Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

domingo, 18 de junio de 2017

Halloween, el origen.







Las almas más oscuras no son las que eligen vivir en el infierno, , sino aquellas que deciden escapar del abismo y circular silenciosamente entre nosotros. Doctor Samuel Loomis,


Ficha técnica:


Títul original: Halloween .
País: Estados Unidos.
Año: 2007.
Duración: 110 minutos.

Dirección: Rob Zombie
Guión: Rob Zombie, basada en el guión escrito por John Carpenter y Debra Hill.
Casting: Monika Mikkelsen, C.S.A.
Dirección de Fotografía: Phil Parmet.
Música: Tyler Bates; Halloween, tema de John Carpenter.
Edición: Glenn Garland.
Dirección artística: T.K.Kirkpatrick,
Decoración del set: Lori Mazuer, Stephanie Ziemer.

Diseño de Vestuario: Mary McLeod.
Jefe de departamento de maquillaje y peluquería: Yvonne Depatis-Kupka.

Productores: Malek Akkad, Andy Gould, Rob Zombie
Productores ejecutivos: Bob y Harvey
Diseño de producción: Anthony Tremblay.
Compañías: Universal,  Dimension Films, , Malek Akkad Production


Intérpretes:


Malcolm McDowell: Doctor Samuel Loomis,
Sheri Moon Zombie: Deborah Myers,
Tyler Mane: Michael Myers,
Scout Taylor-Compton:  Laurie Strode,
Brad Dourif: Sheriff Lee Brackett,
Danielle Harris: Annie Brakett,
Hanna Hall: Judith Myers,
Bill Moseley: Zach 'Z-Man' Garret.
Daeg Faerch: Michael Myers a la edad de 10 años,
Kristina Klebe: Lynda,
Danny Trejo: Ismael Cruz,
Ken Foree: Gran Joe Gizzli.
Udo Kier: Morgan Walker,
Sid Haig:Chester Chesterfield,
Daryl Sabara: Wesley Rhoades,
Daniel Roebuck: Lou Martini,
Richard Lynch: Camarero principal,
William Forsythe: Ronnie White,


Sinopsis:


Después de estar recluido durante 17 años en una institución mental, Michael Millers, ahora un hombre adulto, y muy peligroso, logra escaparse y regresa a Haddonfield.


Comentario:

La precuela realizada por Rob Zombie, realizada con un guión escrito por él mismo, basado en el original de John Carpenter, que intenta explicar el origen del personaje, resulta mas inquietante y perturbadora que cualquier otra, incluida la de Carpenter, (mucho mejor película) que inicia esta saga cruel y salvaje que pone los cimientos del shlaser en Estados Unidos, cuyo referente más claro es el giallo italano, especialmente el estilo practicado por Dario Argento, cuyos thrillers, generalmente protagonizados por serial killers en contextos muy embellecidos, suelen acabar con sus víctimas utilizando elementos cortantes, generalmente enormes cuchillos de acero brillante, aunque también hay bastones que esconden estoques, cristales que cortan la yugular, tijeras y otros instrumentos que reúnan estas características. .De nuevo el sexo precoz, lejos de la mirada censora de los adultos, los embarazos no deseados y  las familias desestructuradas son el caldo de cultivo en el que se desarrollan  las patologías obsesivas-compulsivas que acaban en asesinatos múltiples, en demasiadas ocasiones a cargo de víctimas de la marginación y la ignorancia. En esta ciénaga nació el monstruo de que protagoniza la saga de Wes Craven, Scream, o Jason, el protagonista de Viernes 13 de Sean S.Cunningham.

El demonio de Halloween es Michael Myers, víctima de bullying en la escuela, quien no tarda mucho en hacer uso del enorme cuchillo para destripar a los degradados miembros de su familia: al amante de su madre, a su hermana y al novio que aprovechan la ausencia materna para practicar el sexo, el origen de todos los males en la vida de Michael; previamente había matado a golpes a un compañero de clase que lo acosaba, siendo todavía un niño de 10 años. Pero lo más terrible del juego de Rob Zombie es que nos señala a todos con el dedo a través del Doctor Samuel Loomis, encarnado por Malcolm McDowell, que mueve compulsivamente un bolígrafo mientras practica su terapia con Michael. El joven, tras quince años entre rejas, logra escapar, convertido en un gigante, dejando tras de sí un reguero de sangre, y retorna a su pueblo de origen, Haddonfield, en Illinois, en busca de lo que queda de la familia que él mismo diezmó. También deja, en su tortuosa celda una colección de máscaras que se corresponde con su personalidad infinitamente más fragmentada que la del protagonista de Múltiple de M.Night Shyamalan; como ocurrirá con el personaje que interpreta James McAvoy, que  parece estar a punto de desarrollar una nueva dimensión de sí mismo, que lo convierte en una especie de superhéroe invencible. Michael Myers se rehace de los tres o cuatro tiros que le dispara el Doctor, al que más tarde en un descuido basado en la creencia de que no hay hombre que sobreviva o constituya una amenaza después de ser abatido de esta forma, le hunde los ojos con sus propias manos. Pero, milagrosamente, ambos se rehacen para protagonizar la secuela de esta precuela, o, al menos, la parte 2, que viene a ser lo mismo, o debiera ser asi, en la que a Rob Zombie se le va definitivamente la olla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario