Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

domingo, 28 de mayo de 2017

Los límites de la verdad. Karen Moncrieff.






Ficha técnica:


Título original: The Trials of Cate McCall.
País: Estados Unidos.
Año: 2013.
Duración: 93 minutos.

Dirección: Karen Moncrieff.
Guión: Karen Moncrieff.CSA.
Casting: Barbara Fiorentino,
Dirección de fotografía: Antonio Calvache, ASC, AEC
Música: Peter Nashel; supervisor: Thomas Golubic.
Edición: Toby Yates.


Diseño de Vestuario:Maya Lieberman.
Responsable de maquillaje: Ann Masterson.
Estilista de peluquería: Barbara Lorenz.

Productores: Eric Karten y Peter Schafer. Karen Monkrieffm, Marc Bienstock.
Productores ejecutivos: Joe Dain y Jim Klock.
Diseño de Producción: Clay Griffith.
Compañías productoras: Sunrise Films, Pitbull Pictures, asociada con TOCM Productions; distribución: DeAPlaneta.

Intérpretes:

Kate Beckinsale: Cate McCall,
Nick Nolte: Bridges,
James Cromwell: Juez,
Mark Pellegrino: Detective Welch,
Anna Anissimova: Lacey,
David Lyons: Josh,
Clancy Brown: D.A.Brinkerhoff,
Ava Kolker: Augie,
Johnny Sneed: D.A.Barker,
Jay Thomas: Jefe de Cate,
Joseph  Lyle Taylor: Oficial Duncan,
Dale Dickey: Mrs. Stubbs,
Brendan Sexton III: Rusty Burkhardt,
Isaiah Washington: Wilson George,
...

Sinopsis:


Cate McCall es una ex fiscal que perdió  a su hija y descuidó su carrera por culpa de una adicción. Con la esperanza de recuperar la credibilidad y ganar la custodia de su hija. Cate debe luchar contra un sistema hundido en la corrupción mientras lleva el caso de una asesina condenada injustamente.


Críticas:


La crítica ha reaccionado con total indiferencia ante  la segunda película de Karen Moncrieff, actriz, guionista y directora, que ha forjado su carrera en la televisión y ha trabajado como actriz  en telenovelas pasionales como Santa Bárbara. En 1985 fue coronada Miss Illinois, un curriculum que puede haber operado contra ella misma, aunque es cierto que el film, que tiene como protagonista a Kate Beckinsale, es plano en la forma y en el fondo y  le falta músculo y garra.

El film plantea la cuestión del falso culpable en los excesivamente frecuentes crímenes de  violencia de género; pero detrás de la aparente culpabilidad de todos los hombres que intervienen en la detención, (policías, fiscales) y el sospechoso de haber matado a una mujer, se encuentra la maldad retorcida de otra fémina perversa. Todo demasiado sinuoso, poco claro, con  hondas sospechas de que se siguen manipulando las pruebas, en esta ocasión para hacer justicia. Por otro lado, la abogada tiene la tendencia a ahogar sus penas con alcohol, lo que directamente da la razón a su ex-marido cuando le arrebata la custodia de su hija.

Se suele decir que la excepción confirma la regla, y esta es la excepción sobre la que nos quiere hacer reflexionar Karen Moncrieff, pero es incapaz de justificar su planteamiento y narrar una historia que el espectador se siente capaz de decodificar: ¿La mujer en torno a la cual gira la tragedia y se produce la revisión de una materia ya juzgada  es un ser perverso, una ninfomana caprichosa que disfruta con prácticas sadomasoquistas, una mártir, una víctima de su ignorancia...? Imposible saberlo, porque la mayor confusión parece residir en el guión que elabora la propia directora, encargada de llevarlo a la gran pantalla.

El Tomatometer de la página Rotten Tomatoes pone en evidencia el desinterés de la prensa, que no se ha molestado en hacer reseñas de la película, y del público que se refleja en un 34 % de aceptación de los 245 usuarios que da su opinión. Esta película la ha ofrecido recientemente la revista Tiempo, junto a 'Desmadre a la americana', que aconsejamos a quien haya adquirido el pack de la publicación.





No hay comentarios:

Publicar un comentario