Páginas vistas en total

lunes, 17 de abril de 2017

El planeta de los simios (2001). Tim Burton.












Ficha técnica, sinopsis, críticas, comentario, carteles y trailer. (Pinchad aquí)


Sinopsis:



En el año 2029 las misiones de reconocimiento interestelar se encuentran relegadas a pilotos chimpancés lanzados desde la estación espacial Oberon, ubicada en los confines del espacio. En una de esas operaciones, un chimpancé pierde comunicación con la base y desaparece del alcance del control de radar. El astronauta Leo Davidson lanza una misión de rescate pero, debido a un funcionamiento defectuoso de la nave, aterriza en un planeta parecido a una jungla y no muy distinto de la tierra, habitado por unos monos que hablan inglés y unos humanos primitivos que son sus esclavos. Capturados por los simios, consigue escapar tras reclutar un pequeño ejército compuesto por etos humanos y monos simpatizantes con su causa , y encabeza el enfrentamiento contra el terrible ejército dirigido por el general Thade (Tim Roth) y su hombre de confianza, el guerrero Attar (Michael Clarke Duncan). Su propósito es llegar a un templo sagrado que se encuentra en la zona prohibida del planeta, CALIMA, en el que encontrará la clave para interpretar secretos del pasado de la humanidad y mejorar el futuro.

Comentario:

En estas vacaciones se ha seleccionado este film de Tim Burton con el objetivo de entretener, en especial, a quienes, como ocurre siempre, se quedan sin vacaciones, ya sea por exigencias laborales o por falta de recursos. No vayamos a creernos lo que nos cuentan los medios de comunicación, y llegar a pensar que el que se queda en su casa, (capas cada vez más amplias de la población ), es porque quiere. No obstante, observamos con disgusto que, excepto para los cinéfilos que disfrutan con películas que ya están incluso descatalogadas o se incluyen en grupos de culto, las ofertas de las cadenas son cicateras, repetitivas y seleccionadas sin pensar en los usuarios. Algunas cosas cambian, no todas, cuando regresan los que han podido pagarse un descanso.En julio de 2011, cuando el blo llevaba unos pocos meses de andadura, hacíamos el siuiente análisis:


El planeta de los simios, a pesar de contar con colaboradores habituales de Burton, como el productor Zanuck o el músico Danny Elfman, tiene poco de su política de autor, de su universo particular y de su atractiva iconografía. Más que un remake del film de Schaffner, es una relectura del libro de Pierre Boulle: el protagonista de la película de la década de los sesenta había aterrizado en la propia tierra tras una misión de larga duración, lo que descubre fatalmente al final ante la visión de la Estatua de la Libertad semienterrada; el de Burton hace un viaje interestelar al pasado, en medio de una tormenta eléctrica, lo que descubre también al final de la película, al llegar a Calima y observar en una inscripción que el nombre del lugar donde comenzó la creación y nació el primer simio, Semos, es una sigla de un anuncio que advierte de la presencia de animales vivos ( (Caution live animals).

El jefe de los simios, el padre de Thade, conoce el secreto y guarda en una urna un arma, que prueba que los humanos son superiores culturalmente. Leo, un Mark Wahlberg carente del carisma de Heston, advierte a Ari (Elena Bonham Carter), que no es la científica del film de Schaffner, de la crueldad que generalmente va asociada a la inteligencia, que convierte al hombre en un ser dañino, y del poder de la tecnología; las grandes hazañas humanas acaban con frecuencia en la injusticia.

En un final no muy explicado Leo puede ver que la imagen de Thomas Jefferson en el edificio neoclásico en el parque West Potomac Park, en Washington, ha sido sustituida por la del General simio Thade. La colonización de los simios ha sido más importante de lo que pensó en su viaje  a través del tiempo. Deja totalmente descolocado al espectador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario