Páginas vistas en total

martes, 7 de marzo de 2017

Los olvidados. Luís Buñuel.




Ficha técnica:


Título original: Los olvidados.
País: México.
Año: 1950
Duración: 80 minutos.

Dirección: Luís Buñuel.
Guión: Luís Buñuel y Luís Alcoriza, Max Aub, Juan Larrea y Pedro de Urdimalas.
Dirección de Fotografía: Gabriel Figueroa; operador de cámara: Ignacio Romero.
Fondos y dirección musical de Rodolfo Halffter, basados en fondos originales de Gustavo Pittaluga.
Edición: Carlos Savage; ayudante: Alberto E. Valenzuela.
Puesta en escena: Edward Fitzgerald.
Director de sonido: Jesús González Ganzy, José b. Carles, William W.Claridge.
Director de laboratorio: W.W.Claridge.

Maquillaje: Armando Meyer.

Producción: Oscar Dancigers, Sergio Kogan y Jaime A.Menasce.
Gerente de producción: Federico Amérigo.
Jefe de producción: Fidel Pizarro.
Equipo de producción: Antonio de Salazar.
Estudios cinematográficos de Tepeyac.
Compañías productoras: Ultramar Films, S.A.


Intérpretes:


Estela Inda: la madre de Pedro.
Miguel Inclán: Don Carmelo, el ciego,
Alfonso Mejía: Pedro,
Roberto Cobo: El Jaibo.
Alma Delia Fuentes: Meche,
Francisco Jambrina: el director de la escuela,
Jesús García Navarr: el padre de Julián,
Efrain Arauz: Cacarizo,
Jorge Pérez: Pelón,
Javier Amézcua: Julián,
Mario Ramírez: Ojitos.


Sinopsis:


El Jaibo, un delincuente juvenil, escapa del correccional y se reúne en una barriada pobre de México con los antiguos compañeros. Días después,el Jaibo mata en presencia de Pedro a Julián, el muchacho que supuestamente tuvo la culpa de que lo encerraran. A partir de este incidente los destinos de Pedro y el Jaibo quedan trágicamente ligados. Ganadora del premio a la mejor realización y el premio de la crítica internacional durante el Festival de Cannes de 1951 y de once Arieles, los premios más prestigiosos del cine mexicano, 'Los olvidados' (México 1950) marca el gran retorno de Luís Buñuel a la escena cinematográfica internacional. A pesar de su estilo documental, que refleja la miseria y la violencia de los niños de la calle, la película está repleta de elementos surrealistas y simbólicos propios del director aragonés y que hacen de ella una verdadera obra maestra muy personal.


Comentario:


La película está encabezada por un texto que informa al espectador de que : "Esta película está basada íntegramente en hechos de la vida real y todos sus personajes son auténticos.." A continuación una voz en off, ilustrada con imágenes obtenidas en las capitales de los países más relevantes del mundo desarrollado, nos recuerda que : "Las grandes ciudades modernas, Nueva York, París, Londres, esconden tras sus magníficos edificios hogares de miseria que albergan niños mal nutridos, sin higiene, sin escuela, semillero de futuros delincuentes. La sociedad trata de corregir este mal, pero el éxito de sus esfuerzos es muy limitado. Solo en un futuro próximo podrán ser reivindicados los derechos del niño y del adolescente para que puedan ser útiles a la sociedad. México, la gran ciudad moderna, no es una excepción a esta regla universal, por eso esta película, basada en hechos de la vida real, no es optimista y deja la solución del problema a las fuerzas progresivas de la sociedad."

Con un estilo quasi documental que se aproxima al cinéma vérité, y en especial al neorrealismo italiano,  en el que militaron cineastas como Rosellini, Visconti o Vittorio De Sica,  europeizante, a pesar de servirse de actores mejicanos que se expresan en su variante dialectal, con alguna inmersión puntual en el  surrealismo y el realismo mágico, también vigente en 'Milagro en Milán' de Vittorio de Sica, realizada un año más tarde;  pequeñas irrupciones que cumplen la función de mostrar lo irreal y extraño como algo cotidiano y común, aunque en alguna ocasión opte por una asociación mental libre de la censura de la conciencia, dejando explayarse al inconsciente con imágenes oníricas de gran belleza, como aquellas en las que Pedro sueña con una madre amable y protectora y no la hostil y osca que le ha tocado en el sorteo de la naturaleza, que deja poco espacio para la lírica.

El poblado de chabolas precede al que imaginara el italiano De Sica en el título citado, si bien contemplado por su cámara con mayor rudeza y crueldad, sin lugar para la bondad,,generalmente en exteriores en los que la miseria convive con la reconstrucción de las ciudades que siguió a la Segunda Guerra Mundial, a la que puso fin la capitulación alemana de 1945 en Karlshorst acompañada de proyectos de colaboración y ayuda económica como el  Plan Marshall, financiado por Estados Unidos, que orilló a España por el hecho de que se mantuvo neutral durante la gran contienda, un olvido que recoge con gran sentido del humor Berlanga en 'Bienvenido Mr.Marshall' (1953). La imagen de una feria, y en especial un  tiovivo que no funciona por medio de tracción mecánica, sino empujada por niños hambrientos es de un revulsivo que no admite paliativos.

La Guerra Civil española y la contienda europea malograron muchas vocaciones de artistas dotados de gran capacidad como ocurrió con la trayectoria del aragonés. "Tras los escándalos surrealistas de 'Un perro andaluz' (1928 y 'La edad de oro' (1930, un contrato de unos pocos meses con la MGM en Hollywood y la realización del documental de 'Las Hurdes' (1932), filmado en la España republicana y censurado a su salida, pasaron 18 años antes de que el autor pasara a dirigir una obra personal ." Llamado por la MGM para realizar un documental didáctico sobre la Guerra Civil, 'Espagne 1937', el proyecto fue abandonado tan pronto como Franco accedió al poder (aviso a navegantes), unas circunstancias que convirtieron a Buñuel en un refugiado político. Contratado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York para un trabajo de burócrata del montaje, se vio obligado a abandonarlo cuando Salvador Dalí publicó sus memorias en las que acusaba a su 'amigo' (algo parecido ocurrió con Lorca) de peligroso revolucionario y artífice fundamental de la escandalosa 'Edad de oro'. 

Tras un breve encuentro con su amigo Man Ray, viajo a México, invitado por Denise Tual, para realizar una versión de 'La casa de Bernarda Alba', obra que según algunos biógrafos le costó la vida al autor de Fuente Vaqueros, y, si bien el proyecto no llegó a buen puerto, permitió a Buñuel encontrar un lugar en el gran rival de Hollywood, "una capital del cine donde el público adoraba las producciones locales" y le daba la oportunidad, el privilegio de rodar sus propias películas (21 largometrajes entre 1947 t 1965). 'Los olvidados' volvió a colocarlo en la escena internacional, tras una ardua investigación documental y de campo sobre la vida de los barrios pobres de la capital mexicana, y los sucesos trágicos que tenían su reflejo en la prensa (1). Si viviera hoy y tuviera la oportunidad de ver 'Sicario' de Denis Villeneuve,  podría comprobar lo acertado de la advertencia con la que arranca este film, y la lentitud con la que avanza la lucha de las fuerzas progresistas, generalmente contrarrestada por opciones populistas de las propias masas afectadas por la miseria. Ciudad Juarez se convertiría en un testigo brutal, y el empecinamiento en levantar vallas la derrota de la lucha por los derechos humanos que él defendía.

Octavio Paz escribió, durante el Festival de Cannes un texto titulado 'El poeta Buñuel', que fue distribuida por el propio poeta a la entrada del cine en el que se proyectaba 'Los olvidados', en la que sostiene que "la puerta del sueño está cerrada para siempre. Solo permanece abierta la de la sangre". También se ocuparon de este título André Bretón, André Bazin, Jacques Doniol Valcroze, y otros, en las que se recogen reflexiones sobre el cine de Buñuel que no caben en este espacio, por lo que recomendamos  a quien esté interesado que se haga con este DVD:


Zoe-Marie Mandarine. Los olvidados. Una película de Luís Buñuel. Opúsculo que acompaña al DVD lanzado por Side Street.


No hay comentarios:

Publicar un comentario