Páginas vistas en total

viernes, 18 de noviembre de 2016

Connie y Carla. Michael Lembeck.











Ficha técnica:


Título original: Connie and Carla.
País: Estados Unidos.
Año: 2004.
Duración: 98 minutos.

Dirección: Michael Lembeck.
Guión: Nia Vardalos.
Casting: Susan Taylor Brouse.
Dirección de Fotografía: Richard Greatex.
Música: Randy Edelman.
Edición: David Finfer.
Dirección artística: Geoff Wallace.
Decoración del set: Dominique Fauquet-Lemaitre.

Diseño de Vestuario: Ruth Myers.

Productores: Gary Barber, Roger Birnbaum, Jonethan Glickman, Tom Hanks.
Productores ejecutivos. Peter Safran, Stephanie Striegel, Nia Vardalos y Rita Wilson.
Diseño de producción: Jasna Srefanovic.
Compañías productoras: Spyglass Entertainment.


Intérpretes:


Nia Vardalos: Connie,
Tony Colette: Carla,
David Duchovny : Jeff,
Stephen Spinella : Robert / Peaches,
Alec Mapa : Lee / N'Cream,
Christopher Logan : Brian / Brianna,
Robert Kaiser : Paul,
Ian Gomez :  Stanley,
Nick Sandow : Al,
Dash Mihok : Mikey,
...

Sinopsis:


Connie y Carla son dos chicas de pueblo que quieren triunfar en la gran ciudad como cantantes. Después de presenciar el asesinato de su jefe, deciden esconderse en Los Ángeles y hacerse pasar por drag queens. Allí conocen el éxito y Connie se enamora de David Duchovny, un hombre que busca el amor de una chica. Con la mafia pisándoles los talones, se verán obligadas a evitar a los matones  tras una máscara de imaginativo maquillaje.

Comentario:



No es la primera vez que el cine aborda el hecho del travestismo desde la perspectiva de una mujer obligada a introducirse en el cuerpo de un hombre que paradójicamente se viste de mujer . Ya lo había hecho Blake Edwards en Victor o Victoria, aunque no hizo descender a los ciudadanos a los infiernos, sino que se refugió en el mundo de lo políticamente correcto del Music Hall.  Michael Lembeck cubre a sus protagonistas de sudor, pelucas sintéticas, purpurina y lentejuelas y las ubica en un garito transexual, en el templo de la diferencia en el que no caben ambigüedad ni medias tintas. Nia Vardalos y Tony Colette se introducen bien en su papel y gozan del apoyo de Debbie Reynolds en un pequeño papel de musa del colectivo.

Michael Lembeck, compañero de High School de Rob Reiner, Albert Brooks y Richard Dreyfus, una coincidencia que es dilucidar hasta qué punto influyó en su carrera profesional, que comenzó en el teatro, siguió en la televisión, donde trabajó como actor y director de comedias sitcom exitosas (dirigió 20 episodios de Friends) . Su carrera cinematográfica ha sido mediocre;  en su haber cuenta con producciones como Santa Clause 2 y The Santa Clause 3: The Escape Clause, y el film que comentamos: Connie and Carla, que ha sido duramente tratado por la crítica, tanto española como norteamericana. El tomatometer de la página Rotten Tomatoes da un índice de aceptación del 44% de la prensa, consultadas 120 reseñas, frente a un público mucho más entregado, que le da una nota de 7,1, mucho más complaciente, tras pulsar la opinión de más de 12 mil espectadores.

En su momento, M. Torreiro del diario 'El País' tachó el film de indigesto cócktel dirigido con considerable impericia o con números musicales concebidos con escasa imaginación; para Francisco Marinero (diario 'El Mundo') el cineasta realiza un cócktel empobrecedor de las ideas brillantes de 'Con faldas y a lo loco' y 'Tootsie'. También señala lo mejor y lo peor: "Lo mejor: los número musicales, que constituyen una antología en escenarios modestos de los clásicos de Broadway. Lo peor: la inconsistencia de un guión moralista que abunda en tópicos sobre el travestismo."

Lo cierto es que sus texturas y el trabajo de los actores son más propios del lenguaje televisivo que del cine concebido para su proyección en la gran pantalla, sin ninguna pretensión de profundizar en la cuestión de la posición de los drag queens en el constructo de género, sino representar la brillantez, muy particular, de los espectáculos llenos de glamour y de color, muy moderado  en el film si se compara con la realidad, y convertir sus night clubs en una especie de zulo en el que se guarecen dos fugitivas que huyen de un gángster. La introducción del amor romántico entre un  hombre y una mujer en este contexto  produce ciertos roces que en algunos momentos chirrían.




-Consultadas las páginas Imdb, Filmaffinity y Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario