Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

lunes, 9 de enero de 2017

Jack el caza gigantes. Bryan Singer




Ficha técnica:


Título original: Jack The Giant Slayer.
País: Estados Unidos.
Año: 2013.
Dureación: 125 minutos.

Dirección: Bryan Singer.
Guión: Christopher McQuarrie, Darren Lemke, Dan Studney.
Casting: Roger  Mussender y Jeremy Rich.
Dirección de Fotografía: Newton Thomas Sigel, ASC.
Música: John Ottman.
Edición: John Ottman, BobyDuscay.
Dirección artística: Marc Harris,
Decoración del set: Richard Roberts.

Diseño de Vestuario: Joanna Johnston.
Maquillaje y peluquería: Jacqueline Bahvani.

Productores: Neal H.Moritz, David Dobkin,  Bryan Singer, Patrick McDormick, Ori Marmur..
Productor ejecutivo:  Thomas Tull, Jon Jashim, Alex García, Toby Emmerich, Richard Brener, Michael Disco, John Rickard.
Diseño de producción: Gavin Bocquet.,
Compañías: New Line Cinema, en asociación con Legendary  Pictures, Original Film/Big Kid Pictures/Bad Hat Harry.


Intérpretes:


Nicolas Hault: Jack,
Eleanor Tomlinson: Isabele,
Ewan Mc Gregor: Elmont,
Stanley Tucci: Roderick,
Eddie Marsan Crawe,
Ewen Bremner Wicke,
Ian MacShane: Rey Brahmwell,
Christopher Fairbank: Tío,
Simon Lowe: Monk,


Sinopsis:


El film es una adaptación para adultos del cuento infantil "Jack y las habicuelas mágicas'.La paz entre los seres humanos y los gigantes llega a su fin cuando éstos secuestran a una princesa. Un grupo de soldados del rey, encabezados por un joven granjero intentarán rescatarla.


Comentario del blog y algunas Críticas:


No son pocos los autores que han logrado un gran reconocimiento que hayan querido medir sus propias fuerzas en una gran superproducción bélica, histórica o de ciencia-ficción, rompiendo con la norma auto-impuesta por los creadores de la Nouvelle Vague de no ir más allá de nuestras experiencias cotidianas, por muy duras o intrascendentes que éstas sean. La crítica se mostró muy dividida ante este incursión de Bryan Singer en el mundo del cine fantástico y de aventuras, poblado de caballeros medievales con armadura, capa y espada que se imponían a pobres siervos de la gleba, sometidos por el juramento de vasallaje que les 'garantizaba' una protección de los señores a cambio de sus servicios, que con frecuencia era sustituida por el abuso y la arbitrariedad de éstos, que se pone en evidencia en el temor de los aldeanos cuando ven aparecer a los nobles en sus monturas, acompañados de su guardia personal; una película que, por otra parte, pasó sin pena ni gloria. Mira por donde le gustó a Jordi Costa, para quien , desde el propio título  representa 'la vigencia de la gran fantasía'. Ya metido en harina expresa la opinión  de que "el supuesto asombro digital ahoga toda la vida y toda las chispa de las producciones diseñadas  para el gran público". algo que seguramente entiende que ha sabido orillar el gran adaptador de  la saga de X-Men, perteneciente al universo de Marvel. Claro que él puede expresar sus emociones, nunca las de los demás, y ya sabéis lo que se dice del gusto, que como el .... cada uno tiene uno (cada cual que complete la rima ).

Sergi Sanchez (diario 'La Razón' ), tras señalar el daño que ha hecho al género de aventuras la saga de Peter Jackson, 'El Señor de los Anillos', manifiesta sus dudas en torno al público al que puede estar dirigida esta película, si 'al infantil, al preadolescente', o al maduro inmaduro, añadimos nosotros. Joe Mogenstein ('The Wall Street Journal') el problema del protagonista es que es un plebeyo, y el del guión es que es más plebeyo todavía.

Todo esto explica la razón de por qué una película dirigida por Bryan Singer con un elenco de lujo y un presupuesto de 300 millones de dólares, apenas recaudara dos tercios de la inversión. Y desde luego, quien haya tenido la oportunidad de verla (estos días puede hacerlo en cadenas generalistas), entenderá rápidamente que no es por su exquisitez, apta sólo para un público muy capacitado que no se deja engañar por los efectos especiales, sino porque en ocasiones resulta chistosa, pero mucho más a menudo resulta ridícula y demasiado bizarra, una historia en la que los hombres parecen marionetas a merced de unos horrorosos gigantes, que como 'el vizconde demediado' de Italo Calvino, concentran en sí mismos toda la maldad del universo, contando con la colaboración de algún hombre dominado por la ambición. Curioso papel el reservado para Ewan McGregor en esta adaptación del cuento tradicional de 'Jack y las habichuelas mágicas'.



No hay comentarios:

Publicar un comentario