Páginas vistas en total

Adsense




jueves, 2 de marzo de 2017

Logan. James Mangold.







La naturaleza me hizo monstruo.
El hombre me hizo arma.
Y Dios hizo que eso durara demasiado tiempo.


Ficha técnica:


Título original: Logan.
País: Estados Unidos.
Año: 2017.
Duración: 187 minutos.

Dirección: James Mangold (Heavy, El tren de las 3:10, Inocencia interrumpida y En la cuerda floja, Lobezno mortal...)
Guionistas: James Mangold y Scott Frank, Michael Green.
Casting: Lisa Beach, Sarah Katzman.
Director de Fotografía: John Mathieson.
Música: Marco Beltrami,
Edición: Michael McCusker.
Dirección artística: Chris Farmer.
Decoración del set: Peter Lando.

Diseño de Vestuario: Daniel Orlandi.
Jefe de Departamento de peluquería: Gloria Pasqua  Casny.
Jefe de Departamento de maquillaje: Ken Diez.

Productores: Hutch Parker, (productor de cine y televisión), Simon Kinberg, Lauren Shuler Donner.
Productores ejecutivos: Joseph Caracciolo Jr., Josh McLaglen, Stan Lee, 
Diseño de producción: Francois Audoy.
Compañías productoras: Donners'Company, Kinberg Genre, Marvel Entertainment, TSG Entertainment: Distribución: 20th Century Fox.

Intérpretes:

Hugh Jackman: Lobezno,
Stephen Merchant: Caliban,
Patrick Stewart: Charles,
Boyd Hoolbrook: Pierce,
Richard E.Grant: Zander Rice,
Eriq La Salle: Will Mumson,
Elise Neal: Kathryn Mumson,
Elizabeth Rodriguez: Gabriela,
Dafne Keen: Laura, de cuyas manos y pies brotan garras parecidas a las de Lobezno.
Quincy Fouse: Natan Munson.
Reavers, ejército de  cyborgs, dirigidos por Pierce.


Sinopsis:



De la mano del visionario guionista y director James Mangold llega el capítulo definitivo de la saga cinematográfica de uno de los mayores héroes de la historia del cómic. En LOGAN, vemos al actor nominado al Premio de la Academia Hugh Jackman repitiendo en su icónico papel de Lobezno, por última vez como protagonista principal de un filme, en una cruda y poderosamente dramática historia de sacrifico y redención.

Es el año 2029. Los mutantes se han ido —o casi—. Un retraído y abatido Logan pasa los días bebiendo sin parar, escondido en una remota parte de la frontera mexicana, ganándose algo de calderilla como conductor de alquiler. Sus compañeros en el exilio son el marginado Caliban y un enfermo Profesor X, cuya singular mente sufre ataques y convulsiones cada vez más graves. Pero los intentos de Logan por ocultarse del mundo y de su legado llegan a un abrupto fin cuando aparece una misteriosa mujer con una petición urgente: que Logan guíe a una chica extremadamente joven y muy extraordinaria hasta un lugar seguro. Las garras le vuelven a brotar inmediatamente a Logan cuando tiene que enfrentarse a fuerzas oscuras y a un villano de su antiguo pasado en una misión a vida o muerte, una misión que situará a este guerrero, ajado por el tiempo, en el camino hacia el cumplimiento de su destino.







Notas de Producción:


El film supone "la historia definitiva de Lobezno". La primera vez que Hugh Jackman aportó su electrizante energía al mutante conocido como Lobezno fue allá por el año 2000, en el filme que dio origen al contemporáneo éxito de las adaptaciones cinematográficas de cómics: la primera película X-Men, del director Bryan Singer. Desde entonces, el aclamado actor australiano se ha metido en la piel del mutante más famoso del mundo hasta un total de diez veces, un récord en la gran pantalla. Pero en esta ocasión, con LOGAN, Jackman ha tenido la oportunidad de crear algo verdaderamente especial, una forma de enterrar definitivamente a su álter ego en la gran pantalla desde hace tanto tiempo.

“Queríamos transmitir algo muy diferente, muy fresco y, en definitiva, muy humano”, dice Jackson, “porque creo que la fuerza de los X-Men, y concretamente la de Lobezno, radica más en su humanidad que en sus superpoderes. Al explorar este personaje por última vez, me interesaba llegar al corazón del humano que realmente era, más que mostrar todo lo que sus garras son capaces de hacer”.




Desde el principio, Jackson siempre ha tenido un don especial para insertar humanidad bajo el brusco y muy desfigurado aspecto exterior de Logan. Sin embargo, en esta profundamente matizada y conmovedora interpretación, el actor vuelve al punto de partida con su personaje; el misántropo y agresivo fumador de puros es ahora un incondicional y leal compañero de lucha, dispuesto a sacrificarse por todo aquello en lo que cree.

Desde luego, Jackson y James Mangold, coguionista y director de LOGAN, ya habían llevado a Lobezno a nuevos y remotos lugares en las anteriores andanzas en solitario del personaje: la película de 2013 Lobezno inmortal. En ese anterior filme –adaptación de la emblemática miniserie de cómics creada por Chris Claremont y Frank Miller en 1980 e impregnado del espíritu del cine negro nipón y las películas de samuráis, así como del género western– vimos cómo Logan es arrancado de su autoimpuesto exilio para, finalmente, verse mezclado en una violenta trama que acontece en Japón. La película obtuvo grandes elogios de la crítica por su meticuloso análisis del conflicto que se desarrolla en el interior de Logan, en vez de confiar estrictamente en las escenas de acción desmesurada para suscitar emoción.

Mangold señala que, "si finalmente íbamos a hacer otra película, yo quería llevarla hasta donde me interesaba, un lugar profundamente íntimo y primario: una historia basada sobre todo en los personajes donde pudiera explorar los miedos y debilidades de estos legendarios héroes, un filme que les hiciera más humanos”. (...)  “Los dos queríamos hacer una película independiente de la saga”. Mangold, que desde hace tiempo considera a Logan descendiente espiritual de los grandes héroes de westerns como El fuera de la ley, de Clint Eastwood, o Shane, el desconocido, de Alan Ladd, por lo que privó a Lobezno de su invencibilidad para hacer al personaje más vulnerable, más expuesto. “En este filme, la idea era encontrar a Lobezno en unas condiciones en las que su capacidad de curarse a sí mismo ha disminuido considerablemente”, dice Mangold. “Su fuerza ha mermado. Su propia salud y estado mental se hallan en declive”.

Cuando comienza el filme, el estado de Logan es muy frágil y vulnerable; la maldición de su inmortalidad es una pesada carga que le ha deteriorado mucho, mientras cuida de un debilitado Charles Xavier (Patrick Stewart) en el seno de una desvencijada planta de fundición situada en los límites de un campo petrolífero abandonado. A ellos se une un tercer mutante, Caliban (Stephen Merchant, co-creador de la serie The Office), refugiándose todos en la oscuridad en un momento en el que el mundo cree que los mutantes ya han pasado a la historia. Al verse comprometidas las extraordinarias capacidades físicas de Lobezno por la edad y el paso del tiempo, la implacable persecución a la que son sometidos los viajeros se cobra un enorme y sangriento precio.





El filme está clasificado para adultos, algo sin precedentes en la franquicia X-Men. “Puede que Lobezno sea uno de los personajes más oscuros y complejos del universo del cómic; sin embargo, a Jim y a mí únicamente nos preocupaba quitarnos el cinturón de seguridad”, afirma Jackman. Mangold dice que la calificación del filme le dio vía libre para conducir LOGAN en una dirección más madura, explorar la fragilidad humana, la mortalidad y los complejos vínculos que mantienen unidas a las familias. “No quería hacer una película más violenta, más atractiva sexualmente, más explícita o más obscena”, señala Mangold. “Lo que quería era hacer una película para adultos. Esto no es un filme para chavales de nueve años. Cuando tu película ha sido clasificada para adultos, de repente te encuentras haciendo un filme sobre temas mucho más serios. No tienes la presión de hacer una película para todo el mundo”.


Producción:



LOGAN fue principalmente rodada en escenarios reales de Nueva Orleans y Nuevo México durante el despiadadamente caluroso verano de 2016. El veterano diseñador de producción François Auduoy, que también dirigió al equipo de diseño en Lobezno inmortal, tuvo la tarea de crear ambientes convincentes y llenos de matices, así como capturar el sentimiento de película definitiva y el espíritu road movie“Queríamos producir una auténtica sensación de que en la película estábamos haciendo un largo viaje”, explica Auduoy. “Desde el principio, Jim quería incorporar muchos y diferentes aspectos visuales en el filme: desde el árido desierto en El Paso y México a través de los estados de Nuevo México, Texas y Oklahoma, en Kansas, hasta más allá de las tierras yermas de Dakota del Sur. El verdadero reto era descubrir cómo crear esa variedad en dos estados con tan sólo un puñado de localizaciones”.Auduoy y su equipo utilizaron cuatro de los Big Easy Stages, estudios ubicados en Nu eva Orleans, en las instalaciones de la MAF (Michoud Assembly Facility), propiedad de la NASA, para construir unos enormes sets, incluyendo el escondite en la fundición y un casino de hotel situado en la ciudad de Oklahoma. 




El director de fotografía John Mathieson señala: “Los sets que François construyó eran descarnadamente realistas y muy sucios. Por supuesto, la planta de la fundición tenía que parecer vieja, inutilizada e inhóspita, y como estábamos trabajando en su interior durante todo el día, cuando regresábamos a casa por la noche nos sentíamos realmente asquerosos y mugrientos.". Cuando haces una road movie, los vehículos son esenciales, como es el caso de la limosina que Logan conduce, que estaba basada en el modelo Chrysler 300. El coche es la única fuente de ingresos de Logan, su medio para poder cuidar de Charles, así como una pieza clave para que los mutantes puedan escapar. “El auto se convirtió en un personaje más”, explica Audouy.




Las fuentes de inspiración de Orland, en el diseño de vestuario, i fueron sobre todo los westerns clásicos y el cine negro: “Desde el principio, Jim dijo que no quería que nuestros personajes tuvieran el típico aspecto de superhéroe ni nada muy recargado. En el filme vemos a un indolente Logan llevando una barata chaqueta negra y un par de viejos Levis, lo que conforma su uniforme de conductor. Pero cuando emprende la fuga, el atuendo de Logan cambia a una chaqueta de ante como las del lejano oeste y una camisa de vaquero, todo en colores oscuros y muy sencillo. Logan está huyendo y no quiere llamar la atención”.

Manteniendo el ambiente general del filme, el vestuario se ajusta a los tonos oscuros y apagados. “Hay muy poco color en la película, así que apenas lo utilizamos en los personajes principales”, explica Orlandi. “El único momento en el que vemos color en la película es en los personajes que no pertenecen a su mundo –como los pasajeros que Logan transporta–, donde utilizamos tonos más intensos y cálidos”.


Críticas:

Consultadas 121 reseñas, el Tomatometer valora de una forma muy positiva el film que dirige James Mangold, con un índice de aceptación del 93 %, mientras que la expectación se eleva al 99%. Sin embargo, en España la crítica, que todavía no se toma en serio el cine fantástico y de ficción, y los efectos especiales que acompañan este tipo de producciones y que se decantan abiertamente por el cinema verité, que se aproxima lo más posible (una auténtica quimera) a lo que se acepta como real, según un convenio entre ciertos sectores de público y prensa, le atribuyen los calificativos más despectivos: Sergi Sánchez la califica de infame  en su crítica de Fotogramas; Nando Salvá, ('El Periódico') habla de acción tediosa y efectos especiales chapuceros (los debe comparar con las películas de acción españolas)  y culmina afirmando que es el tipo de intriga criminal que en su día podría haber dirigido Clint Eastwood, si fuera un patán.Para Gregorio Belinchón no está a la altura de una películas violenta.('El País). No se puede entender bien qué pasa con la industria de cine española, capaz de considerar al director de 'En la cuerda floja' un patán que no sabe hacer películas de acción. Frente a estos creadores de opinión, el crítico de 'The Hollywood Reporter'  James Mangold logra una buena combinación de las grandes llanuras del western, el cine negro y  el de superhéroes basado en el cómic. Este tipo de críticas espantan a quienes ya no pensaban acudir al cine, bien porque rechazan las producciones americanas, sobre todo las que incorporan las nuevas tecnologías, y tienen ya determinada edad. A los fans los refuerza.



Consultadas las páginas Imdb, Filmaffinity y Rotten Tomatoes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario