabes o bereberes, lo que dificulta  su localización. Todo gira en torno al personaje de Don Cheadle y un agente del FBI, Roy Clayton interpretado por Guy Pearce, dos acores-especialistas en el género de acción, que construyen un relato muy creíble y nos introducen en hábitos de los  terroristas infilrtados en la sociedad civil, como la taquiya o adaptación al modo de vida de los infieles, permitido en el Corán si conduce a la salvación del futuro shaheed o mártir, que puede pagar muy caro el error de intentar comunicar a su familia su decisión de inmolarse; la existencia de redes hawala o sistemas de transferencia de fondos...

El giro final, aunque imaginativo, no convence, porque parte de un presunción maniquea: no solo coloca a los agentes norteamericanos en el lado del bien enfrentados al eje del mal. Aunque, debido a la naturaleza de Samir,  protagonista de una buddy movie, cuyo compañero es el yihadista Omar, y de una buddy cop, que comparte con un agente norteamericano, con quien acaba estrechando su mano en un primer plano. Unas manos que muestran las diferencias entre los dos hombres,que no se detienen en el color de su piel, uno blanco y otro negro, ni en sus miradas  que revelan al perseguidor y al perseguido,  y en las confesiones mutuas entre un hombre religioso y otro agnóstico y al que sólo une la nacionalidad y la pertenencia a servicios de inteligencia norteamericanos.

La violencia apenas está presente en ese cuerpo a cuerpo tan temido que sugería Sadam Hussein cuando hablaba de 'la madre de todas las batallas', sino en la intensidad del gesto, la impenetrabilidad de las miadas, la dureza de la expresión de unos hombres que sugieren que no les temblará el pulso si alguno de los suyos comete un error. Hombres fuertes como  Fareed,  (Alyy Khan ), caerán víctimas de quienes se  muestran como más vulnerables y apacibles. El cine construye relatos que no se pueden alejar mucho  del mundo en el que se inscriben las historias, porque más allá de la percepción del hombre no hay nada. Y nos guste o no eso es lo que transmite el film:  la polarización entre buenos y malos, perfectamente intercambiable según el bando, que se traduce en complejos de culpabilidad, sentimientos de venganza y procesos de regeneración, en un momento en el que la globalización ha acabado prácticamente con el hambre en el mundo, pero ha creado grandes desigualdades en los países de todos el mundo, incluidos los más desarrollados, Un hecho no bien percibido por las poblaciones mundiales que no entienden qué les está pasando: unos caen a miles cada día en la pobreza y otros arriesgan su vida por un sueño que ya no existe y se lanzan a la muerte en peligrosas pateras. El film se hizo el año en que estalló la crisis con la caída de Lehman Brothers el toque de entrada en una gran depresión de la que no se sabe cómo salir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario