Páginas vistas en total

jueves, 11 de mayo de 2017

Remake de Suspiria. Luca Guadagnino.







Amazon aborda un proyecto ambicioso: el remake de la película de terror, considerada como la más bella de la historia, que realizó el maestro del giallo italiano, Dario Argento, en 1977, y que ha influido en destacados cineastas que han abordado el género con posterioridad, desde David Lynch hasta Nicolas Winding Refn. Para emular a las mujeres del pop se ha elegido a Chloe Moretz, Tilda Swinton o Dakota Johnson, que tienen ante sí un difícil reto, en un trabajo que va a hacer muy difícil no establecer comparaciones.




Se ha encargado la dirección a Luca Guadagnino, que deberá resucitar en la pantalla la historia de una joven que ingresa en una exclusiva academia de baile la misma noche en que asesinan a una de sus alumnas. La subdirectora del establecimiento es la amable Señora Blanc, que brinda a la recién llegada todas las comodidades y facilidades para que pueda estudiar y aprender. Poco a poco un aire malsano va invadiendo el lugar y su estancia se va convirtiendo en una verdadera pesadilla. La obra maestra de Dario Argento ("Rojo oscuro") fue aplaudida y aclamada como estandarte del giallo. Protagonizada por Jessica Harper (Mnority Report), el actor y cantante español Miguel Bosé (en un papel secundario) y las míticas Alida Valli y Joan Bennet, tiene un particular estilo visual cercano al expresionismo y su cuidado uso del color y la escenografía la han convertido en un referente del género y una auténtica obra de culto.






El encargado de crear la atmósfera de terror con la música electrónica característica de las perlículas de Argento es, en esta ocasión, Thom Yorker, el compañero de Johnny Greenwood de Radiohead, el compositor favorito de Paul Thomas Anderson (The Master, Puro vicio...). Es la primera vez, según Variety, que  Yorker hace el soundtrank de tuna película. A mí me d un poco de miedo que se confíe a una banda como Radiohead el soundtrank de una película de Dario Argento. Quien triunfó con un disco como OK Computer, con un rock alternativo ¿?, y avanzó hacia atrás introduciendo música electrónica experimental, música clásica del siglo XX y jazz, es posible que tenga difícil bajar al barro y generar miedo, desmelenarse y crear un ambiente como el que exige el giallo. El cuchillo y la sangre casan mal con la contención de pijolandia, con un Jeff Buckley de segunda mano. Nada que ver con Goblin (Profondo rosso), cuyo miembro fundador , Claudio Simonetti, se caracterizaba por una particular mezcla de vibrantes sintetizadores e instrumentación orgánica. Algunos denominan a esta era la de la posverdad, un nombre que no me gusta nada, porque es mucho más fácil llamar a las cosas por su nombre y con justicia: mentira y falsificación. Habrá que ver de qué lado se decantan los de Radiohead en el remake del que ha sido considerado el film de terror más bello que se ha hecho jamás. Un difícil reto para un grupo indie, que puede acabar despeñándose como le ha ocurrido a Denis Villeneuve, un cienasta magnífico, que se ha equivocado al realizar 'La llegada'. Veremos qué ocurre con Blade Runner. Tanta limpieza da repelús.



No hay comentarios:

Publicar un comentario