Páginas vistas en total

Adsense




lunes, 10 de abril de 2017

¿Hacemos una porno? Kevin Smith






Ficha técnica:

Título original: Zack & Miri make a Porno.
País: Estados Unidos.
Año: 2008.
Duración: 90 minutos.

Dirección: Kevin Smith.
Guión: Kevin Smith.
Dirección de Fotografía: David Lein.
Música: James L.Venable.
Edición:  Kevin Smith.
Dirección artística: Elise Viola.
Decorador del set: Diana Stoughton.
Coordinación de especialistas: Gary Jenson.
Diseño de sonido: Tom Myers.

Diseño de Vestuario: Salvador Perez.
Responsable de maquillaje: Sharon Ilson Burke.
Estilista de peluquería: Gianna Sparacino.

Productor: Scott Mosier.
Productores ejecutivos: Bob Weinstein, Harvey Weinstein, Carla Gardini.
Co-productor: Laura Greenlee.
Compañías productoras: The Weinstein Company presenta a Vieu Askeu Production


Intérpretes:


Elizabeth Banks: Miri,
Seth Rogen: Zack,
Craig Robinson: Delaney,
Gerry Bednob: Mr.Surya,
Adolescente 1: Nicholas Lombardi,
Adolescente : Chris Milan,
Jennifer Schwalbach: Betsy,
Kenny Hotz: Zack II,
Brandon Routh: Bobby Long,
Anne Wade: Roxanne,
Justin Long: Brandon,
Tom Savini: Jenkins,
Jeff Anderson: Deacon,
Ricky Mabe: Barry,
Katie Morgan: Stacey,
Jason Mewes: Lester,
Traci Lords: Bubbles,
"Bobby" Gay lover,
Brandon St. Randy, Adult Film Sensation.

Sinopsis:


Zack y Miri son dos amigos que se conocieron en el Instituto y a los que les cuesta afrontar la vida adulta,pues, a sus veintimuchos años, se ven inmersos en múltiples deudas. Para hacer dinero rápido deciden montar una empresa para grabar porno amateur con sus amigos. Mientras ruedan la película, descubrirán que sentían algo más el uno hacia el otro que la platónica amistad que los había unido hasta ese momento.


Comentario:


En la línea de Clerks, la mini-saga dirigida por Kevin Smith a mediados de la década de los 90, y casi con los mismos actores, sin la presencia en la pantalla del propio director, llega ahora al mercado ¿Hacemos una porno? lanzada por la revista Tiempo.  Esta comedia provocadora y bizarra, conecta con aquellos que nacieron a finales de la década de los 70 y principios de los 80, que militan en la franquicia de Lucas, 'La Guerra de las Galaxias', que en estas películas compite con la que realizó algunos años más tarde  Peter Jackson, basada en los libros de J.R.R. Tolkien,  'El Señor de los anillos' o 'El Hobbit', de talante muy diferente  que marca a otra generación. La llamada en tiempos más prósperos la 'generación del yoghurt', bautizada de esta forma por la 'generación McLuhan ', un término muy discutido, disfrutaba extendiendo como un chicle la adolescencia y negándose a crecer, un fenómeno psicológico que recoge mejor que nadie Kevin Smith.

Eran unos jóvenes que no aspiraban a convertirse en propietarios ni ocupar puestos de responsabilidad, sino a disfrutar lo que cada día les ofrecía, pero que, al perder a los padres, entendieron que hay que pagar una vivienda y los suministros, y que sus trabajos, para los que se exigía una escasa especialización (que apenas tiene que ver con la formación académica, ya que estos jóvenes eran más cultivados que la media actual , no tenían prejuicios, leían cómics, y vestían de una manera determinada, que los aislaba de otras tribus urbanas).  Pero cerca de ellos comienzan a brotar las nuevas generaciones tecnológicas, mucho más jóvenes, las que llevan el móvil con la cámara en la mano y están, no solo dispuestas a grabar todo 'lo que se menea', sino a subirlo rápidamente a las redes sociales: pillan a Miri en un descuido y la convierten en una mujer famosa, una celebridad,  por la sencilla razón de que lleva 'bragas de abuela'. Kevin Smith no hace tesis, sino poesía, y  nos lega un relato de quien nacido en esta década vivió en primera línea más de una revolución. La extravagancia le lleva a  crear unos personajes que ruedan una 'peli guarra' en el mismo lugar de trabajo, una total desacralización que conecta con la defensa de Paul Lafargue del derecho de todos los hombres a gozar del ocio.

Nadie mejor que Kevin Smith (Bob el Silencioso) para captar con su cámara a esta generación y seguir consiguiendo que se rían de sí mismos y se diviertan, un ejercicio bastante sano para quien sigue tan libre de prejuicios como lo era esta generación que creía en que la humanidad jamás retrocedería y se acaba de dar de bruces contra el suelo, acompañados de la sociedad en su conjunto. Era la gente que adquiría capacidades artísticas, eran librepensadores, se manifestaban y no se amargaban con lo que pudiera ocurrirles en un futuro próximo. Nada parecido a lo que ocurre ahora en los que la gente huye de las aglomeraciones, las discotecas, los locales donde se hace música, las iglesias o las fiestas, por miedo a morir atropellada o masacrada. El lugar del sentimiento de libertad ha sido sustituido por la intolerancia y el rencor, y los puestos de trabajo que estos jóvenes elegían porque huían de las responsabilidades son los que ahora se ofrecen  a los licenciados e ingenieros. Estas películas son vistas para los más jóvenes desprejuiciados como la representación de un universo excepcional.



2 comentarios:

  1. la película que grabaron la subieron luego a algun tube de porno gratis ??

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad es que ignoro ese dato, pero lo dudo. Kevin Smith es mucho más caústico y provocador que todo eso y retrata a una juventud sin prejuicios, tanto aquí como en la saga Clerks, que tuvo la suerte de vivir unos momentos en los que las crisis no amenazaban su futuro, y en los que ellos confiaban en su suerte y vivíancon muy poco dinero. Pero, a lo mejor tienes razón. No lo sé, aunque al final del film hablan de ello, pero creo que todo es ficticio.

    ResponderEliminar