Páginas vistas en total

domingo, 25 de junio de 2017

Largo Winch. Comentario.





FRACASO EN LA REPRESENTACIÓN DEL LADO OSCURO DE LAS FINANZAS: LAS SOCIEDADES INTERPUESTAS EN LOS PARAÍSOS FISCALES.


Ficha técnica, sinopsis, cartel y trailer (Pinchad aquí)


Comentario:


El film que dirige  Jérôme Salle esta basado en un personaje de cómic, credo por el autor belga Jean Van Hamme, cuyas obras se publicaron por primera vez como novelas en la revista Mercure de Francia entre los años 1977 y 1984. Inspirado en ellas, en 1990 Jean Van Hamme (escritor) y Philippe Francq (dibujante), crearon la serie de cómics que ha cosechado un gran éxito y que va ya por el volumen número 18 (Wikipedia). La historia tiene su punto de arranque en la muerte de Nerio Winch, un viejo y próspero hombre de negocios que  había creado un gran imperio empresarial cuyo valor superaba los diez mil millones de dólares. Sin hijos ni herederos conocidos, decide adoptar a un huérfano yugoslavo de nombre Largo Winczlav, Sin embargo, el joven, tras ser educado en los mejores colegios suizos, emprende una vida al margen de la ley, relacionada con el consumo y venta de drogas. Tras conocer la muerte de su padre adoptivo en una prisión de Estambul, huye de la cárcel con la ayuda de su amigo Simón Ornovaz, con el objetivo de hacerse cargo del grupo Winch y descubrir al asesino de su padre.

Esta es la historia sobre la que Salle monta su relato cinematográfico, que goza de un buen equipo y una buena financiación, pero no logra levantar el vuelo a pesar de la buena fotografía y la mejor música a cardo de Alexandre Desplat. En una mala emulación del Agente 007, consume la mayor parte de los 107 minutos de su metraje en un baile continuo de Largo de una parte a otra del mundo, introduciendo al espectador en un discurso financiero de sociedades interpuestas en paraísos fiscales que no logra mejorar el conocimiento de su público sobre estas cuestiones. El viaje constante del protagonista, perseguido o traicionado siempre por la misma gente, ni siquiera sirve para incidir en las diferencias o en la uniformidad de los gestores de estos monstruosos grupos, cuya caída puede arrastrar a la humanidad entera al fango, aunque se trata de profesores asociados de Universidad, que cobran entre 200 y 500 euros al mes, a causa del hundimiento de las finanzas públicas.

Es una lástima que Europa haya desaprovechado la oportunidad de iluminar a sus espectadores sobre el crac de septiembre de 2008, año en que se hizo el film, aunque la crisis venía pronosticándose por las autoridades competentes en la materia, que no hicieron otra cosa diferente a presentar su dimisión sin motivos que justificaran esta decisión. Algo muy diferente a la buena pedagogía que hizo el cine americano sobre todo lo que estaba ocurriendo y que contó con los mejores realizadores para hacerlo, airviéndose para su propósito de todos los géneros: Charles Ferguson, Martin Scorsese, J.C.Chandor, David O.Russell, John Wells, Jason Reitman...; solo Costa Gavras ha abordado con dignidad el tema en su película de 2012, 'El capital', un esfuerzo que, por otra parte, llegó tarde. Los cineastas transatlánticos habían abordado todas las caras del prisma, tratado en todos los géneros, desde el más realista al más poético. Jérôme Salle se ha quedado a medio camino entre el cine de acción, el thriller o el género de aventuras; la economía es solo una excusa, por mucho que Variety lo venda como una "señal infalible de los problemas económicos actuales."



No hay comentarios:

Publicar un comentario