Páginas vistas en total

lunes, 17 de abril de 2017

Reencontrar el amor. Lisa Azuelos.




PARA QUE UNA HISTORIA NUNCA TERMINE JAMÁS DEBE EMPEZAR



Ficha técnica:


Título original: Une Rencontre.
País: Francia.
Año: 2014.
Duración:  80 minutos

Dirección: Lisa Azuelos. (Lol)
Guión: Lisa Azuelos.
Casting: Emmanuelle Prévost.
Dirección de fotografía: Alain Duplantier.
Música: Varios.
Edición: Stan Collet, Karine Prido.
Dirección artística: Emma Pucci.
Decoración del set: Sabine Delouvrier.
Sonido: Vincent Goujon, Nicolas Bouvet, Marc Doisne.
Efectos visuales: Frédéric Moreau, Mikaël Tanguy.

Diseño de Vestuario: Isabelle Pannetier.
Peluquería: Gerald Portenart.
Maquillaje: Sylvia Carussou, Stéphane Robert.

Productores: Julien Madon, Lisa Azuelos y Jéròme Seydoux.
Co-productor: Romain Le Grand.
Productor asociado: Florian Genetet-Morel.
Productor ejecutivo: Christopher Granier-Deferre.
Director de producción: Jacques Arhex.
Diseño de producción: Anne Seibel.
Compañías: Pathè, Bethsabee- Mucho, en co-producción con TF1 Films Production, Chaocorp Développment, Movie Pictures. en asociación con Cofimage 25 y la participación de Canal +, Cine +. TF1, TMC.


Intérpretes:


Sophie Marceau: Elsa,
François Cluzet: Pierre,
Lisa Azuelos: Anne,
Alexander Astier: Eric,
Arthur Benzaquen:  Julien,
Jonathan Cohen: Marc,
Niels Schneider: Hugo,
Stéphanie Murat: Valérie.

Sinopsis:


Pierre lleva quince años casado y tiene dos hijos. Ama a su mujer y se siente realizado como padre. Es un hombre satisfecho. Una noche conoce a Elsa en la Feria del Libro de Rennes, con quien compartirá charlas, risas y bromas. Pero la joven tiene una regla: no liarse con hombres casados; Pierre no desea traicionar a su mujer, pero los propósitos de ambos se ven debilitados cuando dos semanas después se reencuentran.


Críticas y comentario:


La infidelidad vuelve a ocupar el centro de un relato, en el que la llamada del sexo tiene más fuerza que los buenos propósitos de un hombre y una mujer que se atraen con fuerza, pero tienen fuertes convicciones sobre la fidelidad debida a la pareja y el bienestar de los hijos. Aunque formalmente no aporta nada (alguna pantalla partida realizada con timidez al principio y formando auténticos mosaicos después , fantasías oníricas bastante cursis y músicas sugerentes y nostálgicas, en concreto 'Happy Together', The Turtles, versionada por The Beatles, el leitmotif de la pareja), y es tan clásica como el tema que plantea,  parece haber gustado a la crítica española. Javier Ocaña se arma un lío sentimental hablando de los 'cuernos en diferido', de la represión que en definitiva ejerce sobre las poblaciones los condicionamientos morales, intelectuales, pero también sentimentales, ya que no sólo entra en juego el deseo, sino el miedo a perder familia y estatus, en este caso del hombre, ya que Elsa está en pleno proceso de separación tormentosa, sin posible vuelta atrás. El crítico concluye afirmando que " aunque en el encuentro fortuito en Londres no hay quien se trague el estiramiento, queda una idea tan bonita como desesperante: que a veces lo mejor es no diferir el asunto para no acabar idealizando lo que, en realidad, no tenía ningún futuro." (1)

Para Antonio Weinrichter "es el tipo de historia que los franceses llevan sabiendo contar mejor que nadie desde que se inventó la palabra "amour", pero exagera cuando concluye que supone " una lección  de la contención que Wong kar-wai explicó como nadie en «Deseando amar», de la que esta película ofrece una modesta variante a la française." (2) Una mujer lo ve de otra manera. Lucero Siolórzano, (excelsior.com.mx), sostiene que la película está "poblada de lugares comunes la historia no profundiza nunca en los personajes —aun siendo una comedia—, y eso hace que como espectadores no nos identifiquemos con ellos. Los puntos de vista masculino y femenino son demasiado débiles. (3) No obstante hace algunas afirmaciones que dan la impresión de que desconoce cómo funciona una mujer libre: el que una mujer sea "una escritora madura, atractiva, divorciada, independiente,  que vive su sexualidad en encuentros ocasionales con jovencitos que entran y salen de su vida y por las noches sale con sus amigas", no quiere decir que no tenga ciertos principios éticos personales o que aspire a compartir su éxito con una pareja estable; con frecuencia los hombres y mujeres progresistas se ponen muchas más cortapisas que los conservadores en sus relaciones personales. En cuanto a la verosimilitud del desa rrollo de la historia es mucho más dudoso que se produzcan tantos encuentros fortuitos entre personas que en verdad no los buscan. Un giro final nos sitúa en la verdadera dimensión del relato, absolutamente diferente a lo que Lisa Azuelos nos había inducido a creer, ala vez que muestra el poder del deseo y, si atendemos al punto de vista, totalmente subjetivo  al margen de las apariencias, tendrían explicación ciertas elucubraciones que no responden al manejo de la historia por un narrador objetivo y omnisciente, sino a la percepción de la historia desde la perspectiva de un  constructo social muy determinado. ¡Spoiler nos prohibet!



(1) Los cuernos diferidos. Diario 'El País', 31 de julio de 2014.
(2) Crítica de "Reencontrar el amor": Deseando amar. Diario ABC, 1 de agosto de 2014.
(3) Reencontrando el amor, excelsior.com.mx, 13 de marzo de 2015.




No hay comentarios:

Publicar un comentario