Páginas vistas en total

viernes, 10 de marzo de 2017

El fundador.John Lee Hancock







EL HOMBRE ES LO QUE PIENSA Y LO QUE HACE SI OBRA EN CONSECUENCIA CON ESFUERZO Y PERSEVERANCIA.


Ficha técnica:


Título original: The Founder.
País: Estados Unidos.
Año: 2016.
Duración: 115 minutos.

Dirección: John Lee Hancock (El novato, 2002,  y Un sueño posible, 2009)
Guión: Robert D.Siegel.
Casting: Ronna Kress.
Dirección de Fotografía: John Schwartzman.
Música: Caster Burwell.
Edición: Robert Frazen.
Decoración del set: Susan Benjamin.

Productor: Jeremy Renner, Don Handfield, Aaron Ryder.
Productores ejecutivos: Glen Basner, Holly Brown, Alison Cohen, David Glasser, David S.Greathouse, William D.Johnson, Christos V. Konstantakopoulos, Karen Lunder, Bob Weintein, Harvey Winstein.
Diseño de producción: Michael Corenblith.
Compañías: Filmnation Entertainment, Weinstein Compny, Faliro House Production, The Combine, Speedie Distribution; distribución: FilmNation Entertainment.


Intérpretes:


Michael Keaton: Ray Kroc,
Nick Offerman : Dick McDonald,
John Carroll Lynch : Mac McDonald,
Linda Cardellini : Joan Smith,
Laura Dern : Ethel Kroc,
B.J. Novak : Harry Sonneborn,
Patrick Wilson : Rollie Smith,
Griff Furst : Jim Zien,
Catherine Dyer : Mrs. Horford.


Sinopsis:



The Weinstein Company es la encargada de descubrir los orígenes de una de las cadenas de comida rápida más extendidas por el mundo entero como es McDonalds. 'The Founder' está dirigida por John Lee Hancock y protagonizada por un renacido Michael Keaton ('Birdman', 'Spotlight'). El protagonista interpreta a Ray Kroc, un vendedor que acabó asociándose con Richard y Maurice McDonalds, en su sueño de crear un sistema de hacer y servir comida rápida que pudiese gustar a todo el mundo durante los años 50. Esta película mostrará el proceso en el que se involucran los personajes para convertir un simple restaurante de hamburguesas en la franquicia que todos conocemos hoy en día, haciendo especial énfasis en la relación de Ray Kroc en los negocios.


Críticas:


La crítica y el publico norteamericano han recibido muy favorablemente la película de John Lee Hancock. El Tomatometer de la página Rotten Tomatoes da un índice del 82 % de aceptación de la crítica, revisadas 182 reseñas, y un 81% del público, tras pulsar la opinión de 23.755 usuarios. La página Filmaffinity le da un aprobado holgado con un 6.2, obtenida la media de 407 votos emitidos.

Hasta los críticos  más intransigentes han dado el visto bueno a una película que, basada en una historia real, la de Ray Krock, demuestra que quien se esfuerza acaba alcanzando sus objetivos, si persiste, a pesar de los fracasos que jalonan su trayectoria. Jordi Costa da una visión un tanto particular que revela la esencia del pueblo americano, porque no sólo con banderas y cruces se identifican los pueblos, sino con aquellos símbolos que hacen referencia a su patrimonio inmaterial, como los logotipos de McDonalds, Coca Cola o Burger King, que han inspirado a artistas, pintores, escultores, diseñadores gráficos...del siglo XX, como representantes del American way of life. y del sueño de sus habitantes de que, si perseveran, pueden  llegar a alcanzar las estrellas.

El crítico de 'El País' afirma que: " Probablemente sin querer, la imagen activa el recuerdo de otro universo trazado en tiza sobre el suelo e inmortalizado en plano cenital: la visión aérea de ese Dogville que Lars von Trier propuso como insidiosa reducción a escala del alma americana. Y ahí el espectador puede caer en la cuenta de que este diálogo inconsciente entre dos películas tan distintas –e incluso enfrentadas- no podría ser más significativo, porque, en el fondo, de lo que tratan ambos trabajos es precisamente de eso: de la moral y las contradicciones de una nación levantada en tierra de nadie sin una Historia previa que refutar o de la que partir." (1)

Se equivoca Quim Casas cuando, al hablar de lo que él denomina biopic perverso y oscuro sobre el hombre que creo la cadena McDonalds, afirma que es posible que no guste demasiado a la  franquicia, ignorando que cualquier publicidad siempre beneficia a las personas o entidades de las que habla, por lo que la película evita mostrar el logo de la cadena (2) El resto de las criticas se mantienen en este tono, generalmente favorable, incidiendo en el matiz del héroe americano, de la expansión mundial de la comida rápida, que algunos llaman basura, pero a muchos más les encanta y la reproducen en sus propios hogares.

John Lee Hancock, siempre pendiente de los héroes nacionales, parece que, en esta ocasión. en la que el mundo atraviesa la peor crisis económica que ha conocido la humanidad, con un modo de representación muy convencional, se podría incluso llamar institucional, sin riesgos, procurando en todo momento que el mensaje llegue al receptor sin ruidos innecesarios, nos cuenta la vida del creador de un gigante económico, que, como el español Juan Roig, creador del emporio de Mercadona, no es un genio, ni necesariamente tiene talento, pero ambos tienen perseverancia. El americano, tras sufrir ostentosos fracasos, recibir continuos portazos en las narices, la incomprensión de su esposa, interpretada por Laura Dern, y el desprecio de sus 'amigos' del club de golf, endurece de tal modo su piel que está preparado para dar el gran salto y no sentir compasión por quienes le han cerrado el paso hacia un destino ineluctable.

John Lee Hancock pone a prueba la hipocresia de eso que algunos llaman la gente, que , 'en teoría' desprecian las actitudes ruines y ambiciosas de estos hombres sin escrúpulos, cuando luchan por ascender,  llegar a la cumbre del poder y conseguir su empoderamiento, pero admiran y se rinden ante quienes se encuentran ya en la cumbre de la ola, hayan llegado como lo hayan hecho. Son muchos más los que no quieren arriesgar nada y pocos los que lo arriesgan todo, olvidando que la esencia del capitalismo no es el funcionariado, sino precisamente el riesgo, que caracterizó a los hombres que salían de la miseria y la pobreza que originó la crisis del 29 y veían una posibilidad en la sociedad generadora de deshechos, en la que era más barato tirar (cubiertos, platos, servilletas e incluso ropa) que limpiar o reparar. Hoy ya nadie se extraña de coger los artículos que necesita de las estanterías, y tirar los restos de una comida en un receptor de basura. En la década de los 40 e incluso 50 era algo insólito.

Pero hay algo más. Estas empresas nacieron con vocación familiar, y de sus locales desaparecieron las máquinas pincha-discos, se vigiló  la presencia de residuos en el suelo y se dispuso la retirada rápida de los mismos, un escenario que hoy ha cambiado en algunos aspectos, que han favorecido la sustitución de los clientes primitivos por grandes grupos de niños y adolescentes. Un biopic interesante que nos muestra como algunos hombres y mujeres que partían de una situación de inferioridad han alcanzado sus objetivos, .tras treinta o cuarenta años de lucha. Hoy se cree en el triunfo muy temprano, de modo que un treintañero es considerado, con frecuencia, un fracasado., ignorando que, como afirmó Montserrat Caballé,  en cierta ocasión, las piedras hay que tallarlas y si hay rubí ya se verá.



(1) La Iglesia de los arcos dorados. Diario 'El País', 10 de marzo de 2017..
(2) El Fundador: detrás de McDonalds. Diario 'El Periódico', 9 de marzo de 2017.



No hay comentarios:

Publicar un comentario