Páginas vistas en total

viernes, 3 de febrero de 2017

Set Fire to the Stars. Abdy Goddard.




FICHA TÉCNICA:

Título original: Set Fire To The Stars.
País: Reino Unido.
Año: 2015.
Duración: 93 minutos.

Dirección: Andy Goddard.
Guión: Andy Goddard, Celyn Jones.
Casting director: Martin Ware.
Dirección de Fotografía: Chris Seager, B.S.C.
Música: Gruff Rhys.
Editor: Mike Jones.
Director artístico: Matthew Hywel-Davies.
Decorador del set: Lotti Sanna.

Diseño de Vestuario: Francisco Rodriguez-Weil.
maquillaje: Cara Parry

Productores: A.J. Riach & Andy Evans.
Productor ejecutivo: Steve Clark Hall.
Co-productor: Elijah Wood.
Co-productor ejecutivo: Peter Phillips,, Sam Potters  Paul Baker, Alastair Lukies y Pete Storey
Productores asociados: Cathy Balch, Colin Jones. Mike Jones.
Diseño de producción: Edward Thomas.
Compañías. Productoras: The Work presenta a Mad As Birds Films. Ffilm Cymru Wales, asociada con YJB Films & Masnomis

INTÉRPRETES:


Elijah WoodJohn Malcolm Brinnin
Steven Mackintosh: Jack
Andrew Bicknell: Loomis,
Celyn Jones: Dylan Thomas,
Kate Drew: Janet,
Adam Gillen: Harvey,
Nicola Duffett: Lady Lyo,
Steve Speirs: Mickey,
Ken Drury: Doctor,
Maimie McCoy: Rocio,
Richard Drake: Nr.Unlucky


ENCABEZADO:



'Prendió fuego a las estrellas' es una película biográfica que abarca la primera gira por América del poeta alcohólico en 1950 Dylan Thomas, un ejercicio elegante, que encabeza Eliah Wood como John Brinnin, un graduado de Harvard. 



CRÍTICAS:



Estos días se ha introducido en la programación de algunas televisiones este film de  Abby Goddard,, que cierra con si siguiente teto: "Dylan Thomas volvió a América y realizó otras giras con una gran acogida Murió en New York en 1953. John Malcolm Brinnin dejó su cargo en New York. Su relato acerca del tiempo que pasó con Dylan generó controversia y se retiró de la poesía para pasar una vida profesional en la no ficción. John murió en Key West, Florida, en 1998. A la sombra del legado de Dylan dijo: "Creo que soy tan conocido como  me merezco ser."

Según Guy Lodge, Dylan Thomas aparece como un cascarrabias en la narración, frente al joven poeta y admirador Brinnin; al fin la captación de la personalidad y el valor del poeta alcohólico, fallecido joven, es muy superficial. Por otro lado, a pesar de que el equipo técnico encargado de la realización del film utiliza máquinas modernas, como la lente monocromática digital de Chris Seager, el diseño de producción, el vestuario, la selección de la banda de rock galesa Super Furry Animals, no tiene el resultado creativo y audaz que se esperaba, y no pueden evitar que todo resulte banal en un film pesado sobre las lecturas de versos más líricos de Dylan Thomas.(Revisión de la película 'Prendió fuego a la estrellas/Set Fire to the Stars. Variety) 

Para Rex Reed  "basada en hechos y personas reales, "Prendió fuego a las Estrellas" es una crónica desgarradora pero tediosa acerca de un periodo de la vida del poeta galés Dylan Thomas en América en la década de 1950. Un brillante alcohólico incontrolable ruidoso, conocido por aterrorizar al público que obligaba a intervenir a la policía. Pero también era el ídolo de un académico Nueva York llamado John Malcolm Brinnin (sólidamente interpretado por una sorprendente Elijah Wood). Brinnin es el profesor que orquestó un recorrido de lecturas de poemas de Thomas y se encargó de ser el responsable de la conducta del excéntrico escritor y bienestar durante su estancia en los EE.UU. "¿Cuántos problemas puede dar un poeta?", Preguntó. El trabajo resultó ser dos puñados de nada más que problemas." (Advertencia sobre los riesgos de una reunión de ídolos. The New York Observer).


:
COMENTARIO:

Durante los días en los que la cartelera está un poco floja, con la excepción de tres o cuatro películas que monopolizan al público, muchos vuelven su mirada a la oferta televisiva. TIVO ofrece estos días una película interesante, la opera prima, el primer largometraje para la gran pantalla, de Andy Goddard, un realizador de TV británico, conocido por la serie Downton Abbey quien realizó este film con la intención de  ser exhibido en el Festival de Sundance. La cinta fue galardonado en diferentes festivales de cine:

  • 2014: Nominada en el Festival Internacional de Cine de Edimburgo Mejor Película Británica y Premio del Público nominado 
  • 2015. Nominada a los premios  BAFTA Cymru Mejor Guión (con Celyn Jones)
  • 2015. Nominado Festival Internacional de Cine de Miami Mejor guión (con Celyn Jones)



Set Fire to the Stars no es un film apto para todos los públicos, a pesar de presentar innovaciones estéticas importantes gracias al empleo, entre otros recursos, de la lente monocromática digital de Chris Seager, cuyo resultado es espectacular, algo a lo que nos tendremos que ir acostumbrando, finiquitada definitivamente la era analógica. Como ocurriera  con la invención del cinematógrafo, la digitalización comienza a dar frutos y a sorprender al público con sus posibilidades, como acaba de ocurrir con la utilización de la cámara Arri Alexa 65 en el film de Iñarritu, protagonizado por Leonardo DiCaprio, una conjunción de talentos apoyados en las nuevas tecnologías que se da raramente.

El problema de la película de Goddard es equivalente al de la historia de Brinnin, y lo vaticina el equipo de la Universidad al entonces profesor de Harvard y escritor, para contratar al poeta galés Dylan Thomas, conocido por la gran calidad de su obra y la magnitud de los escándalos que provocaba, que lo había separado de su familia: " La frivolidad es el vicio más inútil del ejercicio intelectual." Un aserto que pueden entender tan solo quienes realizan un trabajo creativo y se encuentran en una posición determinada. Filmada en blanco y negro, con una fotografía bellísima, es un producto para las élites académicas, que se han quejado de que el poeta del País de Gales sea mostrado como un cascarrabias, no creo que sea así, aunque sí aparece como un provocador sin contención alguna y un borracho empedernido  que murió a los 39, tras lanzarse a las vías del tren en Cortland Park, New York. Se dice que Robert Zimmerman, Bob Dylan, tomó su nombre de este triste poeta al que admiraba profundamente, un dato que puede interesar a los millones de amantes del cantautor. D. John Malcolm Brinnin se jugó mucho profesionalmente para llevar a Dylan a Estados Unidos por primera vez: el resultado de la experiencia fue un libro: Dylan Thomas en América (1955).




No hay comentarios:

Publicar un comentario