Páginas vistas en total

Adsense




sábado, 18 de marzo de 2017

La cura del bienestar





Ficha técnica, sinopsis, críticas, cartel y trailer. (Pinchad aquí)






ESTRENO EN CINES EL 24 DE MARZO









LA CURA DEL BIENESTAR




SOLO CUANDO CONOCEMOS LO QUE NOS AQUEJA PODEMOS ALBERGAR LA ESPERANZA DE HALLAR EL REMEDIO.


 

La cura del bienestar, original del visionario director Gore Verbinski, es un escalofriante y endiablado thriller psicológico. Dane DeHaan encabeza el reparto en el papel de Lockhart, un obsesivo agente de bolsa de Wall Street que es enviado por su empresa a un remoto balneario alpino para someterse a tratamiento. Lockhart tiene la misión de traer de vuelta a Pembroke (Harry Groener), director general de su empresa y paciente del balneario, quien ha dicho a su equipo que no tiene intención de regresar a Nueva York. Lockhart llega a la apacible clínica en la que, supuestamente, los residentes reciben una cura milagrosa. Aunque, en realidad, parece que sus enfermedades se agravan. Investigando los tenebrosos y desconcertantes secretos que oculta el establecimiento, conoce a una joven, la  hermosa Hannah (Mia Goth), paciente ella misma. También conoce a otra paciente, la excéntrica señora Watkins, interpretada por Celia Imrie, que ha realizado por su cuenta algunas labores detectivescas. En breve, el director del establecimiento, el siniestro doctor Volmer (Jason Isaacs), diagnostica a Lockhart la misma enfermedad que a los demás pacientes, y éste descubre que está atrapado en el refugio alpino. Lockhart comienza a perder contacto con la realidad y tiene que soportar penalidades inimaginables en el transcurso de su propio ‘tratamiento’.

Siguiendo la tradición iniciada por él mismo en su inolvidable clásico de 2002, THE RING (LA SEÑAL), el realizador, ganador del Premio de la Academia®, traslada su inimitable estilo y su particular punto de vista a LA CURA DEL BIENESTAR. La película, visual y ambientalmente impresionante, resulta absorbente y da qué pensar, examinando el verdadero significado del ‘bienestar’ y todo lo que acompaña a la avaricia y el poder, al tiempo que pregunta qué quiere decir ‘éxito’.

Al embarcarse en 'La cura del bienestar', Verbinski quería realizar un thriller que tuviese la profundidad, la perspicacia y la fuerza de los clásicos del género que él admiraba, como 'El resplandor' (de Stanley Kubrick [1980]), 'Amenaza en la sombra'  (de Nicolas Roeg [1973]) y 'La semilla del diablo'  (de Roman Polanski [1968]). La idea de una cura rápida –aunque sea transitoria e inadecuada–, junto con el malestar de la sociedad y la obsesión de una salud perfecta, eran temas que fascinaban a Verbinski, cuyas películas incluyen la exitosísima franquicia de 'Piratas del Caribe' y la película de animación, ganadora del Premio de la Academia, 'Rango'


DANE DEHAAN EN EL PAPEL DE LOCKHART, EL EJECUTIVO DE WALL STREET






Gore crea un ambiente inquietante y ominoso de principio a fin de 'La cura del bienestar', sumergiendo al público en el mundo del balneario, donde nada está cl aro ni es sencillo.  En este film ofrece un proceso de purificación lejos del mundo moderno. El papel de Hannah ha sido interpretado por la talentosa  Mia Goth, la actriz más joven del reparto, muy elogiado por su trabajo en 'The Suvivalist'. Aparte de Hannah, los demás pacientes del sanatorio alpino (incluido Pembroke) son ricos e influyentes magnates de la industria que se someten a ‘tratamiento’ con la esperanza de que el doctor Volmer los cure. La aclamada actriz británica Celia Imrie encarna a la extrañamente fascinante señora Watkins. “La señora Watkins es una vieja artera”, explica Imrie. “Sabemos que ha trabajado en Xerox durante cuarenta años. No sabemos mucho más de ella pero está siempre en guardia y quiere saber exactamente lo que está ocurriendo en el sanatorio. Sin embargo, resulta ser mucho más entrometida y curiosa de lo que le conviene. 

EL TRATAMIENTO.


La ‘cura’ del doctor Volmer que salva vidas incluye un ‘agua supuestamente curativa’ del balneario, que él utiliza para su extremadamente original enfoque de la medicina. Hay fascinantes alusiones a balnearios de aguas minerales europeos que hacen hincapié en la limpieza, el rejuvenecimiento y la revitalización. La diseñadora de producción candidata al Premio de la Academia, Eve Stewart ('La chica danesa', 'El discurso del rey', 'Victor Frankenstein') , realizó una investigación de gran alcance en balnearios europeos antes del comienzo de la producción. Las estrafalarias terapias experimentales del doctor Volmer tienen una orientación muy distinta de las de los baños curativos de los balnearios europeos. un tanto heterodoxos aquí (anguilas, una cámara de privación sensorial, un trabajo dental muy intenso...) La filmación de las espeluznantes salas de tratamiento de Volmer supuso uno de los mayores retos de la producción y tuvo lugar en platós de los históricos Estudios Babelsberg de BerlínSegún Verbinski, no sólo los pacientes experimentan la cura del doctor Volmer. La película es una inmersión tan grande que los miembros del público casi sienten que están soportando el tratamiento junto con el protagonista. 


BELLO PERO SINIESTRO: NADA ES LO QUE PARECE


Situado en un impresionante marco alpino, el Instituto Volmer es el lugar perfecto para curarse y rejuvenecer. Pero tan pronto como Lockhart llega al balneario, descubre que bajo el soporífero exterior se oculta un inquietante ambiente que impregna el tranquilo refugio. La mayor parte de 'La cura del bienestar'  fue rodada en Alemania (con rodaje adicional en Suiza y Nueva York). Stewart y Verbinski encontraron el marco perfecto para el balneario de Volmer en el Castillo de Hohenzollern, en las estribaciones de los Alpes de Suabia, en la Alemania meridional. “La belleza de ese castillo en especial consiste en que está muy aislado del paisaje que lo rodea”, afirma Stewart. “Parecía la esencia del ‘espeluznante castillo de la colina’. Pero lo que es realmente interesante es que, al acercarse a él, plantado en la colina, parece enorme”.






VISTIENDO AL REPARTO: EL ASPECTO DE LOS PERSONAJES

La diseñadora de vestuario y ganadora del Premio de la Academia® Jenny Beavan ('Mad Max, furia en la carretera', 'Una habitación con vistas...), que ha recibido un total de diez candidaturas al Premio de la Academia, se encargó de vestir a los actores y de dar vida a sus personajes. Diseñar el vestuario de Hannah, el personaje de Mia Goth, planteó un reto interesante. “Ella es un enigma; no se sabe quién es, qué edad tiene ni de dónde viene”, explica Beavan. “Pero tuvimos la gran suerte de encontrar un vestido con una envoltura vaporosa, de gasa, que es transparente cuando se pone al trasluz, y eso era exactamente los que Gore quería. Confeccionamos tres vestidos de día distintos, todos con este delgado revestimiento que hace que Hannah dé una impresión ligeramente fantasmagórica, sobrenatural”.

Otro miembro fundamental del equipo, que colaboró estrechamente con Beavan, fue la diseñadora de maquillaje y peluquería Sharon Martin ('Doctor extraño', ¡Piratas del Caribe', 'En mareas misteriosas' ). Para Lockhart, la tarea de maquillaje más importante consistía en mostrar una evolución de heridas en rostro y cuerpo, a medida que su estancia en el balneario se prolonga y sufre el tratamiento de Volmer. Para los demás pacientes del Instituto, Martin dio a los extras una apariencia sutilmente deshidratada. 


LA PSICOLOGÍA DEL MIEDO

El evocador mundo creado por Gore y su brillante equipo, los tratamientos a que se someten los pacientes del balneario de Volmer y la dramática tensión presente en la película de principio a fin, se combinan para crear una experiencia cinematográfica apasionante y terrorífica. Como en las mejores películas del género, 'La cura del bienestar'  deja al público inquieto y nervioso, preguntándose acerca del lado siniestro de la naturaleza humana. Es la clase de desasosiego que persiste mucho después de la proyección de los títulos de crédito finales. 



LO QUE NOS AQUEJA: ¿ES EL REMEDIO PEOR QUE LA ENFERMEDAD?

¡La cura del bienestar' es inquietante y del todo arrebatadora, pero también contiene una visión interior de la finalidad de la vida, estudiando la forma como las personas no emplean a menudo tiempo para examinar lo que verdaderamente quieren para sí mismos. La pregunta definitiva es: ¿Qué es la enfermedad? Quizá la enfermedad sea lo que sucede cuando uno se entrega a la ambición y a deseos egoístas de riqueza y a la ambición de progresar en este mundo. Creo que es una pregunta interesante de plantear; especialmente, en el mundo en que hoy vivimos. En última instancia, la gente quiere tener salud y gozar del éxito”, (DeHaan).  Es un tema que Verbinski asegura que se encuentra en el mismo núcleo de la película. “Creo que existe toda una industria del bienestar que se aprovecha de nosotros”, asegura el director. “Los pacientes del balneario médico de Volmer confían en que están mejorando, a pesar de las pruebas en contrario. El sanatorio es un lugar al que acuden en busca de una cura líderes industriales y oligarcas, personas que hacen cualquier cosa que esté a su alcance para ganar a toda costa”, comenta el realizador. “Éstas son personas que pudieran ser vulnerables al diagnóstico del doctor Volmer, cuando se les diga: ‘Usted no está bien pero hay una cura’. Aunque en realidad todo ello es una gran estafa, y lo que los mantiene allí. Estamos investigando esa sensación de que existe una enfermedad que todos negamos. Quizá sea la enfermedad del hombre moderno, por así decirlo. Tenemos que tener en nuestro interior una sensación de que algo no está bien, para luchar contra la condición humana”.




La película estudia lo que supone llevar una vida que, sometida a examen, tenga sentido. “Miramos el universo; miramos las estrellas. Nacemos en una rutina y, luego, puede atropellarnos un autobús; creo que es interesante decir: ‘Un momento. ¿De qué va todo esto?’ Más que cualquier otra cosa consiste en decir: ‘Plantea la pregunta. ¿Cuál es el sentido de todo esto?’ Ésa es la crisis existencial en su forma más pura. En esta película no facilitamos la respuesta pero decimos: ‘Quizá sea hora de hacer un alto, tomémonos simplemente un momento’”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario