Páginas vistas en total

miércoles, 3 de mayo de 2017

Terminator 2. El juicio final. James Cameron




¡SAYONARA BABY!



Ficha técnica:



Título original:  Terminator 2 : Judgment Day.
País: Estados Unidos.
Año: 1991.
Duración: 131 minutos.

Dirección: James Cameron.
Guión: James Cameron & William Wisher.
Casting: Mali Finn.
Dirección de Fotografía: Adam Greenberg, A.S.C.
Música:Brad Field.
Edición: Conrad Buff, Marc Goldblatt, A.C.E. Richard A.Harris.
Dirección de arte: Joseph P.Lucky; coordinador del departamento: Carla S.Nemec.
Decorador del set: John M.Dwyer.
Coordinadores de especialistas: Joel Kramer y Gary Davis.
Coordinador de efectos especiales: Thomas L.Fisher.
Supervisor efectos visuales: Dennis Muren, A.S.C. (Industrial Light & Magic.)

Diseño de vestuario: Marlene Stewart.
Responsable de maquillaje: Jeff Dawn.
Maquillaje especial de Terminator: Stan Wiston.


Productores: James Cameron, Mario Kassar.
Co-productores: B.J, Rack, Stephanie Austin.
Productores ejecutivos: Gale Anne Hurd y Mario Kassar.
Diseño de producción: Joseph Nemec III
Compañías: Carolco, Pacific Western Production asociada con Lightstorm Entertainment, Le Studio Canal  + S.A. T2, THX,


Intérpretes:

Arnold Schwarzenegger: Terminator,
Linda Hamilton: Sarah Connor
Edward Furlong: John Connor,
Robert Patrick: T-1000,
Earl Boen: Dr. Silberman,
Joe Morton: Myles Dyson,
S. Epatha Merkerson: Tarissa Dyson,
Castulo Guerra: Enrique Salceda,
Danny Cooksey: Tim,
Jenette Goldstein: Janelle Volght,
Xander Berkeley: Todd Volght,
Leslie Hamilton: Gearren,
Ken Gibbel: Douglas.
...


Sinopsis:



Ubicada en Los Ángeles en el año 2029. Una voz en off nos recuerda que "tres mil millones de vidas humanas se apagaron el 29 de agosto de 1997. Los supervivientes de la explosión nuclear llamaron a aquel día 'el día del juicio final'. Sólo vivieron para hacer frente a una nueva pesadilla, la guerra contra las máquinas. La computadora que controlaba las máquinas, la Skynet envió a dos terminators sucesivamente con el objetivo de destruir al líder de la resistencia humana, John Connor. El primer terminator fue programado para destruir a Sarah en 1984, antes de que naciera John. Fracasó; el segundo fue enviado para destruir al propio John, cuando aún era un niño. La resistencia pudo enviar a un solo guerrero, un protector para John...

Han transcurrido casi 10 años desde que comenzó el suplicio de Sarah Connor y su hijo John, futuro líder de la resistencia, es ahora un muchacho sano. Sin embargo la pesadilla vuelve a empezar cunado otro Terminator asesino regresa al pasado con el objetivo de acabar con John ahora que es solo un niño. Por suerte, Sarah y John no se enfrentarán solos a esta terrible máquina de matar. La resistencia humana ha enviado al pasado a otro soldado del futuro con la misión de proteger a John Connor a toda costa, comenzando la guerra por ganar el futuro.

Comentario:


Los géneros de terror y ciencia-ficción permiten abordar cuestiones que preocupan al hombre y. mediante el uso de metáforas, orillar el maniqueismo y la vulgaridad, así como evitar entrar en iracundos debates que no contribuyen, con su ruido, a construir mensajes coherentes, que responden a la ideología de quien los emite y de esta forma impedir que se establezca esa conexión grosera entre calidad y recursos invertidos, al menos en películas de reconocido prestigio, que han llegado a engrosar el número de obras clásicas y de culto. Terminator 2 es uno de esos ejemplos que forman el paradigma de que hablamos, convirtiéndose pronto en un film que tuvo un amplio reconocimiento en la taquilla, no sólo en Estados Unidos, sino en el mercado mundial.

Hoy mismo tenemos un triste ejemplo de ludismo en nuestro país. La red está provocando la desaparición de muchos puestos de trabajo anteriores al desarrollo de la máquina, y la reacción de sectores de la población no identificados todavía se ha materializado en la quema de nueve coches de una compañía que contrata servicios de coche con conductor a través de internet, cuya actividad está afectando seriamente al negocio del taxi. Podemos contarlo así  y hacer un film documental, con entrevistas a los afectados  y buscando la opinión de la gente, hacer una película realista, de cinema verité,o convertir a estas máquinas en androides de apariencia humana que ponen en riesgo la vida de los humanos, tan enfrentados que en la ficción han usado las armas  concebidas únicamente como elemento de persuasión convirtiendo la Tierra en un erial, en el que incluso los pocos supervivientes tienen que luchar con unas máquinas que ellos mismos han creado. Andy Robinson advierte en su libro 'Un reportero en la montaña mágica' que en  la actualidad un 1% de la población reúne el 99% de la riqueza. No parece que estemos muy lejos de la sociedad distópica que imagina Cameron.

Develado el background del film vemos que la forma, el cómo lo cuenta, no le va a la zaga. Los efectos especiales no sólo no han perdido actualidad, sino que siguen impresionando casi treinta años después. No es honesto pasar por alto que el film fue sometido  al standard de calidad THX, creado por Tomlinson Holman de la compañía Lucasfilm, creada por ese realizador de Modesto, que quince años atrás iba mendigando que alguna compañía financiara la primera película de Star Wars, que acabaría  convirtiéndose en una millonaria franquicia.

Los hombres estamos empeñados en destruirnos unos a otros, afirma el Terminator. El director de proyectos especiales de una gran empresa cibernética está trabajando en un nuevo modelo de microprocesador que convertirá a la empresa en muy poco tiempo en la mayor proveedora de computadoras militares, que desplazarán a los tripulantes de todos los bombarderos anti-radar; las antiguas potencias se atacarán entre sí, al menos en apariencia, aunque su objetivo serán los enemigos internos del país atacado en teoría: no se bombardea todo país sino que se ayudan unos a otros a eliminar a sus respectivos rebeldes; los norteamericanos han creado una franquicia en torno a la eliminación selectiva de sectores de la población llamada 'La purga'.

La estrella de esta imaginería es el androide indestructible enviado por la compañía para enfrentarse al prototipo de que disponen los hombres para proteger a John, el terminator representado por Schwarzenegger, que apenas puede resistir a una máquina indestructible que se metamorfosea en el contacto con cualquier materia a voluntad; el revestimiento humano del prototipo más cutre al que se enfrenta goza, no obstante, de una pizca de libre albedrío. Es esa combinación de hombre y máquina, su apariencia de juguete grandullón que carece de voluntad y sentimientos,- aunque acaba adquiriendo la conciencia de que debe desaparecer en bien de la humanidad -, que pronuncia mal las expresiones coloquiales, lo que dota de humor a la cinta y permite al espectador disfrutar de la imaginación puesta en juego de forma relajada.

Sarah Connor representa una de las primeras action woman, una madre leona, una mujer que lucha sin miedo por salvar a su hijo de una muerte cierta y evitar el holocausto que amenaza a la sociedad en su conjunto y que es capaz de ver en sus constantes pesadillas.Su objetivo será matar a Myles Dyson (Joe Morton), el científico de Skynet que trabaja en el proyecto de las computadoras. El viaje en el tiempo de las máquinas da sentido a sus pesadillas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario