Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

sábado, 17 de septiembre de 2016

Trumbo. Jay Roach. DVD.





Ficha técnica, sinopsis, premios, Críticas, trailer. (Pinchad  aquí)


Comentario:


Dalton Trumbo fue uno de los escritores más populares de Hollywood en la década de  1930 y 1940. Su novela 'Johnny cogió su fusil', que él mismo adaptó a la pantalla en 1971, constituye uno de los más duros alegatos contra las guerras y obtuvo excelentes críticas. Miembro del Partido Comunista, compatibilizó estos trabajos de mayor peso con películas más ligeras como  'Espejismo', protagonizada por Ginger Rogers o el drama dirigido por Victor Fleming 'Un tipo llamado Joe' (1943). El film arranca en 1947, cuando el guionista fue castigado por sus convicciones, denunciado por dos patriotas abanderados: el actor John Wayne y la columnista Hedda Hopper, al que perversamente  acusaban de ser comunista aunque aspiraba a hacerse rico. El escritor tenía firmado un contrato con MGM que lo convertía en el guionista mejor pagado del sector, pero J.Parnell Thomas, (interpretado en la ficción por James Dumont), Presidente del Comité de Actividades Antiamericanas, lo colocó en su punto de mira y lo coaccionó para denunciar a sus compañeros; al negarse a traicionarlos se le condenó por desacato al Congreso y fue encarcelado. En la prisión siguió escribiendo guiones sin cesar para películas de serie B para el productor Frank Rey, encarnado por John Goodman,  que firmaban otros compañeros. Entre estos guiones figura el de 'Vacaciones en Roma', que recibió un Oscar que fue firmado y recogido el galardón por otros. Otto Preminger y Stanley Kubrick le confiaron los guiones de Éxodo y Espartaco.

Jay Roach comienza su película sobre la caza de brujas que se inició en febrero de 1950 en Estados Unidos a instancia del senador MacCarthy, e introduce el contexto histórico en que se inscribe la historia, utilizando una pantalla negra en la que sitúa el siguiente texto"Durante los años 30, en respuesta a la Gran Depresión y el auge del fascismo, miles de estadounidenses se unieron al Partido Comunista de Estados Unidos. Después de que el país se aliara con la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial,muchos más se aliaron al C.P.U.S.A. El guionista Dalton Trumbo, defensor de los derechos de los trabajadores, , se convirtió  en miembro del partido en 1943. Pero con la guerra fría los comunistas pasaron a ser sospechosos." A continuación la cámara nos traslada a un paraje montañoso, al norte de Los Ángeles, en 1947 y tras un corte directo nos muestra al escritor en el interior de una bañera, escribiendo en su vieja máquina guiones de cine, que era una práctica habitual del personaje. Los carteles de los filmes realizados, basados en sus historias sirven de fondo a los créditos de las empresas que producen la película, a los que sigue una narrativa con la técnica de found foutage, que presenta a los personajes con un material aparentemente descubierto, en el que los actores del film de Roach suplantan a los protagonistas de aquel momento.

19 guionistas, directores y actores fueron citados a declarar bajo la acusación de tener conocimiento de la amenaza comunista en Hollywood, una conspiración para corromper los valores democráticos y provocar el hundimiento de la  nación, bajo la creencia difundida por el Comité de Actividades Antiamericanas de que el cine es el medio de influencia más poderoso que existe y estaba infestado de traidores ocultos. Ronald Reagan, Sam Wood, Robert Taylor, Gregory Peck, Cristine Ball  y muchos otros, entre guionistas, directores, actores y otras personas de la industria, que formaron la Alianza Cinematográfica para la Preservación de los  Ideales Estadounidenses y acusaron  a sus compañeros. Finalmente fueron juzgados tan solo 10, despedidos de los estudios sin indemnización, y condenados a penas de prisión, en uno de los episodios más vergonzosos de la historia reciente de los Estados Unidos, entre ellos Donald Trumbo.. Mas no solo fueron perseguidos por los poderosos, sino rechazados por aquellos que se encuentran en el escalón más bajo de la sociedad, que los veían como a unos snobs ricos que los usaban en su beneficio. Cuando salieron de la cárcel, siguieron escribiendo guiones que firmaban otros en su nombre, ya que su actividad no estaba permitida.

Jay Roach se queda a mitad de camino entre el documental , al utilizar como recurso falsas imágenes de noticiarios televisivos de la época, en la que  no se preocupa de buscar ciertos parecidos con los personajes que los protagonizan, algunos tan icónicos como John Wayne,  y la ficción narrativa para divulgar esta página negra de la historia de la primera democracia del mundo. La cobardía y el miedo a perder sus piscinas convirtió en traidores a más de uno. como Edward G.Robinson, en un país que consentían que fueran excluidos los que tenían una ideología diferente a la de los republicanos o demócratas liberales. Jay Roach devuelve a Donald Trumbo el honor y la dignidad que le fueron arrebatados y las pesadillas que tuvo que afrontar, pero logró que el nuevo presidente de los Estados Unidos John F.Kennedy acudiera al estreno de Espartaco, desafiando a los que lo hundieron en la miseria. 'La lista negra fue una época cruel, y ninguno de los que sobrevivieron a ella, -dijo Trumbo -, salieron limpios de dicha crueldad. Atrapados en una situación que había superado que se escapaba al control de los meros individuos, cada uno reaccionó atendiendo a su naturaleza, sus necesidades, sus convicciones y sus circunstancias particulares. Fue una época de terror y nadie se libró. Muchos perdieron sus hogares, sus familias se desintegraron. ¡Perdieron! Algunos perdieron incluso la vida. Pero cuando recordemos aquellos tiempos oscuros, algo que debemos hacer de vez en cuando, no nos hará ningún bien buscar héroes o villanos. No los hubo, sólo hubo víctimas, porque todos nos sentimos obligados a sentir o decir cosas que nunca hubiéramos dicho o hecho en otras circunstancias..."

Mas la represión no sólo afectó a la gente del cine en el que cientos de personas entraron en  la lista negra de Hollywood , sino que otros miles fueron objetivo del macarthismo en todo EE.UU: profesores, soldados, funcionarios y sus familias perdieron sus empleos, entraron en quiebra, se divorciaron e incluso se suicidaron- El Comité de Actividades Antiamericanas siguió investigando a los ciudadanos hasta 1975. Todos ellos bien merecen este homenaje, con sus aciertos y sus desaciertos, que los reivindique ante las nuevas generaciones, aunque estamos totalmente de acuerdo con Jordan Mintzer cuando introduce su artículo para The Hollywood Reporter haciendo una reflexión acerca de la trascendencia que tiene el hecho de que, si es difícil imaginar un momento, como el actual, en el que en Hollywood no haya inquietudes por algo diferente a la cuenta de resultados y los ingresos por taquilla, una película biográfica, 'divertida' e informativa sobre el célebre escritor incluido en la lista negra, durante el llamada maccarthysmo, junto a otros nueve compañeros y que fue a la cárcel por sus ideas y su honestidad inquebrantable (...) sirve como recordatorio decente de que no solo la codicia, la arrogancia y la búsqueda de un Óscar rigen el mundo del cine. El crítico concluye afirmando que el uso abundante de imágenes de archivo, un rodaje y montaje rápido y una música original empalagosa de Saphiro la hacen más apta para la televisión (...) En un mundo con fantasía, Trumbo era un rebelde con causa. (Reseña de 'Trumbo', The Hollywood Reporter, 9 de diciembre de 2015).



No hay comentarios:

Publicar un comentario