Páginas vistas en total

viernes, 23 de diciembre de 2016

Chiti Chiti Bang Bang, Ken Hughes.





FICHA TÉCNICA.


Título original: Chitty Chitty Bang Bang
País:  Reino Unido
Año: 1968
Duración:  144 minutos


Dirección: Ken Hugues
Guión: Ken Hugues y Roal Dahl. basado en la novela de Ian Fleming
Dirección de Fotografía:
Música: Irwin Kostal
Edición: John Shirley
Dirección artística: Harry Pottle
Efectos visuales: Cliff Culley
Efectos especiales: John Stears

Diseño de vestuario: Elizabeth Jaffenden, Jackie Cummins, Joan Bridge.
Productor: R.Albert Broccoli
Productor asociado: Stanley Sopel

Diseño de producción: Ken Adam.
Estudio: Warfield Productions .
Compañías. Productora: Dramatic Features.

Intérpretes:


Dick Van Dyke : Caractacus Potts,
Sally Ann Howes : Truly Scrumptious,
Lionel Jeffries : Grandpa Potts,
Gert Fröbe: Baron Bomburst ,
Anna Quayle: Baroness Bomburst,
Benny Hill : Toymaker,
James Robertson Justice : Lord Scrumptious,
Robert Helpmann : Child ,
Heather Ripley : Jemima Potts.
Adrian Hall: Jeremy Potts,
Barbara Windsor: Rubia de la Feria,

SINOPSIS


Caractacus Potts (Dyck Van Dike) es un excéntrico inventor que ha conseguido convertir un viejo coche de carreras en un vehículo que puede volar y flotar en el agua y lo ha bautizado con el nombre de Chitty Chitty Bang Bang. En este vehículo viaja con su padre (Lionel Jeffries), sus hijos (Heather Ripley y Adrian Hall) y su novia (Sally Ann Howes) a un mundo mágico de piratas y castillos, donde viven aventuras sin fin. Juntos se enfrentan al Barón Bomburst (Gert Fröbe) y a otros villanos.


COMENTARIO.


Una especie de cuento que ha perdido toda la vigencia ante la evidente evolución de los usos  y costumbres; es obvio que los niños de hoy se sientan perplejos ante una modelo de hada madrina que canta como una vicetiple, aunque  los caramelos, las aventuras, los coches que vuelan y otras fantasías nunca pasan de moda entre los pequeños. Pero da la impresión de que más que dar satisfacción a los niños se pretende adoctrinarlos y se les usa para hacer una revolución para una sociedad más justa que sólo les afecta a ellos y no a sus padres. Una evasión que hoy no cuela: si los padres viven mal, los hijos viven peor.

Hay una especie de defensa de algo que en Estados Unidos tiene mucho predicamento: la escuela en casa. Sin embargo el film está trufado de un sexismo, una fijación de roles entre chicos y chicas, de lo que es muy buena prueba la conversación que mantienen los niños,  muy  propia de la época. El niño pregunta a su hermana : ¿se van a casar nuestra padre y Truly? y la niña responde: "Si se besan se tendrán que casar". Cuando por fin Caractacus besa a la mujer, esta le advierte de que ya no tiene escapatoria: se han de casar. Ha llovido mucho desde entonces.

Este film, un clásico navideño,  se puede ve estos días en canales de TV.



No hay comentarios:

Publicar un comentario