Páginas vistas en total

Adsense




miércoles, 21 de junio de 2017

La invasión de los ultracuerpos. Comentario.







Ficha técnica:


Título original: Invasion on the Body Snatchers.
País: Estados Unidos.
Año: 1978.
Duración: 111  minutos.


Dirección: Philip Kaufman. Guión: W.D. Richter, basado en la novela 'The body snatchers' de Jack Finney.
Casting: Mary Goldberg. Dirección de Fotografía: Michael Chapman Música: Denny Zeitlin.
Efectos especiales: Dell Rheaume y Russ Hessey.
Sonido: Art Rochester.
Decorador del set: Doug Van Koss.

Diseño de Vestuario: Agnes Anne Rogers.
Efectos especiales de maquillaje: Thomas Burman y Edouard Henriques.
Peluquería: Edie Panda.
Maquillaje: Bob Westmorfland.

Producción: Robert H.Solo
Diseño de producción: Charles Rosen. Metro  Golswin Mayer, United Artist, Robert H. Solo.Production. American Zoetrope.







Intérpretes:



Donald Sutherland: Matthew Bennell,
Brooke Adams: Elizabeth Driscoll,
Jeff  Goldblum: Jack Bellicec,
Veronica Cartwright: Nancy Bellicec,
Art Hindle: Geoffrey
Lelia Goldoni: Katherine.
Leonard Nimoy: Dr. David Kibner.
Don Siegel: conductor de taxi.

Sinopsis:



La ciudad de San Francisco está siendo transformada por una espectacular y exótica raza de flores. Pero esta explosión vegetal tiene unos terribles planes para la humanidad que la admira: clonar poco a poco seres humanos y  eliminar  los originales. De esta manera el terror comienza a extenderse por la ciudad, sus habitantes van perdiendo su personalidad y convirtiéndose en esclavos de una invasión extraterrestre.


Comentario:


La película de Philip Kaufman es un remake de  La invasión de los ladrones de cuerpos de 1956, un clásico de  serie B dirigido por Don Siegel, que desempeña un  pequeño papel en esta nueva versión,  el de un conductor de taxi, un ser duplicado que lleva a los protagonistas al aeropuerto. Si el film de Siegel era una denuncia  política de la paranoia anticomunista de los años cincuenta, el de Kaufman lo es del adormecimiento de las mentes y la alienación de las masas frente al  capitalismo. conservador y  liberal  del republicanismo americano.

Habitantes de  'planetas'  agotados por sus excesos, invaden las esferas de otros mundos,  extraen todo el jugo a sus  inquilinos  y una vez suplantados  los aniquilan. Cultivan trabajadores en unas factorías en las que cuidan las vainas de las que saldrán los autómatas. Los hombres. aún no infectados, empiezan a notar la transformación que se está produciendo en la sociedad por la frialdad, indiferencia ante el sufrimiento de los demás y actitud poco solidaria. La mejor forma de infiltrarse entre estos 'alienígenas' es ocultando los sentimientos y  las emociones, el amor y el odio, lo que es casi imposible para un ser humano.

La originalidad de esta historia de invasiones extraterrestres radica en que ya no vienen en naves de acero, sino que lanzan semillas que  germinan en los jardines de los 'aldeanos despreocupados'. Un travelling acerca a la Tierra una supuesta nave en off visual y se adentra en una de las avenidas de San Fancisco dejando una estela de títulos de crédito, advirtiendo al espectador de la amenaza que se cierne sobre los habitantes de la gran ciudad; un montaje, indiscutible sujeto de la enunciación va perfilando los roles de los dos hombres de Elizabeth Driscoll (Brooke Adams), su compañero de cama y su compañero de trabajo, el primero displicente, descuidado, cervecero y adicto a  los programas deportivos de la televisión, por lo que el cambio será mucho más visible; otro buen cocinero, adicto al trabajo, responsable  y protector de  la chica. Un buen ejemplo es el de unas manos cortando apio sobre una tabla en la cocina, sin mostrar al propietario de las mismas hasta que un ascenso lento de la cámara nos muestra a Matthew  (Donald Sutherland). Un grito descomunal se convierte en identificador de la película de Kaufman.

No sólo Don Siegel desempeñó un pequeño papel en el film, sino  el protagonista de su película de 1956, Kevin MacCarthy. Una forma original de dar su respaldo a la realización de  Philip Kaufman, una película que hoy cobra actualidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario