Páginas vistas en total

lunes, 29 de mayo de 2017

El arte de la guerra. Christian Duguay.








Ficha técnica:


Título original:  The art of war.
País: Estados Unidos.
Año: 2000.
Duración: 113 minutos.

Dirección: Christian Duguay.
Guión: Wayne Beach y Simon David Barris, basado en una historia de Wayne Beach.
Casting: Rosina Bucci, Vera Miller, Nadia Rona.
Director de Fotografía: Pierre Gill.
Música: Normand Corbeil; supervisión musical: David Franco.
Edición: Michel Arcand.
Dirección artística: Jean Morin, Pierre Perrault.
Decoración del set: Dominique Gosselin, Paul Hote, Ginette Robitaille.
Supervisores de efectos visuales: Georges Jardon & Pierre Raymond.
Decorador del set:Paul Hotte.
Coordinadores de especialistas: Michael Scherer, Jeff Ward.

Diseño de Vestuario: Odette Gadoury.
Responsable maquillaje artistas: Melissa Purino
Peluquería: Ginette Lajeunesse.

Productores: Nicolas Clermont, Ron Yuan.
Productores ejecutivos: Elie Samaha, Dan Halsted, Wesley Snipes.
Co-productor: Richard Lalonde.
Compañías productoras: Filmline International.


Intérpretes:


Wesley Snipes: Neil Shaw,
Donald Sutherland: Douglas Thomas,
Anne Archer: Eleanor Hooks,
Mauri Chaykin: Frank Capella,
Marie Matiko: Julia Fang,
Cary-Hiroyuki Tagawa: David Yan.
Michael Biehn: Bly,
James Hong: Wu,
Paul Hopkins: Ray,
Glen Chin: Ochai,
Ron Yuan: Ming,
Bonnie Mak: Anna.
...


Sinopsis:


La acción y el suspense comienza cuando un grupo de desalmados terroristas decide asaltar una importante e histórica conferencia que la ONU  va a celebrar en China, pero con lo que ellos no contaban era con la presencia de Shaw (Wesley Snaps), un experto en seguridad nacional y el único hombre capaz de parar a los asesinos. Acusado del asesinato del Embajador Chino. Shaw deberá actuar de forma clandestina para probar su inocencia y evitar lo que podía convertirse en la II Guerra Mundial.

Críticas : 


La película está dirigida por Christian Dugay, un cineasta canadiense que comenzó su carrera como camarógrafo en documentales, spots publicitarios y vídeos musicales, consiguiendo un gran prestigio como experto en la Steadicam, hasta que en 1995 se puso al frente del equipo técnico y realizó, como director, un film de acción, Screamers, una película de ciencia-ficción canadiense que obtuvo un resultado discreto y cierto desprecio de la crítica, pero que el tiempo la convirtió en un film de culto, e incluso mereció una secuela en 2009, Screamers: The Hunting, que fue peor tratada, si cabe, por la prensa; el año 2000 realizó 'The art of war' , terminando aquí su experiencia conocida como director de largometrajes.

La página Rotten Tomatoes ofreció unos índices de aceptación de la película lamentables:  16 % de la prensa, consultadas 80 reseñas, y 36% del público, pulsada la opinión de 26, 583 usuarios; ignoramos hasta qué punto influenciados por los críticos, ya que en España Filmaffinity la valora con un 5,1, una media obtenida de 4.357 votos. De nuevo la pelota se sitúa en el tejado del espectador.





No hay comentarios:

Publicar un comentario