Páginas vistas en total

Adsense




viernes, 3 de marzo de 2017

No respires. Fede Alvarez. Comentario.










Ficha técnica:


Título original: Don't Breathe.
País: Estados Unidos.
Año: 2016.
Duración:  88 minutos.

Dirección: Fede Alvarez
Guión: Fede Álvarez y Rodo Sayagues.
Casting: Rich Delia, CSA, Katañin Baranyi, UK: Nancy Bishop.
Dirección de Fotografía: Pedro Luquem SCU.
Música: Roque Baños.
Edición: Eric L. Beason, ACE, Louise Ford, Gadner Gould.
Coordinador de especialistas: Béla Unger.
Dirección artística: Adrien Asztalos.
Decorador del set: Zsuzsa Mihalek.

Diseño de Vestuario: Carños Rosario.
Diseño de maquillaje y peluquería: Iván Pohárnok.
Maquillaje de prótesis: Mátyás  Borda, Anna Koeber.

Productores: Sam Raimi, Rob Tapert, Fede Alvarez.
Productores ejecutivos: Nathan Kahane, Joe Drake, Erin Westerman, J.R.Young. Mathew Hart.
Diseño de producción: Naaman Marshall.
Compañías productoras: Ghost House Pictures, STAGE6, Screen Gems; distribución: Sony Pictures Releasing.

Intérpretes:


Jane Levy:  Rocky,
Dylan Minnette: Alex,
Daniel Zovatto: Money
Stephen Land: el hombre ciego.
Emma Vercovici: Diddy,
...


Sinopsis:


Fede Alvarez vuelve a Ghost House Thriller para una nueva película de terror, tras el gran éxito que obtuvo con el remake del clásico de cine de horror, 'Posesión infernal'. Con un guion propio junto a Rodo Sayagues, 'Don't Breathe' es su nueva apuesta en la gran pantalla. La historia se centra en un grupo de jóvenes, sedientos de sangre y de aventuras que deciden encontrar una víctima perfecta para satisfacer sus ganas de adrenalina. Sus ojos se fijan en un hombre viejo que vive en  un barrio degradado, tras recibir un soplo sobre una indemnización millonaria que había recibido por el atropello de su hija con resultado de muerte y deciden que se convierta en su perfecta víctima. Asaltada la casa del aparente inválido, los jóvenes empezarán a vivir un pesadilla de la que no es seguro que salgan vivos. Un error que podría costarles la vida, a través del cual desvelarán el gran secreto que esconde el terrorífico señor. 


Críticas:


 Parece que, cuando todo se hunde, el cine, más proclive a incorporar las nuevas tecnologías que otras formas de representación, saca su cabecita del cenagal en el que todos estamos atrapados, y cada día incorpora nuevos nombres de realizadores que van engrosando las filas de los que militan en la realización de películas de género en el que los más expertos son los cineastas norteamericanos. Hoy le toca el turno a Fede Álvarez, un uruguayo que parece querer disputarle el podium a los centroamericanos Guillermo del Toro, Gonzalez Iñarritu o Alfonso Cuarón, desde el mediodía del cono sur de América., aunque, quien haya visto el film habrá podido observar que le queda mucho camino que recorrer para alcanzarlos.

Inicia su carrera avalado, ni más ni menos, que por uno de los maestros del terror, Sam Raimi, de una de cuyas películas hizo un remake en 2013: 'Posesión infernal', Este éxito ha venido acompañado por una buena reacción de la crítica y del público, en este caso muy ajustados en la valoración del film, según la página Rotten Tomatoes (85% de aceptación los primeros, y 86 % los segundos), un hecho que puede responder a múltiples factores, y no sólo a los artísticos. Este joven cineasta saltó a la fama con un video de cinco minutos de duración, 'Ataque de pánico', que consiguió dos millones de visitas en Youtube y la financiación de una gran compañía de terror, Gosht House Pictures, para llevarlo a la gran pantalla. 

Para Jordi Costa "No respires incorpora a su punto de partida una radical variación en el punto de vista: estamos ante una película de irrupción violenta en el hogar, pero Álvarez y su coguionista Rodo Sayagues colocan a sus espectadores al lado de los intrusos (...) Marcada por el puro placer de rodar, con una cámara que convierte el espacio en el gran protagonista de este rito sádico, No respires no descuida construir a sus personajes más allá de la pura naturaleza funcional a que los hubiera condenado un director más perezoso..." (1) 

Incluso Nando Salvá, que parece querer jugar el rol del Roger Ebert español, con mucho menos esfuerzo y desde un periódico más modesto que el Chicago Sun Times, da la bienvenida a la película de Fede Álvarez: 'No respires' le da la vuelta al típico 'thriller' de invasión doméstica -aquí el intruso acaba siendo la víctima- para funcionar como una versión brillantemente orquestada del juego del gato y el ratón. El uruguayo Fede Álvarez usa hábilmente el silencio y la quietud para crear suspense, y en cada escena idea formas creativas de hacer que sus personajes luchen por sobrevivir. En el proceso llega a la lógica e incluso a coquetear con el absurdo, pero ni siquiera entonces la infalible máquina de generar tensión que ha diseñado deja de funcionar. (2) 

Al otro lado del Atlántico se da la misma situación y John DeFore, (The Hollywood Reporter), lo considera un film bien ejecutado, tengas miedo de la oscuridad o no; Eric Kohn (Indivire) la cataloga de mezcla elegante de horror y suspense... 


(1) La casa del dolor. Diario 'El País', 1 de septiembre de 2016. 
(2) 'No respires' : maquinaria de precisión. Diario 'El Periódico' 1 de septiembre de 2016.


Comentario:


El uruguayo Fede Alvarez recibe un apoyo inusitado de prensa y público ante una film un tanto deafortunado en el que es difícil distinguir las carencias de las elipsis voluntarias, y en el que, a pesar de que no se ahorra truculencia, no se consigue generar la tensión suficiente en el público, ni prepararlo para sustos suficientemente eficaces,  sembrando de trampas el escenario de una serie de atrocidades que corren a cargo de un veterano de Irak, un conflicto en el que perdió la vista y le generó una discapacidad que agudizó el resto de sus sentidos.

En la misma presentación de los personajes, desconcierta el hecho de que presente con esmero a Alex, interpretado por Dylan Minnette, y a Rocky, (Jane Levy), que si bien aparecen en la primera secuencia como una panda de pijos, pronto se verá, al contextualizarlos en sus hogares, que el primero es hijo de un guarda de seguridad, y la segunda integrante una típica familia de la white trash americana, que se cubre los brazos con pequeños tatuajes, que aparecen marcados y asociados a la vida al margen de la ley. Del tercero, Money (Daniel Zovatto) lo único que informa es su look y su agresividad, pero es aquí donde debe decidir el espectador a qué obedecen tanto su apariencia, libremente elegida, y su decisión de actuar a cualquier precio.




Money

Fede Alvarez decide situar al espectador del lado de los intrusos en la casa de este veterano, ubicada en un suburbio abandonado y medio en ruinas, hasta tal punto que unifica ambas miradas, y juntos, personajes y público entran en una casa que desconocen, (no hay deconstrucción de los elementos que constituyen el género) y ambos irán descubriendo a la par que hay detrás de cada recoveco o esquina, lo cual podría ser un elemento importante de una inquietud que, sin embargo, no logra. La ferocidad que se presupone del hombre ciego es tal que siempre defrauda, y esto no quiere decir que sus agresiones no sean bestiales, con perro-feroz incluido en el conjunto. Sólo en una ocasión el ojo de la cámara sustituye al nuestro, pero no conduce a ninguna parte. El score musical, realizado por Roque Baños, tampoco contribuye a crear un clima que se corresponda con lo que el título promete.

Un film que seguro que defrauda al amante del género, que espera algo más. y al que no se satisface con una buena cantidad de golpes realizados con todo tipo de instrumentos por el hombre ciego, cuyas víctimas, con la excepción del joven al que se presta menos atención, no mueren con facilidad y deben ser  rematadas reiteradamente.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario