Páginas vistas en total

martes, 6 de diciembre de 2016

The Young Pope. Paolo Sorrentino. Ficha técnica.







Ficha técnica:



Título original: The Young Pope.
País: Italia,
Año: 2016. Primera emisión: 21 de octubre de 2016.
Duración: serie de 10 capítulos de 60 minutos, los dos primeros exhibidos en Venecia.

Creación y dirección: Paolo Sorrentino.
Guión: Paolo Sorrentino, Stefano Rulli.
Casting: Annamaria Sambucco, u.i.d.c.; USA: Laura Rosenthal.
Dirección de Fotografía: Luca Bigazzi.
Música original: Lele Marchitelli.
Edición: Cristiano Travagioli, a.m.c.
Dirección artística: Aldo Signoretti.
Decoración y puesta en escena. Ludovica Ferrario.

Diseño de Vestuario: Carlo Pggioli, Luca Campora.
Diseño de maquillaje: Maurizio Silvi.

Productores: Lorenzo Mieli, Mario Gianani.
Productores ejecutivos: Tony Grison, John Lyons, Jaime Roures, Javier Mendez, Carolina Benjo, Carole Scotia, Simon Arnal, Viola Prestieri y Paolo Sorrentino.
Organización general: Genaro Formisano.
Compañías productoras: HBO, Sky Atlántic, Canal+ .


Intérpretes:


Jude Law: Lenny Belardo, el joven papa Pío XIII,
Diane Keaton: Sor María,
Silvio Orlando: Cardenal Boiello,
Javier Cámara: Cardenal Gutiérrez,
Scott Shepherd :Cardenal Dussolier,
Cecile de France : Sofía,
Ludivine Sagnier : Esther,
Toni Bertorelli: Cardenal Caltanisetta,
James Cronwell:  Cardenal  Michael Spencer.


Sinopsis oficial:



Retrata la historia de Pio XIII, un Papa ultraconservador, cercano al oscurantismo y muy valorado por todos, especialmente por los pobres. El joven pontífice, en esta historia, intenta encajar en un puesto en el que las conspiraciones están a la orden del día.


Críticas:


Antes de entrar a analizar de forma superficial las críticas de una serie de la que tan sólo se han visto unos pocos capítulos, desearía hacer algunas consideraciones. La primera es la relevancia que está adquiriendo el lenguaje televisivo, el revolucionario  soporte que provocó tantas reacciones en la década de los 60 que el semiólogo italiano, tristemente fallecido, se vio obligado a templar gaitas y colocarse en medio de los que mantenían posiciones apocalípticas ¿se acuerdan? o irreflexicamente integradas. Nos referimos a Umberto Eco, que terció en la guerra abierta en 1969. Hoy, transcurridos casi cincuenta años, Daniel Tubau nos interpreta el axioma de Noêl Simsolo: "El cine cambia, no así la ceguera de los jueces'. El escritor de "El guión del siglo XX" nos recuerda que los militantes del montaje creían que aquella era la mejor forma de diferenciarse del teatro y la literatura; quienes veían con recelo el nacimiento de un nuevo modo de representación como la TV, comenzaron a considerarlo el sistema con mayores posibilidades cuando sintieron en su nunca el hedor de los videojuegos o el curioso género de las machinima,  un tipo de películas que se hacen utilizando partidas grabadas de videojuegos que amenazaron con ser interpretados como una expresión sublime cuando internet comenzó a presionar con nuevos medios de producción de significado, ya fueran programas informáticos,cromas, gopros o drones, como los que vemos en Election: la noche de las bestias, dirigida por James DeMonaco, más ajustados a  la realidad que los futuristas de Oblivion (Joseph Kosinski, 2013).

Si las películas no están bien contextualizadas se quedan en la pura anécdota, mas el Pio XIII , (su antecesor homónimo ayudó a los nazis en colaboración con la Cruz Roja a huir a Alemania e instalarse en la neutral Suiza, que pronto se convirtió en un paraíso fiscal, denunciado por la saga de los X-Men, y especialmente por el personaje de Magneto interpretado por Michael Fassbender) va a dar que hablar, un prototipo del mundo convulso en el que vivimos En la era que muchos llaman de la posverdad hemos visto a un negro, Barak Obama, como inquilino en la Casa Blanca, un musulmán en la Alcaldía de Londres y un socialista español 'capriano' que fue sometido al mismo simulacro que el papa joven de Paolo Sorrentino, para calentar un tiempo el sillón que debía ser ocupado por otra persona, necesitada en esos momentos de crear un perfil de estadista para ella. Parece que ni en la ficción ( Caballero sin espada de Frank Capra, o 'El Papa joven'), ni en la realidad, Pedro Sánchez, las  cosas han salido al gusto de los artífices del engaño. La serie no se va a poder ver, de momento, en España. Una reflexión interesante para cualquiera y no sólo para unos cuantos privilegiados.

El tomatoeter de la página Rotten Tomatoes da un índice de aceptación de la crítica del 80%, ya que, al tratarse de una serie televisiva que sólo se emite por televisión en Italia, el público norteamericano no tiene formado un criterio. En España la valoración de la prensa en general ha sido positiva; la página Filmaffinity le atribuye una nota de 8,3.

Javier Ocaña opina que en la saga: " habita el prodigio presentado por Paolo Sorrentino: en la perezosa paradoja de la carne iluminada, en el contrasentido de cine que no es ni siquiera cine (o no en el sentido académico). Sin duda, de lo mejor y más sorprendente de la Mostra hasta el momento. Perfecto, hipnótico, santo y profano disparate. No en balde, se trata del último trabajo de ese canto al veneno eterno de lo efímero que es La gran belleza (...) la película retoma el artificio de Il divo, donde los azares del poder eran examinados desde el Gran Guiñol de la política italiana secular. Y en el centro, los ojos siempre vidriosos de Giulio Andreotti, el hombre que mantenía que no hay nada más peligroso que la malicia de las buenas personas (es un arma en manos inexpertas). Ahora, el escenario cambia, pero la extraña combinación de santidad y cattiveria, que dicen por aquí, se mantiene." (1)

Lenny Bernardo,( el joven papa interpretado por Jude Law), es el protagonista de 10 capítulos para la serie co-producida por SKY, HBO,Mediapro  y Canal +, de los que dos ya se han exhibido en Venecia. Pío XIII sorprende a propios y extraños, creyentes y ateos, pronunciando entre aspavientos un canto a la “libertad” sostenido sobre la defensa del matrimonio gay, el aborto, el sexo libre, la masturbación... Se trata únicamente de un sueño, pero este prólogo ya deja ver algunas de las características principales del protagonista de 'The Young Pope' y de la serie en su conjunto.(El Confidencial, 13 de octubre de 2016).(Manu Yañez, Fotogramas).





Mario Cerdeño habla en la sección de 'Los lunes seriéfilos', del diario 'El Periódico',  del italiano Paolo Sorrentino, que crea en la ficción el primer papa norteamericano (estamos en la etapa de la posverdad,  del 'primer' lo que sea (Presidente negro, presidente garrulo, alcalde musulmán...fenómenos que parecen responder más a modas que a auténticas revoluciones, como acaba de demostrar la primera democracia del mundo: Estados Unidos). Ahora le toca el turno a un papa, norteamericano, liberal y provocador, además de joven, aunque no necesariamente progresista. El crítico advierte de que: "Su nombre papal es Pío XIII, clave continuista del legado del díscolo y polémico Pío XII. La idea de renovar y modernizar la iglesia, tras su elección, se trunca cuando Balardo se descubre ante todos como alguien contradictorio, intransigente y vengativo (...) a serie contiene una crítica ácida y mordaz sobre sus estamentos, dogma y contradicciones. Sorrentino con ‘The Young Pope’ no deja indiferente a nadie y, sobre todo, da donde más duele a todos los católicos." (2)




La cosa pinta bien, aunque algunos la han considerado aburrida, si bien el director de L'Observatore Romano (ni más ni menos) pide paciencia a sus lectores ya que sólo se  han visionado dos capítulos. La página www.farodiroma.com se siente defraudada ante un producto que considera aburrido: " Debut con bombo y platillo para el joven Papa. La serie del director napolitano  salió al aire en Sky HD y Cine Atlántico Sky. El protagonista de la ficción es Pío XIII, primer Papa de la historia americano que bebe Coca-Cola Light,  Cherry, lleva chanclas y fuma.





El cardenal Lenny Belardo es un peso político joven, suave y limitado. Abandonado en un orfanato a una edad temprana, Lenny siente el tormento de este drama infantil y ha desarrollado una relación muy turbulenta con la fe y con Dios. Inesperadamente, sin embargo, es elegido Papa por el Colegio de cardenales que piensa que ha encontrado un peón para poder maniobrar a su gusto. Sin embargo pronto observarán que han sido víctimas de su propio engaño: Pío XIII se convertirá en un controvertido Papa, nada dispuesto a ser controlado.  Desde el punto de vista estético, es sin duda un producto muy sofisticado con una buena dirección y puesta en escena (...) Las dos primeras entregas a continuación, están llenos de referencias simbólicas, que se pueden leer en clave psicoanalítica, si permanecemos despiertos, lo que no es una tarea fácil. El cigarrillo perpetuamente iluminado de los diferentes personajes parece necesario para mantener despiertos a los actores.





Salvatore Izzo (www.agi.it//spettacolo televisione) pide  a los espectadores  ( ignoramos de qué sensibilidad e ideología) que, como ha hecho el historiador del cristianismo y director de L'Osservatore romano Giovanni Maria Vian, que acudió al estreno con el corresponsal del Vaticano, tengan paciencia y esperen a que la saga concluya para emitir un juicio. Radio Vaticana advierte de que "El Papa joven"es una película "perfecta", pero sin corazón.






(1) Paolo Sorrentino, Jude Law y un Papa que fuma, Diario 'El Mundo, 3 de septiembre de 2016.
(2) The Young Pope’: “Soy una contradicción como el propio Dios, que es uno y trino”, Diario de Castilla-La Mancha, 27 de Noviembre de 2915


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario