Páginas vistas en total

jueves, 18 de mayo de 2017

No sé decir adiós. Lino Escalera.








NO SÉ DECIR ADIÓS



Ficha técnica:


Título original: No sé decir adiós.
País: España.
Año: 2017.
Duración: 96 minutos.

Dirección: Lino Escalera.
Guión: Pablo Remón, basado  en una historia de Lino Escalera y Pablo Remón.
Casting:  Tonucha Vidal.
Dirección de Fotografía: Santiago Racaj.
Música: Pablo Trujillo.
Edición: Miguel Doblado.
Dirección artística: Fanny Espinet y David Faüchs.

Diseño de Vestuario: Bernardino Cervigón.
Departamento de maquillaje: Anna Rosillo.

Productor ejecutivo: Damián París.
Compañías productoras: Lolita Films, White Leaf Producciones.


Intérpretes:


Nathalie Poza: Carla,
Juan Diego: José Luís,
Lola Dueñas: Blanca.
Pau Durà: Nacho,
Miki Esparbé: Sergi,
Cesar Bandera: Enfermero,
Noa Fontanals: Irene,
Marc Martínez: Marcelo,
Todos los créditos en Imdb.


Sinopsis:


Carla recibe una llamada de su hermana desde Almería avisándole de que su padre está enfermo. Cuando llega a su casa los médicos le informan de que le queda poco tiempo de vida, un hecho que no acepta y decide llevárselo consigo a Barcelona. En el viaje, padre e hija acabarán encontrándose.


Crítica:


El film se estrena mañana. Sin embargo Filmaffinity avanza una nota más que aceptable, 6.8 puntos, basada en 79 , ya que el film recibió 4 premios en el Festival de Málaga, incluyendo el Premio Especial del Jurado y el Premio a la Mejor Actriz, para Nathalie Poza.

Rocío García le da la bienvenida en 'El País' a la opera prima de Lino Escalera, y nos aporta la nota autobiográfica: "El abono de No sé decir adiós viene del miedo a perder al padre. Ese miedo que ha perseguido a Lino Escalera, madrileño de 42 años, desde muy joven. El pequeño de una familia de cinco hermanos y con gran diferencia de edad con ellos, Escalera siempre vivió con el temor a la desaparición del padre, algo que sucedió hace cuatro años."

Beatriz Martínez concluye su artículo para Fotogramas que: "En 'No sé decir adiós', Lino Escalera nos abre la puerta a sus torturas internas desde el más absoluto pudor y respeto. Y lo hace a través de un mecanismo formal intachable, de una gran precisión estilística, en apariencia austero, pero al mismo tiempo permeable a exorcizar las emociones más descarnadas de una manera tan limpia como purificadora. " (2)



(1) Conmovedora acogida a 'No  sé decir adiós", el debú en l largometraje de Lino Escalera.
(2) No sé decir adiós. Para escrupulosos observadores de la muerte. Fotogramas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario