Páginas vistas en total

sábado, 4 de marzo de 2017

El guardián invisible. Fernando González Molina,




FERNANDO GONZÁLEZ MOLINA NO CONSIGUE LA CLARIVIDENCIA DE AMENABAR EN 'REGRESIÓN'


Ficha técnica, sinopsis, crítica, cartel y trailer (Pinchad aquí).



Comentario:



Basándose en la novela de Dolores Redondo, Fernando González Molina y su guionista Luiso Berdejo montan un thriller con multitud de tramas y subtramas, alguna de las cuales se asientan en las tradicionales con gran arraigo popular en el Valle de Baztán y que van tomando relevancia a medida que van apareciendo cadáveres de niñas, abandonadas en los bosques y sometidas a un ritual de purificación, y van sembrando el temor en los pequeños pueblos que siembran el lugar, y en especial en Elizondo, donde se concentra el grupo de operaciones que unifica a las diferentes policías que intervienen en el esclarecimiento de los hechos.

Mas no sólo quedan al final muchos cabos por atar, y muchas implicaciones por dilucidar, sino que, si entendemos que la creencia en la brujería se extiendo por todo el valle y no solo ha sido objeto de títulos notorios, como 'Las brujas de Zugarramundi' (2013), dirigida por Alex de la Iglesia, sino que protagoniza alguna de las secuencias más ridículas del film, como la del ser benéfico que ayuda con un silbido avisando a los  habitantes del valle de la presencia de un peligro, o la lectura de cartas adivinatoria que protagoniza alguna secuencia de las más ridículas del film a cargo de la tía de la protagonista, Amaia Salazar, una detective interpretada por Marta Atura que dirige la investigación, parece que tras esta lectura fantástica que realizan algunos personajes de la historia se esconde una realidad mucho más espantosa que la que representan las supersticiones medievales.

Muchos padres, entre ellos algunos de los que protagonizan la película y que desgraciadamente han perdido a sus hijas de esta forma tan macabra, ignoran que sus hijas, preadolescentes se fotografían muy ligeras de ropa en sitios de internet como Instagram, y la colisión de una visión ancestral de la espiritualidad y la convivencia con la modernidad que trae consigo la nueva era tecnológica, provocan trastornos bipolares importantes en personas que no saben adaptarse a los nuevos tiempos. 

Sin acudir a ningún método de regresión psicológica inducida por un facultativo, como ocurre en 'Regresión' el film que realizó Amenabar y al que la crítica hizo fracasar en Estados Unidos, algo que se entiende merced al puritanismo que reina en algunas zonas del país, similar al que se denuncia en el Valle de Baztan, aunque degradado en Estados Unidos por la expansión de la white trahs o basura blanca, colectivos depauperados y muy degradados, una situación que aprovechan las iglesias norteamericanas, parece que intenta decir lo mismo, pero intenta abordar tantas cuestiones, deja tantas pistas, fabrica tantos sospechosos, que todo se diluye y al final nos deja muchas dudas.

Amaia regresa,ella sola, a su niñez traumatizada, en la que su madre (nos quedan muy serias dudas de qué rango familiar las une), sus hermanas, sus cuñados, su novio inglés, incluso los policías, parecen sospechosos o se les hace aparecer de esta manera a los ojos de los espectadores. El enredo es tan grande que ignoramos quien es el verdadero instigador de este masacre, por qué una de las hermanas se implica de alguna manera, por qué todos escriben libros, y un largo etcétera que impiden que el púlico vea tan claro, como ocurría en el film de Amenabar cómo se quería ocultar tras la simulación de hechos excepcionales la verdadera perversión de gente de apariencia respetable.

Tienen razón quienes afirman que el film está bien ejecutado, los actores se defienden razonablemente,y que,entre todos consiguen bellas imágenes entretiene, En líneas generales entretiene pero no consigue redondear el trabajo y la excelencia de un Amenabar, en el que lo fantástico se convierte en una brillante metáfora de la realidad. No obstante he de reconocer que es de lo mejor que se puede ver en los cines españoles en español.



No hay comentarios:

Publicar un comentario