Páginas vistas en total

lunes, 5 de diciembre de 2016

La pasión de Augustine. Léa Pool.





Ficha técnica:


Título original: La passion de'Augustine.
País: Francia.
Año: 2015.
Duración: 103 minutos.

Dirección: Léa Pool.
Guión: Léa Pool, Marie Vien.
Casting: Daniel Poisson.
Dirección de Fotografía: Daniel Jobin,
Música: François Dompierre.
Montaje:Michel Arcand.
Dirección artística: Patrice Bengle.

Diseño de Vestuario: Michèle Hamel.
Peluquería: Nathalie Garon.
Maquillaje: Diane Simard.

Productores: Lyse Lafontaine, François Tremblay.
Compañías productoras: Lyla Films; distribución : Betta Films.



Intérpretes:



Céline Bonnier :Madre Augustine,
Lysandre Ménard: Alice,
Shauna Bonaduce: Françoise,
Diane Lavallée : Sor Lisa,
Valérie Blais : Sor Claude,
Pierrette Robitaille : Sor Onésime,
Maude Guérin: Marguerite,


Sinopsis


Situados en el pequeño convento de la escuela rural Quebec (años 60), la madre Augustine ofrece educación musical a las jóvenes mujeres de la población. Con su talento, enseña a sus alumnas valses de Chopin o de Bach, aunque también hay lugar para las oraciones. Cuando se le entrega su sobrina Alice, la Madre Augustine descubrirá que ésta tiene un talento musical increíble, sobre todo, con el piano. Además de todo esto, el Gobierno de Quebec se enfrenta a los nuevos cambios en el sistema educativo, algo que pondrá en peligro a la pequeña escuela. Léa Pool, la directora francesa conocida por algunos otros títulos como 'El último suspiro' (2001) o 'Emporte-moi' (1999), escribe y co-dirige con Marie Vien la película.


Críticas:


La película ha sido bien valorada por varios periódicos de tirada nacional españoles como ABC, El Periódico, Fotogramas o Cinemanía, que emiten opiniones matizadas por el sudamericano 'El Colombiano. La página Rotten Tomatoes refleja en su tomatometer una situación curiosa: la prensa no ha prestado la más mínima atención al film de Léa Pool y, como consecuencia, no hay valoraciones de los críticos. Por el contrario, el público, eso sí representao por yan solo 30 usuarios, le ha otorgado un escuálido 71%,  teniendo en cuenta que deben ser fieles convencidos, muy religiosos.

El muy exigente, de forma casi constante, afirma ahora que: "El filme hilvana momentos delicados con otros demasiado tópicos. Eso si, nada que ver, por fortuna, con 'Sister act'".('La pasión de Augustine': música y liberación, diario 'El Periódico', 1 de Dieciembre de 2016).

Oti Rodríguez Marchante coincide en su análisis con Quim Casas, cambiando alguna adjetivación sustantiva (progresía por afinado meollo moral: "Película que destaca como una mosca en un pellón de nata dentro del habitual panorama cinematográfico por tres cualidades que no suelen viajar juntas: su gran envoltorio visual, su magnífico contenido musical y su afinado meollo moral.(La Pasión de Augustine (***): Música, educación y religión, diario ABC, 2 de diciembre de 2016)

Janire Zurbano da un paso más en la explicitación de su complacencia: (Léa Pool) plasma en su último filme el proceso de secularización del Québec de los años 60 y la lucha de un pequeño convento por sobrevivir. Partiendo de una partitura de Bach, representando el statu quo en el que se protege al principio Augustine, avanzamos hipnotizados por la irresistible melodía a la inevitable llegada del cambio, de la versión moderna. Si bien es inevitable que la sonoridad de esta obra recuerde por momentos a la empleada por Christophe Barratier para amansar a las fieras en Los chicos del coro, o a los recientes acordes de Sérgio Machado en El profesor de violín, la cadencia de La pasión de Augustine es nueva, revolucionaria. Es la banda sonora que acompaña a unas monjas, capitaneadas por Céline Bonnier en su magistral interpretación de esta John Keating feminista y con velo (¡Oh, capitana, mi capitana!),




No hay comentarios:

Publicar un comentario