Páginas vistas en total

miércoles, 26 de abril de 2017

La doble vida de Verónica . Krzysztof Kieslowwsly.




UN FILM SOBRE LAS EMOCIONES, HECHO SOLO DE EMOCIONES.
KRZYSZTOF KOZLOWSKI.



Ficha técnica:


Título original La Double  Vie de Veronique.
País: Francia/ Polonia.
Año: 1991. Duración: 98 minutos.

Dirección : Krzysztof  Kieslowski.
Guión: Krzysztof  Kieslowski (diálogos)
Casting: Margot Capelier y Caroline Castelain.
Dirección de Fotografía: Slawomir Idziak. Cámaras Moviecam.
Música: Zbigniew Preisner.
Edición: Jacques Witta.
Dirección artística: Krysztof Zanussi.
Decorados: Patrice Mercier.
Escenario: Krzysztof Kieslowski, Krzysztof Piesiewicz.
Marionetas creadas: Bruce Schwartz.

Vestuario: Laurence Brignon, Claudy Fellous, Elzbieta Radke.
Maquilaje: Agnès Tassel, Iwona Skwarka, Jolanta Stachecka.

Productor: Leonardo de la Fuente.
Productor ejecutivo: Bernard-P.Guiremand; polonia: Ryszard Chutkowsky.
Dirección de producción: Ryszard Straszewski.
Compañías: MK2  Diffusion, Sideral Productions-Le Studio Canal + en co-producción con Tor Production- Varsovie. Norks Film - Norvege.; Pandora Films-Francfort, Bayerischer Rundfunk.


Intérpretes:


Irene Jacob: Veronique,
Halina Gryglaszewska: la tía,
Wladyslaw Kowalski: El padre de Veróniva,
Philippe Volter: Alexandre Fabbri,
Sandrine Dumas; Catherine,
...

Sinopsis:


La polaca Weronika y la francesa Veronique tienen muchas cosas en común: ambas son huérfanas de madre, son dos mujeres sensibles y padecen la misma enfermedad. Trascendiendo la excusa argumental, Kieslowski refleja un cúmulo de sensaciones tan imborrable como la banda sonora original de Zbigniew Preisner, manifestación de las relaciones entre sexualidad y feminidad. Rodada en Varsovia y París el film obtuvo el premio a la mejor actriz, FIPRESCI, y Premio Ecuménico del Festival de Cannes de 1991.


Premios:


1991: Premio de interpretación femenina en Cannes..
1991: Premio de la Crítica Internacional en Cannes.
1991: Premio del Jurado Ecuménico en Cannes.


Comentario:


Krzysztof Kieslowwsly aborda la cuestión del doppelgänger, el doble de una joven francesa, Veronique, que camina a su lado, y cuya ausencia congeladora siente en su propio cuerpo la superviviente, tras la muerte de su doble polaca, con la que en una ocasión se cruza pero no llega a ver, en medio de la confusión de un algarada juvenil. Algún tiempo después tiene la oportunidad de verla en una fotografía de aquellos acontecimientos, corriendo por la vía pública, mientras ella huye en un tranvía. La herencia genética familiar de morir estando sanos, la presencia permanente de Stendhal amenazante, a través del síndrome que lleva su nombre y que anida en las personas más sensibles a la belleza, crean una atmósfera de inquietud apenas comprensible por un espectador perturbado que no entiende el motivo de su desazón. Veronique se enamora de un marionetista, Alexandre Fabbri, interpretado por Philippe Volter, que en un giro final de la historia, parece cambiar el punto de vista y la dimensión en la que se desarrolla la historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario