Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

martes, 4 de octubre de 2016

Exorcismo en el Vaticano. Mark Neveldine.


Ficha técnica, sinopsis, críticas, trailer. (Pinchad aquí)


Comentario.


PRETENSIÓN DE VERACIDAD


DURANTE 2.000 AÑOS EL VATICANO HA INVESTIGADO SYCESOS MALIGNOS INEXPLICABLES, QUE DESDE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX SE HAN GRABADO EN CINTAS Y VÍDEOS.



Tras la presentación en la pantalla de unas imágenes con vocación de 'found foutage', un sacerdote construye un relato sobre la posesión infernal dirigido a los espectadores a los que mira de frente apelándoles e intentando llamar su atención  y condicionar su comportamiento: "La posesión es la llegada de un demonio o una fuerza diabólica que se apodera de las facultades físicas y psíquicas de las personas", seguido de periodistas  que hablan micrófono  en mano sobre el tema y que ofrecen cursos sobre exorcismos. De este modo la actuación de la Iglesia sale de la oscuridad y se presenta en sociedad ante las redes sociales y el medio que ratifica con más fuerza la ilusión de realidad: la televisión, ese gran hermano que dirige el mundo. Incluso hacen decir al Papa Francisco que el demonio está aquí, que no es un cuento de hadas; lástima que no se pueda arreglar todo con un exorcismo. Curas y 'periodistas' se van alternando en sus advertencias y se declaran incapaces en este falso documental, de dar una razón por la cual el demonio elige a unos y no a otros para encarnarse.

La Iglesia no le hace ascos a las nuevas tecnologías y se introduce de lleno en ellas para seguir predicando la existencia de un mal, que anida en los más débiles. en este caso la hija de un católico irlandés que convive con su novio, una relación que el padre no acepta y demoniza. La introducción de un ser maligno en su cuerpo se produce a través de un cuchillo que le proporciona su progenitor para que corte el pastel de su cumpleaños. El cardenal encargado de realizar un exorcismo, cegado por la intransigencia y el fanatismo  no duda en utilizar los procedimientos más radicales para extirpar el mal y la resolución del conflicto no puede ser más maniquea: detrás de todo lo que resulta más atractivo para la sociedad, -mujeres bellas, ideas atractivas, curaciones milagrosas,,,-, está el anticristo. Un discurso que se apoya en un gran elenco de actores pero que no entiende bien cómo deben utilizarse las nuevas tecnologías disponibles, y que parece querer competir con el  relato televisivo.






Curiosamente la protagonista administra un blog de cine, aunque más bien parece un podcast de televisión; su padre, un católico irlandés, da conferencias telefónicas, los curas llevan los brazos tatuados y los amigos no dejan de filmar pequeños cortos para subirlos a Facebook o Instagram, hasta que de pronto comienza una narración en forma de found foutage que recurre a todo tipo de texturas para la producción de un relato hipertextual, que incluye imágenes procedentes de cámaras de observación del hospital, espejos retrovisores, móviles,etc. a la vez que utiliza todo tipo de planos, filmados a la altura de los ojos de los protagonistas, mezclados con otros aberrantes que expresan las contingencias de la historia en cada momento, al menos tan abrupta como la forma elegida para contarla. En algunos momentos recurre a la deconstrucción de los elementos del género, con lo que consigue que no sólo las casas particulares degradadas, sino los asépticos pasillos de un hospital lleguen a provocar respeto y no solo porque por ellos deambule con frecuencia la muerte de verdad.

La elección del género para narrar una historia ficticia pierde eficacia en todas las direcciones: ni llega al espectador con la fuerza de un relato de ficción sin pretensiones de realidad bien construido, ni es creíble como documento que capta de forma objetiva una realidad, llegando a producir hilaridad cuando busca ser grave y terrorífico. La eficacia del estilo que triunfo en Rec de Jaume Balagueró, o de franquicias como 'Paranormal Activity' no resulta muy apropiada para una historia más compleja como la de una posesión infernal que, por mucho que no lo pretendan, evoca más y mejor un comportamiento paranoico.





No hay comentarios:

Publicar un comentario