Páginas vistas en total

miércoles, 28 de junio de 2017

Baskin. Can Evernol.




LUCIO FULCHI EN FORMA. Eli Roth.
LA MEJOR PELÍCULA DE TERROR DEL AÑO. Richard Stanley




Ficha técnica:


Título original: Baskin.
País: Tirquía.
Año: 2'15.
Duración: 95 minutos.

Dirección: Can Evernol.
Guión: Ogulcan Eren, Can Evrenol, Cem Ozuduro, Ercin Sadicoglu.
Casting: Fazli Korkzma
Dirección de Fotografía: Alp Korfali.
Música: Ulas Pakkan.
Edición: Erkan Ozekan.
Departamento de arte: Ekin Ergök.
Efectos visuales: Baran Bayburt.

Productores ejecutivos: Todd Brown, Müge Büyüktalas, Mike Ostench.
Diseño de Vestuario: Sinan Saraçoglu.
Diseño de producción: Sila Karakaya.
Compañías productoras: Film Colony, Mo Film, XYZ Films.

Intérpretes: 


Mehmet Cerrahoglu : Baba / el padre,
Görkem Kasal : Arda,
Ergun Kuyucu : Remzi,
Muharrem Bayrak : Yavuz,
Fatih Dokgöz : Apo,
Sabahattin Yakut : Sabo,
Berat Efe Parlar  :  jovenArda
Todos los créitos en Imdb.

Sinopsis:


Una patrulla de policía recorre una olvidada zona de la Turquía rural. En plena noche y cuando se disponían a acabar su servicio, reciben una solicitud de refuerzos en una zona cercana. Cuando los agentes llegan al lugar se encuentran con algo aterrador: la celebración de una misa negra como puerta directa al infierno.


Crítica:


La crítica se ha polarizado en la valoración del film, con argumentos,en uno y otro caso, discutibles, según quien defienda una posición u otra.

Javier Ocaña se cuenta entre los apocalípticos que consideran que " la película turca Baskin, en su llegada a las salas, no va mucho más allá de una curiosidad y de una tendencia: la singularidad de su procedencia, un país en principio alejado de los habituales del género; y la confirmación de que un buen corto de terror puede ser una vía directa para debutar en el largometraje, con la misma historia, pero hinchada o alargada en lugar de desarrollada. Por lo demás, sus cultos satánicos, sus estallidos gore y su atmósfera presuntamente turbia los hemos visto en infinidad de olvidables películas anteriores, incluso con mejor fuelle dramático y narrativo." (1) Una opinión parecida mantiene Dennis Harvey (Variety) que sostiene que tras un buen comienzo que el relato discurre por una vía de escasa fuerza dramática, repetitivo y con escaso desarrollo de personajes. (2)

Frente a estas opiniones hay otras mucho más favorables, como la de David Rooney considera la aparición de este film una buena noticia para los amantes de los universos creados por John Carpenter, Clive Barker o Dario Argento, (lo cual no significa que esté a su altura); para Noel Murray de 'Los Ángeles Times', a pesar de que considera el ritmo del relato flojo, ve ciertos atractivos para los amantes del gore. Ben  Keningsber (The New York Times) es de la opinión de que sabe poner cebos, mientras que Kim Newman (Empire) la considera un manjar.

Comentario:


El film de Can Evernol peca de un vicio en el que cae, en ocasiones como ésta en exceso, cierto tipo de cine considerado de autor o que concurre a festivales, compitiendo con películas que circulan por los márgenes del cine, según terminología de Luís E. Pares: una excesiva oscuridad, que apenas permite al espectador seguir la acción con normalidad. Si algo parece querer transmitir el autor es la importancia del azar: quien ha logrado esquivar la mayor monstruosidad desde niño, muere víctima de un accidente absurdo, atropellado por una ambulancia, con un resultado fatal para sus ocupantes.

Los acontecimientos atroces que llenan la fase confrontación del público con este cruento relato están llenos de imágenes monstruosas, sangrientas, escatológicas, que algunos han calificado de lovecraftianas, o inspiradas en Fulci, Argento o Carpenter, aunque está muy lejos de su estilo, su estética y su luminosidad. A pesar de ello, es probable que satisfaga a los fans del género que anhelan pasar un buen rato con imágenes insoportables para otros.



(1) El infierno turco. Diario 'El País', 23 de septiembre de 2016.
(2) Reseña de Toronto. Variety, 19 de septiembre de 2015.
Consultadas las páginas de Imdb o Filmaffinity.



No hay comentarios:

Publicar un comentario