Páginas vistas en total

domingo, 18 de diciembre de 2016

Mein Führer, Dani Kevi










Ficha técnica:


Título oeiginal:
País: Alemania.
Año: 2007,
Duración: 90 minutos

Guión y dirección: Dayni Kev
Cámara: Carl-F Koschnick & Carsten Thiele.
Casting: Simone Bär
Música: Niki Reiser.
Puesta en escena: Christian Eisele.
Montaje: Peter R.Adam.
Ilustraciones: Darius Ghanai.
Decorador del set: Christoph Merg.
Diseño de sonido: Raoul Grass.
Efectos visuales: TVT, postproducción.

Diseño de Vestuario: Nicole Fischnaller.
Maquillaje: Gregor Eckstein, Jeannette Latzelsberger.

Producción: Stefan Arndt.
Productor en línea: Marcos Kantis.
Director de producción: Peter Hartwig.
Diseño de producción: Hubert Batholomae.
Compañías: Baditri, Warner Bros.Pictures Y Filme Directors Pool en co-producción con  X Filme Creative Pool, Co-producción WDR, BR, ARTE, Fulmstiftung Nordrhein-Westfalen, Filmförderungsanstalt FFA, Medienboard Berlin-Brandenburg, Hessen-Invest Film; distribución: Emjudíoon


Intérpretes:


Helge Schneider.: Adolf Hitler
Ulrich Nühe: Adolf Grünsbaum,
Sylvester Groth: Joseph Goebbels,
Adriana Altaras: Elsa Grünbaum,
Stefan Kurt: Albert Speer,
Ulrich Noethen: Heinrich Himmler.
Lambert Hamel: Jefe de grupo Ruttentkuber,
Udo Kroschwald: Martin Bormann,
Torsten Michaelis:: Guardian S.S.
Axel Werner: Erich Kempka,
Victor Schefé: Militar SS.
Lars Rudolph: Comandante Heinz Linge,
Wolfgang Becker: Comandante Banner,
Bernd Stegemann: Dr. Morell.


Sinopsis:


1944, Segunda Guerra Mundial. Berlín sufre continuos bombardeos y está a punto de caer. Josef Goebbeels, ministro de propaganda nazi, cree que si Hitler da uno de sus célebres discursos, lograrán levantar el ánimo de la nación. Pero el Führer está abatido y sin fuerza. Goebbels pedirá ayuida a su antiguo profesor de interpretación (Israel Grunbaum) que ha sido enviado a un campo de concentración, para que le enseñe a dar  discursos otra vez.


Comentario: 


El film comienza, como muchos otros de la época que ubica la historia de Adolf Grünsbaum (Helge Schneider): "Hace doce años que al frente de Alemania se encuentra un hombre, nacido en una idílica república de los Alpes llamada Aistria. Este hombre quería ser artista, en concreto pintor, pero, por la razón que fuera fue rechazado por la academia de arte y decidió ser nacionalsocialista. Este hombre se llama Adolf Hitler. No hay ninguna duda, el Führer ha causado furor en su pueblo. Millones de hombres han ido a la guerra por él. Millones de mujeres desean tener un hijo suyo. Pero en realidad no quiero contarles la historia del St. Hitler, sino la mía. En los últimos cinco días he estado tan cerca del Führer como no lo habrá estado ningún otro  judío; en este preciso momento, 1 de junio de 1945,  estoy justo debajo de él,,, La guerra total estaba totalmente perdida.."

Se ha fabulado con frecuencia en torno a que Hitler tuviera un doble que lo sustituía en los discursos que ponían fin a concentraciones multitudinarias, o de la existencia de confabulaciones, teorías basadas  en operaciones como 'Walkiria para acabar con la vida del dictador, unos hechos que se datan en 1944, cuando ya  el nazionalismo había perdido en la práctica la guerra total y estaba en marcha la solución final, unos hechos que inspiraron  películas como 'El gran dictador' de Charles Chaplin (1940) u Operacion Valkiria . que tuvo lugat el 20 de julio de 1944. El alemán Dani Kevi realiza una n comienza elrelato,y que retrocede, mediante un gran flahback que explique la imagen con la que se inicia el film y que recurre a un flashforward para explicar el futuro inmediato.

Dani Kevi recurre a material de archivo y usa la técnica del  found footage o metraje encontrado, pasando de una técnica a otra mediante la utilización del color que alterna con el blanco y negro y dota de sentido al recurso. Usa estas imágenes para mostrar las ruínas de la ciudad de Berlín y las grandes concentraciones de nazis que concitaba Hitler. Pero, si bien  'El gran dictador' de Chaplin ha sido mejor valorado que la película de Kevi, cae en un error profundo, algo que lamentó el propio Charlot: se toma a broma algo que años más tarde cineastas como George Stevens demostraron que había sido un auténtico genocidio y un holoacusto. El judio que encarna Ulrich Nühe no se toma a broma al dictador, lo cual no quiere decir que no haya ciertas notas, sino de humor, si distendidas, como el empeño de la mujer de éste en matar a Hitler a cualquier precio, incluso la aniquilación de su propia familia. No parece que los alemanes estén dispuestos a tomarse muy a broma esta página de su historia, y si nos muestran a un tirano debilitado, llorando y mostrando sus traumas es precisamente para cargarse el mito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario