Páginas vistas en total

miércoles, 18 de enero de 2017

Cuerpo (Cialo). Malgorzata Szumowska




Ficha técnica:


Título original: Body/Cialo.
País: Polonia.
Año: 2015
Duración: 90 minutos.

Dirección: Malgorzata Szumowska
Guión: Malgorzata Szumowska, Michael Englert.
Casting: Majka Skryskiewicz.
Dirección de Fotografía: ;ichael Englert, PSC.
Montaje: Jacek Drosio.
Puesta en escena: Elwira Pluta.
Sonido: Kacper Habisiak, MPSE,. Marcin Kasinski, MPSE, Marcin Jachyra.

Diseó de Vestuario: Katarzyna Lewinska, Julia Jarza-Brataniec.
maquillaje: Agnieszka Hodowana.

Productores: Marek Baczyk, Jacek Drosio, Malgorzata Szumowska, Michael Englert.
Compañías: Memento Films, Polski Instytut Sztuki Filmowej, Kino Swiat, D35 Integrated Cinema Services. MFF (Mazowiecki, Fundusz Filmowy, Mowhere

Intérpretes:


Janusz Gajos: Fiscal
Maja Ostaszewska: terapeuta,
Justyna Suwala: Olga,
Ewa Dalkowska:
Adam Woronowicz
Tomasz Zietek: asistente fiscal,
...


Premios:


Premios: Mejor director. Silver Bear. 65 Internationales Filmfestspiele Berlin

Sinopsis:

Polonia, en la actualidad,Las vidas entrelazadas de un letrado, que debido a su trabajo se enfrenta a diario a la muerte, de Olga, su hija anorexca que no ha superado la muerte de su madre y de Anna, la terapeuta de ésta, que asegura poder comunicarse con los muertos queridos. Tres aproximaciones diferentes en torno al cuerpo y el alma.


Comentario:


La cineasta polaca Malgorzata Szumowska, construye un discurso entre la vida y la muerte, con una serie de personajes que  por haber sido víctimas de pérdidas trágicas en su entorno, y por desempeñar determinadas profesiones, como la del protagonista, un juez (o fiscal, los traductores  no se ponen de acuerdo) forense que actúa en el levantamiento de los muertos en extrañas circunstancias, habitan en un mundo en el que apenas se distinguen de los que ya los han abandonado. La cineasta consigue convertir una escena de sexo en un esperpento cruel y desagradable, 

Sólo se puede entender este que algunos críticos llaman humor negro (Sergi Sánchez), o intento de dañar al público  (Luís Martínez) , de atacarlo, penetrando en la psicología colectiva de un pueblo que padeció como ninguno el holocausto nazi, después la dictadura comunista y ahora el capitalismo salvaje- El resultados son unos ciudadanos que nadan entre el escepticismo y la creencia en el más allá, el drama personal y la anorexia, la vida cotidiana armada sin deseo de  crear ambientes placenteros, las neveras que sólo contienen vodka, los prejuicios cultivados durante decenas de años. El resultado es un cine más duro que el de Ken Loach o Mike Leight, pero igual de prosaico y carente de poesía, en el que sus protagonistas deambulan como el fantasma que protagoniza la primera secuencia. 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario