Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

sábado, 1 de octubre de 2016

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares. Tim Burton.







Ficha técnica, sinopsis, notas de producción, fotografías, trailer. (Pinchad aquí).


Comentario:


Es evidente que ésta no es la mejor película de Tim Burton, y a pesar de tener un magnífico precedente en Big Fish tampoco alcanza la magia  a que el realizador tiene acostumbrado a su público. Tras unos títulos de crédito impactantes, con un fondo de fotografías de muertos y una música inquietante y muy perturbadora, se da paso a una secuencia casi de cinema verité; la cámara capta un día azul, luminoso y nos lleva a un hipermercado en el que Jake, interpretado por Assa Butterfield, ('El niño con el pijama de rayas', (2008), 'La invención de Hugo'  (2010), 'El juego de Ender', 2013),  se manifiesta como un niño peculiar al que sus compañeros de High Schoool le hacen bullying, y cuida de un  anciano abuelo que padece demencia senil. Ninguna connotación se añade a un relato de acontecimientos cotidianos, con la excepción de provocar cierto desagrado de los espectadores mediante contrapicados que provocan una sensación claustrofóbica buscada en una construcción moderna y luminosa.

Tan pronto como llega a casa del abuelo, del que se ocupa, todo cambia y entramos  en un universo surreal, en el que el niño debe desplazarse de Estados Unidos a una isla de Escocia, con viajes en el tiempo, portales, bucles, y otras manifestaciones que desafían la ley de gravedad, que determinan la vida de una serie de niños peculiares que, atrapados en el tiempo, fueron asesinados un aciago día de 1943,y que, aunque muertos y de alguna forma resucitados, cada cierto tiempo en la ficción reaparecen y se desplazan en el tiempo. El   abuelo de Jake, interpretado por Terence Stamp, es un hombre de origen polaco, que procedía del orfanato de Miss Peregrine, cuyos pequeños inquilinos fueron las víctimas del holocausto nazi. En la fecha en que murieron atrozmente   se hacen  visibles para niños sensibles como Jake, algo similar a lo que ocurría en aquel pueblo fantástico, imaginado por Vicente Minnelli en 1954, Brigadoom, que reaparecía cada cien años, sin que el tiempo hubiera hecho mella en sus habitantes. Tim Burton realiza varios homenajes a películas como 'El orfanato' de Juan Antonio Bayona (2007), con esos gemelos que llevan cubierta la cabeza con un saco, e incluso un cameo claro, a cargo de Samuel L.Jackson , del film de terror de Stanley Kubrick, 'El resplandor'.

Pero, a pesar de estos referentes, a pesar del aspecto turbador del grupo de niños y su protectora, estos pequeños no dan miedo sino pena. Son víctimas de los 'huecos' que les quitan los ojos y los usan para aumentar sus capacidades. Burton falla en el relato, lento, en ocasiones desesperante, y en el tratamiento de la imagen que, si bien goza de iconos acertados, no logra que se desenvuelvan con brillantez; el gran número de estos niños peculiares no permite desarrollar de forma atractiva sus habilidades, traducidas en imágenes impactantes, y sólo al final remonta e intenta insuflar interés con una historia de amor carente de emoción. Y lo que es peor, el mensaje que incluye su bacground no nos llega de forma clara ni estimulante. Pero eso no significa, en absoluto, que no haya quedado gente, en su mayoría jóvenes, complacida,  que confesaban, al terminar la sesión, que incluso habían pasado miedo; quizá los adultos ponemos tantas dosis de razón que nos impide enfrentarnos sin prejuicios a un discurso más sencillo y pretendidamente original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario