Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

sábado, 15 de octubre de 2016

Un mundo de fantasía. Mel Stuart.









Ficha técnica:


Título original: Willy Wonka & The Chocolate Factory
País: Estados Unidos.
Año: 1971.
Duración: 100 minutos.

Dirección: Mel Stuart.
Guión: Roald Dahl, basado en el libro "Cgarlie and The Chocolate Factory".
Casting: Marion Dougherty Associates -New York; Selway Baker Ltd. London.
Dirección de Fotografía: Arthur Ibbetson, B.S.C. Colorpor Technicolor.
Música:letras y música: Leslie Bricusse y Anthony Newley;  números musicales: Howard Jeffrey; arreglos y dirección: Walter Schaef;
Edición: David Saxon.
Dirección artística:Harper Goff.
Efectos especiales: Logan R. Frazee.

Diseño de Vestuario: Helen Colvig.
Maquillaje: Raimund Stangl.
Peluquería: Susi Krause.

Productores: David L. Wolper,  Stan  Margulies.
Compañías: Warner Bros.Pictures.


Intérpretes:


Peter Ostrum: Charlie.
Gene Wilder: Billy Wonka,
Jack Albertson
Roy Kinnear
Julie Dawn Cole
Leonard Stone
Denise Nickerson
Dodo Denney
Paris Themen
Ursula Reit
Michael Bollner
Diana Sowle
Aubrey Woods
David Battley
Gunter Meisner
Peter Capell
Werner Heyking
Peter Stuart



Sinopsis:


Willy Wonka, dueño de la fábrica de dulces más grande del mundo, ha introducido cinco billetes dorados en cinco chocolatinas, unas entradaspara visitar su factoría. Uno de los ganadores es Charlie Bucket, un niño pobre de buen corazón que espera un futuro mejor para él y su familia, compuesta por su madre y sus cuatro hermanos; los otros cuatro son unos niños mimados e insoportables.


Comentario:


Si un film revela la mala conciencia burguesa frente a los excesos del poder de los que poseen los medios de producción que cierran sus negocios cuando ya no son rentables, dejando en la indigencia a cientos de trabajadores que quedan en paro de por vida, emblematizados por los cuatro abuelos de Charlie, ubicados desde que se cerró la factoría de Willy Bonka en una sola cama, una de las metáforas cinematográficas mejor construidas de la historia de un cine de carácter social,  sostenidos por los escuálidos recursos que llevan a casa una pobre mujer y su hijo, esa es "Willy Bonka & the Chocolate Factory". Milagrosamente, tras mucho años sin actividad, la fábrica vuelve a producir, sin que nadie conozca quienes son los artífices del milagro: los abuelos ven magia en este hecho asombroso, y el rico empresario la posibilidad de ejercer la caridad y convertirse en un gran filántropo, que creará en el poblado la ilusión que produce la experiencia vicaria de que todos son partícipes del éxito de una solo, una idea que constituye el background de tantos programas televisivos que funcionan como un bálsamo para la población depauperada  y les hace soñar que es posible que ellos alcancen la "lámina dorada" cualquier día  (Operación triunfo, La Voz, Salvame...).

Mel Stuart , nacido en 1928, realizó, además de este film que fue objeto de un remake de Tim Burton, otras películas que apenas han tenido repercusión en Europa : Si hoy es martes, esto es Bélgica (1969), Two is a Happy Number (1972) y Running on the Sun: The Badwater 135 (2000). Realizada en 1971 escudriña la situación de los parias de la tierra con un espíritu crítico propio del año 1971, cuando el mundo vivía bajo la influencia del 'Mayo Francés' de 1968. "No te enfurruñes. - le canta la madre de Charlie, una humilde lavandera,  a su hijo -, (...) . Cuando el mundo se pone duro, no te rindas, levántate y lucha.". Pero la madre, escéptica en cuanto a las posibilidades que ofrece la vida  e incapaz de desanimar a unniño. confía en que su hijo tendrá algún día la suerte que merece. Cuando ésta se acerca con ella llegan las voces seductoras de la corrupción.

Un film con mayor influencia de Chaplin y sin la magia de que hace gala Burton, que convierte a Bonka, una especia de 'deus ex machina', de piel de tono marrón como el chocolate que produce, encargado de ejercer la venganza sobre los pijos, rodeados de comodidades. El film incorpora una curiosa novedad de la época: una rudimentaria computadora que convive con la televisión todavía en blanco y negro. Mel Stuart introduce en su momento una figura ambigua y de difícil interpretación los Oompa Loompa. traducidos al castellano como los Umpa Lumpa, personajes ficticios creados por Roald Dahl, pequeños seres, a los que Wikipedia llama animales (¡Hay que ser brutos!), procedentes de Loompalandia, un lugar ubicado en la selva, a los que les encantaba el cacao, un estímulo importante con el que Bonka los sedujo para que trabajaran en su fábrica, que seguía cerrada, sin acceso posible para los que en otros tiempos tuvieron un puesto en ella. La ambición y el espionaje industrial acabaron con la ilusión  de un hombre que quiere dejar su obra en manos de un niño inocente que pueda hacer felices a los demás.En la película de Burton, todos los umpa lumpa son interpretados por Deep Roy.












No hay comentarios:

Publicar un comentario