Páginas vistas en total

lunes, 29 de mayo de 2017

El arte de la guerra. Comentario.





ORIGEN DE LA GUERRA PREVENTIVA Y DE LA IDEA DE LA CALMA AGRESIVA:: EL CAMINO HACIA LA PAZ SE BASA EN EL PRINCIPIO DE LA ACCIÓN NO DE LA REACCIÓN.


Ficha técnica, sinopsis, cartel y trailer. (Pinchad aquí)


Comentario:


Christian Duguay, un buen camarógrafo y experto en el manejo del Steadecam. no acierta en la narración de una historia de espionaje, traiciones y venganzas personales en el universo del comercio internacional entre Estados Unidos y el gigante asiático, en las que se inmiscuye la Triada, una organización de origen chino que se extiende por todo el mundo, tras las diferentes diásporas de los pueblos de oriente, que han emigrado a países tan dispares como  la República Popular de China, Hong Kong, Taiwán, Filipinas, Tailandia, Malasia, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Francia, Bélgica, Países Bajos, Sudáfrica, Rusia, Singapur, España, Japón y Corea. Se dedican al tráfico ilegal de personas, que protagoniza una de las primeras secuencias del film, la falsificación de tarjetas de crédito, los talleres textiles clandestinos, la prostitución  y otros negocios ilegales.

El discurso es abigarrado, confuso, prolífico en el uso de recursos técnicos con fines puramente esteticistas, y cuesta de seguir, lo que es mortal para un film de acción y explica la retirada de Duguay de la primera línea, al menos en el cine, un medio en el que el realizador alcanza más notoriedad que en la televisión.  A pesar de emular el estilo de quienes pretenden hacer cine de autor en la era digital, y deben renunciar al grano grueso, opta por una luz insuficiente, una veladura uniformizante, un juego de multitud de planos que ensombrece el relato y ralentiza tanto la acción como la comprensión del espectador, que no acaba de entender qué se teje en torno al Secretario General de las Naciones Unidas.

Un film que no satisfizo ni a los fans del thriller ni a los amantes de la acción, al enredar en un solo relato la ambición política, las traiciones del mundo de los negocios y la existencia del héroe individual americano que sólo confía en sí mismo. Más de una secuencia es una auténtica exhibición de persecuciones filmadas con la steadicam, una forma de trabajar en la que es experto el realizador. El giro final es realmente decepcionante. "El arte de la guerra consiste en derrotar al enemigo desde dentro", concluye la máxima colaboradora del Secretario General de la ONU, una política de extrema derecha, con un discurso final que parece premonitorio de la era Trump: "Hay que devolver América a los americanos", con la excepción de que este personaje es la villana del cuento.

Este fin de semana ha ofrecido el film el diario 'La Razón'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario