Páginas vistas en total

martes, 4 de abril de 2017

Life. Daniel Espinosa.





Ficha técnica:


Título original: Life.
País: USA.
Año: 2017.
Duración: 104 minutos.

Dirección: Daniel Espinosa.
Guión: Rhett Reese, Paul Wernick.
Dirección de fotografía: Seamus McGarvey.
Música: Jon Ekstrand,
Edición: Mary Jo Markey, Frances Parker
Dirección artística: Steven Lawrence.
Decoración del set: Celio Bobak.

Diseño de Vestuario: Jenny Beavan,
Diseño de protesis de maquillaje: Kristyan Mallett.

Productores: Bonnie Curtis, David Ellison, Dana Goldberg, Julie Lynn.
Productores ejecutivos: Don Granger, Vicki Dee Rock.
Diseño de producción: Nigel Phelps.
Compañías productoras: Columbia Pictures, Skydance Media, Sony Pictures Entertainment.


Intérpretes:


Jake Gyllenhaal: David Jordan,
Rebecca Fergus: Miranda North,
Ryan Reynolds: Rory Adams,
Hiroyuki Sanada: Sho Murakami,
Olda Dihovichnaya: Ekaterina Golovkina,
Ariyon Bakare: Hugh Derry,
...






Sinopsis:



Seis miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional que están a punto de lograr uno de los descubrimientos más importantes en la historia humana: la primera evidencia de vida extraterrestre en Marte. A medida que el equipo comienza a investigar y sus métodos tienen consecuencias inesperadas, la forma viviente demostrará ser más inteligente de lo que cualquiera esperaba.


Crítica:


La crítica se ha dividido de forma ostensible ante la producción que dirige Daniel Espinosa, un realizador de cine sueco de origen chileno, residente en Tràngsund, Estocolmo, una respuesta lógica si partimos de ciertos criterios tanto profesionales, como ideológicos y culturales. Nadie ignora que la ciencia-ficción es un género genuinamente americano, que, como el musical, mereció la admiración y el respeto de los críticos-cineastas de la Nouvelle Vague. François Truffautt desempeñó un papel importante en una de las películas del género más bonitas e imperecederas: 'Encuentros en la tercera fase' de Steven Spielberg. Consciente de esta realidad, Espinosa aborda un tema que se aproxima en el fondo y en la forma a uno de los filmes de culto que merece más respeto en la historia del cine: Alien de Ridley Scott, una elección que le pone en contra a los fans del género y de la prensa norteamericana, cuyos críticos poseen un mayor conocimiento de la sci-fi y del talento de sus realizadores, entre los que se encuentran John DeFore (The Hollywood Reporter), que habla de la indiferencia de los fans y de los expertos de este tipo de cine y sus metáforas más recurrentes., o Ben Kenigsberd (The New York Times).

Los críticos europeos, que nunca se han tomado en serio un género que puebla su universo de bichos raros  y construye mundos futuros distópicos,yque se entregaron por completo a la película de ciencia-ficción que hizo Denis Villeneuve, 'La llegada', la peor de las realizaciones del 'talentoso' director canadiense, en el que la protagonista es una filóloga especializada en lenguas muertas, empeñada en enseñar preposiciones a los extraterrestres, para que puedan responder preguntas tan estrafalarias como '¿Qué propósitos traéis?', sin percatarse de que se aproxima más a un posible contacto con estos seres Tim Burton, cuando, en 'Mars Attacks', hace estallar la cabeza de sus bizarros 'marcianos' con una música horrorosa; una respuesta cínica y loca que al menos divierte a su público, sin enfrantarlo a una imposible comunicación.Se colocan en esta posición críticos como Daniel de Partearroyo (Cinemanía), para quien el film  supone una "explotación decente de 'Alien', básica y rudimentaria, de acuerdo, pero robusta y satisfactoria." (1) A estas críticas emitidas por creadores de opinión que no acaba de comprender el género, se suman las publicaciones de entretenimiento con gran influencia en ciertos sectores de la población, como Variety (Peter Debruge, Estados Unidos) , que  han calificado la cinta de inteligente y emocionante.(2)

La mayoría de los críticos se han mantenido en una posición más neutral, (especialmente los representantes de periódicos del centro y sur de Estados Unidos, revistas indies, y algunos rotativos de Gran Bretaña).  En España sólo se ha significado Cinemanía. Los argumentos que se han utilizado no son muy halagüeños: película de serie B con presupuesto de A (Tim Robey, Telegraph); argumento previsible (Wendy Ide, Screendaly); remake no declarado de Alien (Juan Pablo Cinelle, Diario Página 12)...

Esto es lo que hay, y de nuevo la pelota está en el tejado del espectador. Si es amante de la ciencia-ficción, tras leer las críticas, sea cual sea el signo de ellas ,probablemente se abstendrá de acudir al cine; si no lo es, lo más probable es que tampoco lo haga. Estos prejuicios los conoce cualquier cliente asiduo a las salas de proyecciones. Yo iré porque quiero probar mi propio criterio y contribuir a crear con los demás una opinión ponderada.


(1) Life (Vida), Cinemanía, 14 de marzo de 2017.
(2) Reseña de Life. Variety, 18 de marzo de 2017.






No hay comentarios:

Publicar un comentario