Páginas vistas en total

domingo, 22 de enero de 2017

Fin de la era Obama. In memoriam.





Es probable que Barak Obama no haya podido cumplir las expectativas que levantó, entre otras cosas porque, como dijo Einstein, es más fácil desintegran un átomo que un prejuicio, y ante la más mínima adversidad en la lucha con los poderes de facto muchos sectores dan la espalda a su ´héroe', y prefieren cobijarse bajo las alas del que tiene en verdad 'puede', aunque esta decisión les haga retroceder en derechos alcanzados a lo largo de mucho tiempo. Pero, entre otras muchas cosas que el tiempo desvelará hay algo que queda: la riqueza que aporta la diversidad sexual, cultural y racial, que se ha echado en falta en el primer acto público del 45 Presidente de los Estados Unidos, quien ahora dirige una América que quiere sólo para los americanos. No sabemos si se refiere a quienes estaban allí antes del descubrimiento de Cristobal Colón, los legítimos poseedores de sus tierras, o si el nuevo mandatario quiere volver a la época de los colonos.

Este era el clima que se vivía en vísperas de que Obama tomara el poder con un lema 'Yes We Can' que se inspira en la campaña de 'Rosie The Riveter' (1) y que ha sido copiado literalmente por movimientos populares de casi todo el mundo.


(1) Melfi  (Figuras ocultas) afirma que"Esta historia sucede durante la colisión de la Guerra Fría, la carrera espacial, las leyes de Jim Crow, (que propugnaban la segregación racial), y el nacimiento del Movimiento por los derechos civiles.Es un momento increíble para una historia rica y poderosa que poca gente conoce". En un momento en el que, concluida la Guerra Mundial, cambió el tejido social de los países occidentales, y se presentó la oportunidad de convertir a las mujeres en Rosie the Riveter y ponerlas a trabajar en fábricas. Al mismo tiempo, a Katherine G. Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson se les presentó la oportunidad de utilizar su conocimiento, su pasión y sus cualidades..debido a la enorme escasez de científicos y matemáticos masculinos y a las nuevas leyes que prohibían la discriminación racial. Los contratistas de defensa y las agencias federales empezaron a buscar mujeres y afroamericanos que tuvieran las competencias para seguir impulsando las investigaciones más importantes. En el laboratorio del Centro de Investigación Langley en Hampton (Virginia), dirigido por el Comité Consejero Nacional para la Aeronáutica o NACA (por sus siglas en inglés), el precursor de la NASA, buscaban mentes brillantes de procedencias poco convencionales. Necesitaban personas con talento para trabajar de "ordenadores humanos", 




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario