Páginas vistas en total

martes, 18 de octubre de 2016

La sucia historia de Joe el Guarro. Dennie Gordon.




Ficha técnica:


Título original: Joe Dirt (The Adventures of Joe Dirt).
País: Estados Unidos.
Año: 2001.
Duración: 93 minutos.

Dirección: Dennie Gordon.
Guión: David Spade, Fred Wolf.
Dirección de Fotografía: John R.Leonetti.
Música: Waddy Wachtel, Making a Murderer
Montaje: Peck Prior.

Productor: Robert Simons.
Compañías. Productora: Columbia Pictures; distribución: Columbia Pictures.

Intérpretes:


David Spade: Joe Guarro,
Dennis Miller: Zander Killer,
Christopher Walken: Clem,
Ward, Fred: Padre de Joe,
Britanny Daniel: Brandy.
Rosanna Arquette: Charlenne,
Adam Beach: KigKing Wing,
Jaime Pressly: Jill.



Sinopsis:


Joe Dirt es un inocente conserje de extraño peinado y jeans deslavados que aún tiene la esperanza de encontrar a sus padres, a quienes perdió cuando tenía ocho años en una visita al Gran Cañón. Durante su búsqueda, un locutor de radio lo invita a su programa para burlarse de él, sin sospechar que sus ordinarias aventuras serán la delicia de la audiencia.


Comentario:


El carácter bizarro, estrafalario, cutre y aberrante de Joe Dirt, no sólo es perfectamente coherente con un discurso adecuado a su background, la denuncia de los programas basura, que superan en su esencia la escatología que envuelve al personaje protagonista, sino que la convierten en firme candidata a entrar en el Olimpo de las películas de culto, realizada con una estética que la aproxima a la política de autor de los aspirantes a conseguir galardones en el festival que nació con vocación de independencia, impulsado por Robert Redford: el certamen de Sundance.

Se busca una estética de primerísimos primeros planos, que en demasiadas ocasiones arrinconan al protagonista, generalmente contra el extremo derecho de la pantalla, y otras veces en el izquierdo, permitiendo, en ocasiones, una cierta profundidad de campo con un segundo plano desenfocado. Una fórmula que combina planos aberrantes y que nos obligan a concentrarnos en los personajes, sin muchas posibilidades de contextualizarlos. La historia está estructurada en forma de un programa de radio en el que Joe participa con el objetivo de buscar a sus padres, cuya pista perdió en el Cañón  del Colorado cuando tenía 18 años, que lo traumatizó y se impuso buscarlos de cualquier forma.

No existe ningún recurso que establezca una clara distinción entre el conductor del programa y su entrevistado y los espectadores, generalmente mujeres jóvenes pertrechadas con su aparato de radio y empatizando  con el concursante. Pero la denuncia de Joe va más allá y sigue el recorrido de los medios de comunicación respecto a quien alcanza cierta notoriedad en un determinado programa: seguirlo de todas las maneras posibles, favorecer la reaparición de unos padres desaprensivos en busca de rendimientos económicos, y estrujar el limón hasta que no quede una gota de zumo.

Roger Ebert & Richard Roeper, críticos académicos, destruyeron el film; el primero adujo que la comedia era predecible y que historia de la estación de radio es absurda. Roger Ebert lo suscribió la crítica, pero alabó el trabajo de Spader. El tomatometer de la página Rotten Tomatoes da un índice de aceptación de la prensa con un 11%, frente a una valoración del público del 63 %, unos espectadores capaces de llevar la contraria y solidarizarse con lo que los provoca y escandaliza. Consultados, ni más ni menos, que 323,368 usuarios que se han manifestados en este sitio y que se enfrentan a los 76 'profesionales' que han escrito sus reseñas en los medios más importantes. Así son las cosas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario