Páginas vistas en total

Adsense




sábado, 19 de noviembre de 2016

Mátalos suavemente.Andrew Dominik.







DEL FIN DE LA ERA BUSH AL COMIENZO DE LA ERA TRUMP


Ficha técnica: 


Título original: Killing them softly, rodada con el título de Cogan's Trade. 
País: USA. 
Año: 2012. 
Duración: 104 minutos. 

Dirección: Andrew Dominik. 
Guión: Andrew Dominik, basado en la novela de George V Higgins, 'Mátalos suavemente.
Casting: Francine Maisler, C.S.A.
Dirección de Fotografía: Greig Fraser. 
Música: Montaje: Curtiss Clayton. 
Edición: Brian A.Kates.
Dirección artística: 
Decoración del set: Leslie Morales.

Diseño de Producción y de Vestuario: Patricia Norris.
Jefe de Departamento de peluquería: Adruhita Lee.
Jefe de Departamento de maquillaje: Dennis Liddiard.

Productores: Dede Gardner, Brad Pitt, Paula Mae Schwartz, Steve Schwartz, Anthony Katagas.
Productores ejecutivos: Megan Ellison, Marc Butan, Bill Johnson, Jim Seibel, Bob Weintein, Harvey Weinstein, Adi Shankar, Spencer Silma.
Diseño de Producción: Patricia Norris. 
Compañías Productoras: The Weinstein Company e Inferno, en asociación con Annapurna Pictures y 1984 Private Defense Contractor, presentan una producciónde  Plan B Entertainment y Chockstone Pictures. Distribuidora. DeAPlaneta. 


Intérpretes: 


Brad Pitt :Jackie, 
Scoot McNairy :Frankie, 
Ray Liotta :Markie, 
Richard Jenkins :Driver, 
James Gandolfini :Mickey, 
Ben Mendelsohn :Russell, 
Vincent Curatola :Johnny. 


Sinopsis: 


El thriller se inscribe en la campaña por la presidencia de Estados Unidos entre Bush y Obama, y la trama gira en torno de Jackie Cogan (Brad Pitt), un investigador que intenta resolver una serie de robos en casinos protegidos por la mafia. La historia nos cuenta las vicisitudes de tres criminales, no demasiado inteligentes, recién salidos de la cárcel que deciden dar un nuevo golpe: atracar una partida de cartas controlada por la mafia.Con una pinta ridícula inician el robo y milagrosamente logran cometerlo.

La mafia decide contactar con Jackie Cogan (Brad Pitt) para que resuelva el caso, encuentre a los ladrones y acabe con ellos. Jackie, el único inteligente de la historia, intentará sacar su propia tajada.

Críticas y breve comentario: 

En noviembre de 2016, terminada la era Obama, en la que los electores norteamericanos , en un arranque de progresía inusual en los tiempos que corren, colocaron a un político negro en la Casa Blanca. Cuando está a punto de comenzar una nueva era, la de un millonario sin escrúpulos que eriza la piel de los de  su propio partido, el republicano Donald Trump, el diario 'La Razón' lanza al mercado el film de Andrew Dominik,  Killing them softly (Mátalos suavemente, 2012), que refleja el ambiente dominante en un tiempo en el que fue posible lo que nadie esperaba. Hoy tampoco esperaba nadie el triunfo de Trump, un hombre al que le llueven los escándalos cada día y vive en una torre de oro. Es difícil analizar una situación y la siguiente, por ello es recomendable revisitar el film de Dominik.

El film se esfuerza por recuperar la carga social del cine negro y convertirse en una metáfora del capitalismo. La consecuencia más visible es la división de la crítica según su background ideológico, como no puede ser de otra forma. Carlos Boyero acusa al equipo de un exhibicionismo inútil, propio del que se cree el más listo de la clase. Quim Casas, que realiza la crónica del Festival de Cine de Cannes del año en curso, 2012, al que, afirma, le faltó el cineasta aglutinador, como Tarantino y Malick, el cineasta-faro que necesita el certamen, cuyo resultado fue más frágil que en años anteriores. En medio de la crisis económica más importante que ha conocido la humanidad, se prefiere poner el foco en una historia íntima y emotiva de dos octogenarios narrada por Michael Haneke. El propio crítico afirma que la película de Dominik no es un thriller político, sino un film de género reinventado, pautado por una calma tensa antes de cada explosión de violencia protagonizada por dos jóvenes que roban dinero a los mafiosos, un ajuste de cuentas que se descontrola, reduciéndose a un pacto laboral, que justifica las palabras de Cogan: "América no es un país, sino un negocio". (Quim Casas. Cannes 2012. Autores y géneros. Dirigido por...Junio, 2012) 

Pero Dominik va jalonando la cinta con notas a pie de página, fragmentos televisivos de los discursos de Bush y Obama sobre política, guerra y recesión económica, para ir situando las diversas posiciones ante el público, la forma más objetiva de promover la reflexión entre los espectadores.





No hay comentarios:

Publicar un comentario